Check the new version here

Popular channels

Auge y caída de Tesco, la dueña del mundo





Tesco es una cadena de supermercados británica, equivalente a Wallmart en Estados Unidos. Entre fines de la década de 1990 y 2007, cuando las acciones alcanzaban un récord y se nombró caballero a Terry Leahy, el ex máximo responsable ejecutivo, la compañía era considerada un titán del éxito empresarial británico.





El dominio local de Tesco le hizo cobrar demasiada seguridad y la llevó a lanzarse a la conquista de los Estados Unidos. Ahora se acusa a la compañía de soberbia luego de que se viera obligada a abandonar el emprendimiento el año pasado y diera a conocer esta semana una investigación de sus prácticas contables.





En 1995, Tesco había iniciado su expansión internacional y ese año superó a Sainsbury como mayor cadena de supermercados de Gran Bretaña.





La cadena británica logró ubicarse entre las principales minoristas del mundo.





Tesco enfrenta ataques desde todos los flancos en el plano local, desde los de las rivales alemanas Aldi y Lidl hasta la cadena Waitrose.





En lo que constituye el último revés, la compañía dijo ayer que había exagerado 250 millones de libras (US$410 millones) su pronóstico de ganancias en el primer semestre y suspendió a cuatro altos ejecutivos. El presidente, Richard Broadbent, defendió su posición y dijo que “los accionistas tendrán que decidir por sí mismos si soy parte de la solución o parte del problema”.





La caída en desgracia de Tesco subraya una serie de errores administrativos que han afectado la confianza de los inversores. Dave Lewis, que reemplazó a Philip Clarke como máximo responsable ejecutivo, entró en funciones un mes antes de lo previsto y hoy logró que el nuevo máximo responsable financiero, Alan Stewart, se incorporara a la compañía dos meses antes de lo establecido.





El mejor ejemplo de la caída en desgracia de Tesco es la declinación de 60% de las acciones respecto de su récord.





Dave Lewis, nuevo ejecutivo de Tesco, tiene la tarea de revertir la imagen de los compradores de que los locales que antes eran tan populares son ahora sucios y caros, además de abundar en personal descortés.








0No comments yet
      GIF
      New