Check the new version here

Popular channels

Bebidas alcohólicas elaboradas por monjes

Bebidas alcohólicas elaboradas por monjes en monasterios



Alrededor del mundo, a lo largo de los siglos, monjes de diferentes órdenes han originado diferentes tipos de bebidas alcohólicas. Vino, cerveza o exquisitos licores han sido alguno de los resultados de este contacto que, según indican los historiadores, comenzó con fines medicinales o como una forma de purificar el agua.

Chartreuse

En 1605 los monjes del monasterio Chartreuse en Vauverts, recibieron un manuscrito, regalo de Francois Hannibal d 'Estrées, mariscal de Enrique IV, en el que se describía detalladamente la forma de mezclar diferentes tipos de hierbas para obtener como resultado un delicado licor.

A principios del siglo 18, el manuscrito fue enviado a la Casa Madre de la Orden, en las montañas, en donde se los estudió exhaustivamente. En 1737 los monjes elaboraron el primer elixir cuya receta incluye diferentes tipos de hierbas.

En un primer momento, al licor Chartreuse, se lo utilizó con fines medicinales. Pero, luego, con el paso del tiempo, su agradable sabor conquistó el paladar de muchos logrando que se lo comenzara a producir industrialmente.

Licor Benedictino



En 1510, el monje benedictino, Don Bernardo Vincelli, creó la receta de este licor francés, cuya receta contiene más de 20 platas y especias siendo la angélica, hisopo y bálsamo de limón sus tres ingredientes principales.

Este tipo de licor se añeja durante 17 meses y luego se lo embotella. Se dice que sólo tres personas en el mundo conocen la verdadera receta de este exquisito licor.

Actualmente se lo puede conseguir en el mercado ya que desde mediados del siglo XIX comenzó a industrializarse e importarse a otros países.

Cervezas de estilo Dubbel, Tripel y Enkel



Los monjes en diferentes partes del mundo han tenido gran influencia en la historia de la cerveza. Sus primeras incursiones durante la Edad Media arrojaron un producto con muy buenos resultados que más tarde se convertirían en tres tipos de cervezas conocidas como monásticas. De esta denominación se desprenden los estilos Dubbel, Tripel y Enkel.

De origen belga las cervezas Dubbel, Tripel y Enkel son consideradas una de las mejores del mercado. Según escritos los monjes trapenses comenzaron la elaboración de este tipo de cervezas para incorporar el simbolismo de la Santísima Trinidad en la fabricación de la bebida.

Las cervezas de estilo Dubbels, por ejemplo, son de color oscuro, los sabores a malta dominan sobre el lúpulo. Y tienden a ser un poco más picante, con fuertes sabores de caramelo.
0
0
0
0
0No comments yet