Check the new version here

Popular channels

Ataúdes de cartón: el precio de la muerte en Venezuela

Ataúdes de cartón: el precio de la muerte en Venezuela también está por las nubes

Los venezolanos se esfuerzan para resolver la vida diaria, pero también para sobrellevar la muerte. El alto costo y la escasez de materiales complican la adquisición de ataúdes, por lo que se están fabricando de tablones baratos y hasta de cartón.

Muchos dolientes hacen malabares frente a los gastos de un funeral: se prefiere la cremación a la sepultura para no pagar fosa en el cementerio, el velorio se ha reducido de 24 a ocho, cuatro o dos horas, algunos contratan sólo el "servicio directo" al crematorio o al panteón y hay quienes alquilan los féretros únicamente para la vela.

En un país donde el ingreso mínimo mensual es de 33.000 bolívares (50 dólares a la tasa oficial más alta), los costos de los servicios funerarios preocupan a una población asfixiada por la escasez de alimentos y la inflación más alta del mundo (oficialmente 180,9% en 2015, proyectada a 720% para 2016 por el Fondo Monetario Internacional).

"Un servicio funerario costaba 4.500 bolívares, y ahora el más económico 280.000, pero puede llegar a 400.000 y 600.000. Es más caro morirse que estar vivo", manifiesta.

Una caja de latón cuesta entre 85.000 y 120.000 bolívares, una de MDF o cartón piedra de 55.000 a 80.000. "Este es más económico y nadie se entera que no es de madera o es de segunda, porque cambio lo de adentro y a veces lo vuelvo a pintar", dice Martínez, quien cobra unos 25.000 bolívares por el alquiler.

Angulo estima que rentar las urnas violenta normas higiénicas y defiende que los biocofres -para cumplirlas- se meterán en un sarcófago que prestará a las funerarias. "Nuestro ataúd de cartón costará unos 50.000 bolívares y aguanta 125 kilos, resiste más que los de MDF", precisa.

"Ahorita morirse empobrece mucho. El biocofre es económico y accesible a los venezolanos que hoy no tienen dinero para enfrentar ese momento", asegura.

Angulo cuenta que algunos cuerpos "los llevan en bolsa" a los crematorios, y Martínez que hay difuntos que deben esperar horas mientras la familia recolecta dinero, como le ocurrió a Miriam.


0
0
0
0No comments yet