Check the new version here

Popular channels

Cada tres segundos una niña es obligada a casarse





Cada tres segundos una niña es obligada a casarse en el mundo




El octavo informe de Plan Internacional ‘El Estado Mundial de las Niñas 2014: Caminos hacia el Poder’ destaca que 14 millones de niñas contraen matrimonios forzosos al año.

Otra de las realidades más crueles que este informe pone de manifiesto es que una de cada 10 niñas en el mundo ha sufrido una violación o abuso sexual.



Las niñas de muchos países del mundo se tienen que enfrentar cada día a las discriminaciones y abusos más crueles. Las complicaciones en el embarazo y en el parto mata a 50.000 cada año mientras que los matrimonios forzosos afectan a 14 millones de menores. Nada menos que cada tres segundo se casa un pequeña con un hombre de forma obligada.

Estos datos se desprenden del octavo informe de Plan Internacional ‘El Estado Mundial de las Niñas 2014: Caminos hacia el Poder’, presentado en un acto de conmemoración del Día Internacional de la Niña en el Congreso de los diputados, que se celebrará este sábado 11 de octubre.




39.000 matrimonios al día


Los matrimonios obligados afectan a 14 millones de niñas menores de 18 años cada año, lo que significa que 39.000 niñas son forzadas a casarse al día.

El matrimonio infantil, a menudo con un hombre mayor, no solo priva a una pequeña de su infancia y educación sino que además es la fuente de nuemeras violaciones de derechos. Las niñas menores, que están casadas experimentan el doble de violencia, que aquellas que se casan a una mayor edad.

Además, hay que destacar de estas menores que pertenecen al 20% de hogares más pobres tienen el triple de posibilidades de casarse antes de lo debido que aquellas que provienen de familias más acomodadas.

Una de las mayores tragedias son los embarazos prematuros a edades en las que los cuerpos de las niñas todavía no están preparados para este proceso natural. Nada menos que 50.000 niñas mueren cada año por problemas durante la gestación o el parto. Es más, la mayor causa de muerte de las chicas entre 15 y 19 años son las complicaciones de este tipo, siendo las áreas más pobres y los grupos étnicos más desfavorecidos los que tienen las tasas más altas de embarazo adolescente.




La mitad de las agresiones sexuales del mundo las sufren menores de 16 años


Otra de las realidades más crueles que este informe pone de manifiesto es que una de cada 10 niñas en el mundo ha sufrido una violación o abuso sexual. Un dato más estremecedor si cabe es que la mitad de las agresiones sexuales del mundo las sufren menores de 16 años.

Esto significa que 150 millones de niñas han pasado por una situación de este tipo. Otra de las violaciones de los derechos de las niñas que pone los pelos de punta son las mutilaciones genitales femeninas.

En 29 países se práctica la ablación, mutilación del clítoris para erradicar el placer, y se estima que 140 millones de niñas y mujeres en el mundo la han sufrido, y cada año aumenta el número en dos millones. Esta horrible mutilación, además de ser cruel pone en peligro la vida de las pequeñas por infecciones posteriores o pérdida de sangre.




Siete niñas del mundo cuentan sus experiencias en el Congreso de los diputados


La joven Jenniffer Rossana de 17 años, ecuatoriana y cuyo sueño es ser abogada para defender los derechos de las niñas de su país, fue obligada a casarse con un hombre mayor que ella a los 14 años. Su opinión no contaba al principio para su familia y al poco de contraer matrimonio quedó embarazada.

Ahora, además de sacar a su pequeño adelante, ha conseguido zafarse del que era su marido y la lucha por acabar con estos tipos de casamientos se ha convertido en uno de los grandes sueños de su vida. De hecho, cada tres segundos una menor se casa en el mundo.

“El matrimonio obligado y el embarazo prematuro hace que pierdas tus sueños de futuro. No pueden elegir de quién enamorarse. Mi consejo es que nadie deje de luchar. Nunca hay que rendirse”, asegura Jenniffer.

Nafissatou Soumalia, de Níger.:“Mi mejor amiga murió por culpa de un embarazo prematuro”

La historia de Nafissatou Soumalia es otra de las historias que muchas de las jóvenes nigerianas viven en su día a día. Presenció cómo su mejor amiga fue obligada a casarse con tan solo 12 años. Ella se libró gracias a la comprensión de su familia.

“Tras casarse, se quedó embarazada. Los problemas en el parto hicieron que murieran ella y el niño”, comenta esta joven de 17 años. “Yo tengo mucha suerte de poder estudiar, pero muchas niñas de mi país no tienen ningún tipo de esperanza. Estoy decidida a seguir sensibilizando al mundo para que esto no ocurra”, destaca.

Márleny Najera, con 16, años asegura entre risas que ella prefiere que la llamen Lupita porque ella nació el 12 de diciembre, día de la Virge de Santa Lupita. Cuenta algo tímida que con tan solo 12 años un desconocido intentó violarla. Afortunadamente, logró escapar al ataque que la habría marcado de por vida.

“En la familia, en los colegios, en la comunidad, todas somos consideradas como una carga económica. Ellos no saben lo que valemos en realidad”, señala contando que quiere estudiar para ser secretaria. Su sueño: poder dar charlas educativas sobre salud sexual o reproductiva a otros niños.

Halaa El Din Mohamed, 14 años: “Convencí a mis padres para que no me sometieran a la ablación”

La joven Halaa con tan solo 14 años cuenta cómo ha conseguido librarse de la terrible mutilacion genital a la que se ven sometidas al menos dos millones de niñas cada año. Su familia vive en una zona rural y “tienen las tradiciones muy arraigadas y fue difícil, pero al final les convencí que no era una buena práctica para las niñas y que corría peligro mi propia vida”.

Esta suerte no la corren otras jóvenes. Halaa es una líder juvenil en Egipto que en condiciones difíciles y contra las tradiciones, no se rinde y sigue luchando por los derechos de las niñas.

Sherin Akther, de 16 años y de Bangladesh, también tuvo relativa suerte. Con 12 añitos querían casarla y por el rechazo y el miedo huyó de su hogar buscando ayuda. Plan Internacional consiguió convencer a su familia de la mala idea de obligarla a casarse y finalmente se evitó el conflicto.

La joven adolescente afirma que el matrimonio obligado “destruye todos los sueños de las niñas y pido unir todos los esfuerzos para acabar con estas prácticas”.

Ana Cacilia Riveros, de Paraguay: "Invertir en niñas es invertir en inteligencia"

Con 18 años y de Paraguay, Ana Cecilia es una gran activista por los derechos de las menores en su país en el munod. Asegura que muchas niñas de Paraguay sufren discriminación continua.

"La ignorancia hace que nos infravaloren", asegura la adolescente que resalta la necesidad e importancia de la educación para el "empoderamiento de la mujeres".

La española Blanca Osorio, con tan solo 14 años cuenta que aunque ella ha tenido la suerte de no padecer en sus carnes ningún tipo de discriminación pero queaunque no le "afecta indirectamente y que yo no lo sufra no significa que no pueda hacer algo por ayudarlas",




0
0
0
0No comments yet