Check the new version here

Popular channels

Cabildo Abierto rural

Cabildo Abierto rural: ¿Nace un partido agrario "nacional y policlasista" o el bipartidismo controla la situación?

Interesante definición de Rodolfo Terragno acerca de qué está ocurriendo hoy en el campo, con una recuperación de espacios de parte de los habitantes del interior. El PJ y la UCR, partidos tradicionales de provincias como Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, intentan mantener la situación bajo control. Y no hay que perder de vista la inflación, que avanza incontrolable.





El debate está abierto y aqui algunos apuntes.

En la página web de la revista Análisis, de Paraná, Entre Ríos:

"Planteado como una continuidad del que tuvo lugar en Victoria, unas semanas atrás, la Asamblea de productores que protesta a metros del acceso al Túnel Subfluvial convoca para hoy, desde las 15:00, a un Cabildo Abierto. Las invitaciones ya se realizaron o se terminarán de cursar por estas horas. De todos modos, los organizadores han reiterado que si bien la idea es invitar formalmente a todos los legisladores provinciales y nacionales, oficialistas, opositores, más o menos oficialistas, más o menos opositores, que algún llamado telefónico finalmente no se produzca no debe ser interpretado como que se esté descartando tal o cual presencia.

(...) Las intervenciones serán espontáneas, es decir, dentro de la habitual informalidad con que estos encuentros se suelen desarrollar. Puede que el ir y venir de pareceres se extienda por unas tres horas, lo que no significa que los legisladores tengan que estar presentes durante todo ese lapso.

El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Busti (N. de la R.: presidente del PJ de Entre Ríos), confirmó que estará, aunque no se sabe a qué hora. Lo propio hará su esposa, la diputada nacional Cristina Cremer. También el diputado nacional Gustavo Zavallo. Los tres nombres, la verdad sea dicha, cobraron notoriedad fuera de los límites provinciales en los últimos días.

En primer lugar, integraron la comitiva entrerriana que participó en Córdoba del encuentro de legisladores justicialistas de la Región Centro. La convocatoria alcanzó a medio centenar de legisladores, que estuvieron de acuerdo en rubricar un documento que, palabras más, palabras menos, proponía que se reinstale un ámbito de diálogo en el que se advierta y respete las particularidades provinciales.

Cremer y Zavallo, que fueron a Córdoba más allá de que la invitación era para legisladores provinciales, volvieron a ser mencionados en distintos medios de prensa cuando a las pocas horas, en la Cámara de Diputados de la Nación, el kirchnerismo puro presionó para producir una manifestación pública, política claro, a favor de la postura del Gobierno de Cristina Fernández.

(...) Para Zavallo, debe atenderse que de los 17 departamentos que tiene la provincia, “sólo dos tiene rentabilidad similar a la que se tiene en la Pampa Húmeda; por esto estamos tratando de dar el debate, abrir el diálogo y de escuchar voces federales, porque estamos en el convencimiento que se ayuda a un gobierno nacional, marcando algunas cuestiones, que creemos como reclamo justo de pequeños y medianos productores que son a los que nosotros tratamos de defender”.

También la oposición en el Congreso parece haber encontrado un rango de frecuencia común donde desenvolverse. El compromiso parlamentario para Pymes del campo recoge una serie de medidas que tienden a volver operativo el concepto de desarrollo planificado de las economías regionales. (...)

“La sensatez empieza a imponerse, lentamente”, dijo el diputado Lisandro Viale, ante una consulta sobre el clima político que parece empezar a respirarse en el Congreso. El legislador tenía previsto estar hoy en Paraná y el lunes trasladarse a Venado Tuerto, donde organiza una convocatoria similar. El tercer encuentro del Foro por la Defensa del Federalismo y la Producción reúne a exponentes de la oposición de la Región Centro, incluyendo a radicales. (...)"

Mercedes Colombres en el diario La Nación:

"La política y el gremialismo son causas nobles, los malos son los políticos y los gremialistas. Metámonos adentro y cambiémoslo. Dejemos de ser espectadores y seamos protagonistas. Nuestros hijos nos lo van a agradecer." La frase del líder entrerriano Alfredo De Angeli puso en el foco un tema que muchos analistas vienen tratando desde hace tiempo y que, hasta este conflicto, el sector agropecuario no se había planteado seriamente: el de la necesidad de avanzar en la construcción de un poder político que logre instalar definitivamente los debates del sector en la agenda pública, más allá del reclamo puntual de las retenciones.

"Las decisiones que modifican las cosas en una democracia son políticas, así que si no construye poder político, el campo nunca va a influir en las decisiones", dijo María del Carmen Alarcón, secretaria de Integración Regional de Santa Fe y una de las iniciadoras del Grupo Pampa Sur, primer grupo que se impuso como objetivo lograr una política para el campo en la última década.

(...)

"Hoy existe, de hecho, un partido agrario, que es nacional y policlasista, porque abarca productores grandes y chicos", opinó Rodolfo Terragno. "Tal es así que sus dirigentes llaman a ponerse la escarapela. No hablan sólo de sus intereses sectoriales sino del interés general. Tienen cúpula, militancia y hasta punteros como Alfredo De Angeli", reflexionó Rodolfo Terragno.

Para los consultados, los acontecimientos desatados a partir del 11 de marzo representan una oportunidad para hacer de este boom mediático un liderazgo consolidado a largo plazo.

"Fenómenos que parecen pasajeros como el reclamo del campo son los que generan los actores sociales más valiosos, porque surgen de una necesidad concreta y de una representatividad informal y con sustancia", analizó el filósofo Alejandro Rozitchner. "En nuestras manos está lograr que estos líderes valiosos pasen a formar parte del elenco de figuras capaces de asumir poder y responsabilidad de modo continuo", agregó el ensayista.

Para Sergio Berensztein, director de la consultora Poliarquía, con este panorama el campo tiene una oportunidad enorme de convertirse en un actor social con fuerte influencia. "El conflicto puso de manifiesto la poca presencia que tuvo el sector hasta el momento", dijo y añadió que "hace falta que el sector participe y recupere el debate de sus cuestiones específicas y de los temas del interés publico, es una gran responsabilidad del campo involucrarse más y mejor" (...)".


Sergio Serrichio desde Ciudad de Buenos Aires para Los Andes, de Mendoza:

“Sí, es un flor de aumento, pero al ritmo que está subiendo todo, en marzo o abril del año que viene van a tener que darnos otro”. Aquel taxista porteño que citamos aquí el fin de semana posterior a la elección presidencial de 2007, erró por dos meses. El “otro” aumento del que hablaba regirá desde el uno de junio aunque, tributo a su paciencia, será de 22%. Así, la tarifa de los taxis porteños habrá subido 181% desde 2003, cuando asumió Néstor Kirchner.

Además de visionario, aquel taxista era envidioso y fundamentó su reclamo en los subsidios del Gobierno “a los trenes, a los colectivos, a los subtes”. Esas transferencias de dinero público, que en 2007 fueron de $ 16.252 millones, sumaban, a marzo de este año $ 5.411 millones, 130% más que en igual período del año pasado, y se estima que hacia diciembre superarán los $ 25.000 millones. Si hace la comparación, al taxista el aumento le sabrá a poco.

Ese primer fin de semana de noviembre, cuando gran parte de la sociedad depositaba esperanzas en la entonces presidenta electa Cristina Fernández, decíamos que era imperioso frenar la expectativa del taxista y que era dudoso que alcanzara con el “Pacto Social” que la ahora presidenta había prometido en su campaña.

Siete meses después, aquel Pacto, que había desaparecido de los discursos oficiales, reaparecería el 25 de Mayo como un gran “Acuerdo del Bicentenario” que unos pocos funcionarios del Gobierno elucubran con empresarios y sindicalistas “del palo” y cuya letra se guarda como un secreto de Estado y no como lo que debiera ser: el resultado de un amplio debate público, de cara a la sociedad.

Peor aún, el “Acuerdo del Bicentenario”, si el Gobierno se anima a presentarlo, alumbrará en el momento de mayor crispación desde, por lo menos, la crisis de 2001/2002. Aquel hundimiento económico-social, que políticamente se resumió en la consigna “que se vayan todos”, expresaba más desconcierto y desesperación ante el colapso, que división política o sectorial. Lo prueba la relativa rapidez con que ese clima se diluyó a medida que reaparecieron la producción, el empleo y los salarios. (...)

Alimentado por el disgusto a un estilo gritón y soberbio, el apoyo urbano al paro del campo se nutre también en las penurias que causa una inflación cada vez más alta, aunque negada por el Indec. La propia presidenta y un vocero ultra-K, como el diputado Carlos Kunkel, han reconocido, sin embargo, que el problema existe.

La rebelión del campo, ya se ha dicho aquí, es una oportunidad para la asignación de culpas, pero de cara al futuro lo que cuenta es qué piensa hacer, además de discursos, el Gobierno. (...)

El recurso a ligas de intendentes y organizaciones piqueteras afines es un precursor de esa línea. La organización de sistemas estatales o paraestatales de abastecimiento sería lo que sigue. Se habla incluso de la recreación de las Juntas de Granos o Carnes, ideas que circulan en ámbitos legislativos. Para ciertas cosas, hasta el kirchnerismo admite que se necesitan leyes."


Hitos del conflicto agropecuario, según el diario Clarín, de Ciudad de Buenos Aires:

> 11 de marzo
Retenciones móviles

El entonces ministro de Economía, Martín Lousteau, anuncia un nuevo esquema de retenciones móviles para las exportaciones de granos. Suben las de soja y girasol, y bajan apenas las de maíz y trigo.


> 12 de marzo
Comienza el paro

Lo lanzan las cuatro entidades -algo que no sucedía desde el menemismo- en respuesta al aumento de las retenciones. No se comercializan carnes ni granos. Luego, comienzan los cortes de rutas y protestas en todo el país.


> 25 de marzo
Habla la Presidenta

Cristina rompe el silencio y califica a los cortes como los piquetes de la abundancia. Tras el discurso, recrudecen las protestas y se realiza un cacerolazo en Plaza de Mayo, donde se producen incidentes con Luis D'Elía.


> 31 de marzo
Las compensaciones

Tras 19 días de paro y con la idea de calmar las protestas, el Gobierno lanza un paquete de subsidios para quienes produzcan menos de 500 tns de soja y una compensación a los fletes para quienes estén a más de 450 km de los puertos.


> 1° de abril
Acto en Plaza de Mayo

La Presidenta dice que algunos sector del agro son golpistas. Cinco días antes, en Parque Norte, había pedido que se levantara el paro "para dialogar". Lousteau y Moreno discuten por la exportación de carne.


> 2 de abril
Tregua, desde Gualeguaychú

Luego de 21 días, las entidades resuelven en Gualeguaychú suspender el paro. Se fija una tregua de 30 días y comienzan las reuniones con el Gobierno para analizar las políticas de carne, arroz, trigo, etc.


> 24 de abril
Nuevo ministro

El ex ministro Lousteau renunció después de las protestas que se dispararon luego del aumento de retenciones. Lo sucedió Carlos Fernández, un hombre cercano a Néstor Kirchner que estaba a cargo de la AFIP.


> 2 de mayo
Diálogo con pocos resultados

Las negociaciones entre el campo y el Gobierno dejan pocos resultados concretos: sólo se logra la reapertura del registro de exportaciones de carne vacuna y la autorización de vender trigo a Brasil. Termina la tregua.

> 6 de mayo
Discusión por las retenciones

Los representantes de las entidades se reúnen con el jefe de Gabinete. Luego los ruralistas dicen que el Gobierno prometió "revisar las retenciones" pero Fernández los desmiente y la negociación se terminó.

Fuente: http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=99733&tx_ttnews[backPid]=17&cHash=f6465f6a92
0
0
0
0No comments yet