Info

Autogiro tras la muerte de su inventor.

¿Qué ha ocurrido con el Autogiro tras la muerte de su inventor?



Cierva C.40 Rota II

En 1939 se llevó a la práctica la idea de usar el Autogiro para transportar correo entre el edificio de Correos de Philadelphia y el aeropuerto de Camden, empleando el modelo KD-1B de Kellett (modelo KD-1A con el puesto anterior sustituido por un compartimento para las sacas de correo).





Cargando sacas de correo en el compartimento habilitado para ello en un Kellett KD-1B de la Eastern Air Lines Co.



Kellett KD-1B de la Eastern Air Lines Co.

En 1940 Raoul Haffner creó el Rotachute, un pequeño Autogiro sin motor ideado para ser lanzado desde un avión e introducir agentes en las líneas enemigas.



En el otro bando, Focke, artífice del primer helicóptero operacional del mundo (Fa 61, 1937), diseñó el Fa 330 (1942), un aparato análogo al de Haffner pero para ser empleado como punto de observación de los submarinos alemanes.



Fa 330 (Cortesía Ron Bartlett)



Fa 330

En EEUU, la Kellet vendió al Ejército varios Autogiros YO-60 para misiones de enlace y observación entre 1942 y 1943.



Kellet YO-60 (Jesse Davidson Collection)

Finalizado el conflicto bélico todos los esfuerzos en alas giratorias se centraron en el helicóptero. Éste era capaz de llevar a cabo todas las misiones que pudiera realizar el Autogiro y bastantes más, sobre todo en el terreno militar (como bien se ha demostrado hasta hoy en los diversos conflictos). Así pues, la industria prácticamente se olvidó del Autogiro.

En 1957 voló el Rotodyne, un ambicioso proyecto de la firma británica Fairey: Autogiro en vuelo de crucero y helicóptero en despegue y aterrizaje (los turbohélices movían, además de las hélices propulsoras, unos compresores de aire que enviaban chorros de alta presión a las puntas de las palas del rotor). También contaba con ala fija, que generaba aproximadamente la mitad de la sustentación requerida en crucero, y en ella se encontraban los alerones para el control del balance. Esta aeronave era capaz de transportar a 40 pasajeros y 4 tripulantes.




A pesar de ser una fórmula prometedora, que demostró ser superior a los helicópteros de transporte equivalentes de la época, el proyecto fue finalmente cancelado por falta de apoyos (quizás el ruido provocado por los chorros de punta de pala hacían difícil su aceptación para operar en aeropuertos cercanos o incluidos en núcleos urbanos)

El resurgimiento del interés en los diseños del Autogiro se debe casi enteramente a Igor Bensen (entonces ingeniero jefe de Kaman Aircraft Co. y recientemente fallecido), que a principios de los 50 creó el B-8 Gyroglider, un pequeño Autogiro ultraligero sin motor, inspirado en los de Haffner y Focke, al cual siguió la versión motorizada, el Gyrocopter (1953), la aeronave de construcción “amateur” más popular del mundo (más de 10000 de ellos han llegado a volar) y en la que se basan los Autogiros deportivos actuales




Un ejemplo de los muchos modelos actuales de Autogiro ultraligero derivado del diseño de Bensen es éste, el ELA 07 de la empresa madrileña ELA Aviación



El Dr. Bensen en su Gyrocopter



Otro ejemplo de Autogiro ultraligero de nuestros días ►

El que suscribe a los mandos de un aparato del Giroclub La Cierva en el madrileño aeródromo de Cuatro Vientos durante una de las exhibiciones aéreas de la FIO


Otro personaje singular es el octogenario Sir Kenneth Wallis, también diseñador de Autogiros ligeros (entre ellos el “Little Nellie”, que aparece en una película de la serie Bond), y que ostenta casi todos los records con este tipo de aparatos.





Wallis WA 116 Serie 1 G-ARZB apodado "Little Nellie" aparece en la película "Sólo se vive dos veces" de la serie Bond. El aparato estaba pilotado por el propio Ken Wallis. (Cortesía Revista de Aeronáutica y Astronáutica)

A finales de los 50 Raymond Umbaugh diseñó el Umbaugh 18, un pequeño Autogiro (815 Kg máx.) biplaza (en tándem), de cabina cerrada, con rotor tripala, despegue al salto y un motor propulsor Lycoming (O-360-A1D) de 180 hp El prototipo hizo su primer vuelo en 1959 y estaba destinado a producirse en serie por la firma Firchild con el nombre de Flymobil, que sólo fabricó cinco ejemplares. Posteriormente, Air & Space (Indiana, EEUU) se hizo cargo de su producción y se llegaron a fabricar alrededor de un centenar de aparatos hasta 1965.



Umbaugh Model 18-A (©Tom Hildreth -

Una aeronave muy similar a la anterior es el Autogiro McCulloch J-2, que relizó su primer vuelo en 1962. Era también biplaza en tándem, propulsado con un Lycoming (O-360-A2D) de 180 hp. y con un rotor tripala. En 1972 se habían construido más de 80 ejemplares.



El McCulloch J-2 fue probado por el piloto de la NASA James Patton, en el verano de 1973

Sin embargo, el intento más serio de resucitar al Autogiro fuera del ámbito de la aviación ligera corrió a cargo de la española Aeronáutica Industrial S.A. (AISA). En los años 70 diseñaron el Autogiro GN, cuadriplaza, de construcción metálica de tipo semimonocasco, dotado de un motor Lycoming de 3000 hp máx. (a 2700 rpm.), rotor de cuatro palas Bell con articulaciones de batimiento y arrastre, mando de paso colectivo y cíclico, y con capacidad de despegue al salto (embragando el rotor al motor)



Autogiro GN de AISA

El prototipo realizó su primer vuelo el 21 de julio de 1982. Pero el 15 de septiembre de ese año, en el transcurso de su primer tráfico, sufrió un accidente en el que resultó seriamente dañado (pero que demostró cómo su buen comportamiento a baja velocidad hizo posible que el piloto salvara su vida). Nissan, propietaria entonces de AISA, decidió cancelar el proyecto.



El 15 de septiembre de 1982 efectuaba en Cuatro Vientos su último vuelo el Autogiro GN de AISA

Actualmente existen prometedoras iniciativas, principalmente norteamericanas.

Una de estas iniciativas es la de CarterCopters L.L.C., que investiga soluciones para Autogiros de avanzadas prestaciones. El prototipo en el que actualmente trabajan es una aeronave mixta: Autogiro a bajas velocidades y avión (ala fija) a velocidades superiores.



Prototipo de CarterCopters en vuelo