Popular channels

Ascensor espacial... casi una realidad

Un poco de historia

Los primeros debates sobre los elevadores espaciales datan de 1895, cuando el científico ruso Konstantin Tsiolkovsky, impactado por la construcción y la imagen de la Torre Eiffel, imaginó un "Castillo Celestial" en una órbita geoestacionaria alrededor de la Tierra.

En 1975, Jerome Pearson, del Laboratorio de Investigaciones de la Fuerza Aérea, publicó un artículo que presentaba el esquema del diseño y la construcción del elevador espacial, que en 1978 inspiró a Arthur C. Clarke para escribir la novela de ciencia ficción Las Fuentes del Paraíso. Esta novela presenta por primera vez al público general la idea de un elevador espacial, y hace referencia a las "nanofibras de carbono" y las estaciones de conexión en el océano ecuatorial.




¿Qué es un Ascensor espacial?

Es un medio para viajar al espacio de forma muy económica, en lugar de utilizar costosos cohetes; un vehículo escala un diminuto cable, desde una base en tierra hasta una estación en el espacio, utilizando simples motores eléctricos.

El problema es que un cable de tales características tendría que resistir una tensión enorme, y hasta hace muy poco no existía ningún material capaz de soportar semejante fuerza; en estos momento aún no existe tal material, pero con el descubrimiento y los actuales avances en los nanotubos de carbón, empresas como “Liftport” están apostando a que el material estará disponible para el año que viene.

http://www.youtube.com/v/_-XoafyJ9K4&eurl
link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=_-XoafyJ9K4&eurl

¿Cuál es el plan?

Se lleva una nave hasta la orbita baja (mucho más económico que la alta órbita) no necesariamente con un cohete tradicional, ya sabemos que aparatos similares a la SpaceShip One, serán capaces de alcanzar esa altitud muy pronto.

Esta nave entonces, comienza a subir utilizando tal vez (esto es idea mía) propulsores iónicos, que a pesar de ser lentos funcionan (no se necesita que suba rápidamente pues no lleva gente adentro) en la medida que este pequeño satélite asciende; también va soltando un microscópico hilo de nanotubos; no, el cable definitivo, simplemente uno lo suficientemente fuerte para poder comenzar a trabajar sobre él (lo que necesitamos es una conexión al espacio barata sea como sea) una vez que tenga la suficiente altitud; el cable es atado a un barco supermasivo (para soportar el tirón del contrapeso desde el espacio) en alguna zona del pacifico, cercana al ecuador.



Entonces viene lo bueno. Se utiliza un pequeño vehículo capaz de ascender a través del cable, lo curioso sobre este vehículo es que no llevaría ningún combustible, la energía necesaria para subir se le transmitiría a través de un haz láser, el vehículo sería mucho más liviano, aunque llevaría paneles solares o algo similar para colectar la energía del láser. Con este diseño, seríamos capaces de levantar un cable más grueso y más fuerte; luego con este cable más resistente podríamos usar vehículos más pesados, que a su vez podrían cargar cables mejores, y esos cables nos permitirían levantar aún más peso; los angloparlantes llaman a esto “bootstraping.”

Hay quienes piensan que la velocidad en que aumentará la capacidad de carga del ascensor orbital será similar a la velocidad en que la famosa ley de Moore predijo que los procesadores duplicarían su capacidad cada dos años.

Solo imaginen como cambiaría nuestra economía si pudiésemos lanzar cargas del orden de varias toneladas al espacio varias veces al día por una fracción de lo que nos cuesta lanzar un Transbordador o un Arianne.



¿Cómo funciona?

Imaginen que tenemos un hilo y que en un extremo tenemos un peso, si hacemos girar el peso con la suficiente velocidad, eventualmente tendremos el hilo tenso con el peso en un extremo. Eso es lo mismo que se pretende con el ascensor orbital, solo que en lugar de una persona haciendo girar el peso, es el giro de la Tierra, el que mantiene al contrapeso del elevador espacial en el espacio.

¿Por qué no se está haciendo ya?

De hecho ya existen varias compañías desarrollando e investigando las tecnologías que serán necesarias para la construcción de semejantes maravilla. Sin embargo se calcula que será menos de 10 billones de dólares lo cual puede parecer muy costoso pero por lo menos es más barato que lo que se está pagando por la estación espacial internacional.
Se necesita entonces dar a conocer el proyecto al público para que este a su vez realice presión sobre sus gobernantes.



¿Dónde estaría ubicado?

Plataforma marina móvil en el océano indico, a 70 grados longitud este, al sur de la India. (Debido a que las condiciones climáticas del lugar son favorables).

O puede empezar su ascenso a unos metros sobre el nivel del mar, ya que se encontrará sobre una plataforma tipo petrolera a dos mil kilómetros al oeste de las Islas Galápagos, en la línea ecuatorial sobre el Océano Pacifico.


¿Qué empresa está más adelantada en este proyecto?

La empresa Liftport, empresa que está desarrollando el proyecto de ascensor espacial. La empresa tiene fijado como objetivo la puesta en marcha del ascensor el 12 de Abril de 2018.

El concepto de plataforma marítima existe desde hace bastante tiempo. Basta mirar las plataformas petroleras que hay alrededor del mundo. Por este lado no existe gran inconveniente. Más aún si consideramos que la plataforma se encontraría en una zona con el clima más tranquilo del mundo. El láser también existe. Tanto NASA como la JAXA (la Agencia Espacial Japonesa) han realizado investigaciones sobre este tema. Es mas, la Spaceward Foundation, quien auspicia el evento anual Elevator: 2010, tiene como parte de la competencia el diseñar un carro robot que sea capaz de subir con la energía recibida por un láser. Podrán encontrar mayor información aquí. La cinta de nanotubos de carbono es lo que podríamos considerar la parte soñadora del proyecto. Actualmente no existe tal compuesto. Aunque se han logrado importantes avances en el campo de los nanotubos de carbono, la mayoría se han concentrado en sus propiedades electrónicas. Los grandes laboratorios de HP, IBM, NEC, entre otras, invierten millones de dólares cada año para ver de que manera los pueden implementar en sus productos. ¿Cuándo tendremos una cinta de nanotubos de carbono? No se sabe aún. Se requiere invertir una fuerte suma de dinero (se estima que son US$ 50′000,000) que Liftport no dispone. Por ese motivo, hemos tomado como primer paso la instalación de una planta de nanotubos de carbono en Nueva Jersey. Con esta planta buscamos generar ingresos que nos permitan investigar más a fondo el tema de la cinta. El carro robot también existe. El Grupo Liftport ha desarrollado uno que es capaz de trepar por una cinta de hasta un kilómetro de altura. Ninguna organización, pública o privada, había hecho esto antes. La intención no es solo probar que la tecnología es posible, también se pretende ofrecer este sistema como un producto mas económico que un satélite de percepción remota.

Cable de nanotubo


Fuentes
1, 2, 3, 4, 5, 6, 7
+5
0
0
0No comments yet