Descargá la app
Danos tu opinión
Anuncie en Taringa!
Sobre nosotros
Ayuda
Reglas de la comunidad
Desarrolladores
Denuncias
Reportar Abuso - DMCA
Términos y condiciones
Reportar un bug
  1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!
  4. »
  5. Info

Babasónicos - Carolo



Si Jessico fue una supertravesti que conquistó el centro disparando pedos mágicos desde el suburbio -canciones absolutamente intratables como "Fizz" y "Los calientes"-, Carolo es el hermafrodita sensible incubado en las sombras. Once años después, se presenta como el siamés separado al nacer y reclama la herencia.

Es un disco de descartes preciosos y ejercicios acabados, la captura en acción de un grupo que había decidido, en palabras de Diego Tuñón, responderle a la oscuridad con mucha alegría (el país se desbandaba y ellos montaban una fantasía que los iba a reinventar).

Esta edición doble permite revalorar ese instante de felicidad del rock argentino y a la vez entender la diferencia entre una gran obra y un puñado de canciones bellas. Carolo contiene cumbres de la estilística babasónica como "Deeee" y "Cachetadas pares". Hay una mirada poética y graciosa sobre la juventud de los 60 y 70 en dos tracks, "Los hippies" y "Lajotapé", que madrugaron (antes del kirchnerismo y de Peter Capusotto) el redescubrimiento de una generación como espacio mitológico maleable. "Desimperio" es eso que sólo cabe en el mundo que inventó Babasónicos: una avalancha de sugestión armónica, una zona mixta entre la inestabilidad y el control, y suena como la cascada que se adapta naturalmente al único lugar disponible que tiene entre las rocas.

Redescubiertos hoy, estos temas resaltan el valor del final cut de los álbumes clásicos. Algunas de las canciones son casi tan buenas como las de Jessico. La diferencia es que, juntas, no habrían definido una época. En esa precisión de separar el corte del descarte se agiganta el halo fosforescente de Jessico. Carolo, ese bastardo pródigo, es el lado B de un estado de gracia.

Por Pablo Plotkin
0
0
0
0No hay comentarios