Canales populares

Cada vez mas chorros mueren ajusticiados por mano propia

En lo que va del mes, suman 21 los delincuentes muertos en hechos catalogados como de “justicia por mano propia”. Los especialistas advierten que la sociedad está emitiendo un mensaje.



El caso de las bailarinas eróticas que atropellaron y mataron a un motochorro, registrado en el barrio porteño de Balvanera, forma parte de una violentísima serie de 21 hechos que terminaron con presuntos delincuentes asesinados en lo que va de mayo, en el marco de lo que se conoce como “justicia por mano propia”.

“Estamos atravesando un momento muy complejo en materia de seguridad y una de las expresiones de la sociedad es tratar de resistir de algún modo la impunidad con la que se registran hechos mayormente relacionados a delitos contra la propiedad privada. La tolerancia a los robos es bajísima. Eso es lo que nos están diciendo los casos de personas que fueron víctimas de hechos delictivos y luego reaccionan contra los responsables”, señaló sobre la problemática Luis Vicat, licenciado en Seguridad Pública.

El mencionado episodio de las bailarinas, identificadas como Cecilia Rivas y Roxana Suster, sucedió el pasado domingo, cuando ambas circulaban por la calle San Luis al 3100, a una cuadra de Avenida Córdoba, a bordo de un Peugeot 207. En un momento, la conductora Rivas sufrió el robo de su teléfono celular y se cree que persiguió a los delincuentes -que se desplazaban en moto- hasta que los alcanzó y presuntamente embistió. Uno de ellos falleció en el momento, ya que impactó contra un Renault Megane que estaba estacionado.

El cómplice fue trasladado por el SAME al Hospital Ramos Mejía para que fuera atendido por politraumatismos y quedó internado en grave estado. El hecho es investigado por el juez Diego Slupski, a cargo del Juzgado Criminal y Correccional 19 porteño, quien dispuso una serie de medidas para determinar las causas de la muerte. La bailarina Rivas fue demorada, pero posteriormente liberada, mientras continúa la investigación.

El especialista Vicat sostuvo que “cambió la idiosincrasia de la gente, que hoy tiene menos paciencia y se resiste, y esto deriva en que los hechos sean más violentos y suelen terminar mal para la víctima”. Asimismo, puntualizó que “muchas personas tienen miedo de que las maten en los hechos de robos, porque hay casos en que los malvivientes atacan antes de cometer el delito, pero también hay que decir que en la población hay muchísima frustración, impotencia y también bronca, que se convierten en motivadores de situaciones donde emerge la violencia”.

En lo que va de mayo, de acuerdo a episodios que se conocieron públicamente, suman 21 las muertes en el marco de lo que se denomina como “justicia por mano propia”. Además del caso de las bailarinas en Balvanera, en las últimas semanas se registraron hechos que causaron conmoción.

Así, el viernes en Isidro Casanova un efectivo policial que entraba con su auto en el garaje de la casa, mató a dos malvivientes que estaban ejecutando una entradera. Otro hecho ocurrió en Villa Ballester, el martes 22, cuando un empresario textil resistió un robo, matando a un malviviente y provocándole heridas a otro.

Los episodios de “justicia por mano propia” ocurridos en lo que va de este mes presentan investigaciones que aún deben determinar si efectivamente en la previa de los homicidios ocurrieron robos. “Muchos de estos casos se encuentran en una zona gris, pero son homicidios ocurridos en el marco de reacciones de personas que, en principio, padecieron robos y actuaron en consecuencia. Es un fenómeno que las autoridades deben tener en cuenta, para reflexionar y generar políticas públicas efectivas”, dijo Vicat.

Los casos se suceden con una frecuencia alarmante. El lunes 21, un efectivo de la Policía de la Ciudad mató a balazos a un delincuente que lo asaltó tras simular que trabajaba como repartidor de pizzas en la localidad bonaerense de Ramos Mejía. El hecho ocurrió en Lavalle y Sargento Cabral.

Días pasados, la justicia procesó y embargó a un oficial de la Policía de la Ciudad que, al defenderse de un intento de robo, mató al delincuente durante un viaje en el tren Belgrano Norte. El procesamiento sin prisión preventiva recayó sobre Rubén Jesús Ortega, de 45 años de edad, sobre quien la jueza Fabiana Palmaghini consideró que cometió el homicidio de Marcelo Ariel Viveros “con exceso en la legítima defensa”.

Finalmente, se destaca lo ocurrido el lunes 14, cuando en otro hecho de altísima violencia los integrantes de una familia de Mendoza sufrieron un robo dentro de su propiedad, por malvivientes que los ataron y amordazaron. En un momento, los adultos lograron zafarse, y se generó un enfrentamiento a golpes con los sujetos, uno de los cuales falleció producto de las heridas recibidas. En el mismo hecho, el dueño de la propiedad fue atacado a balazos, y debió ser internado.
+52
55
0
55Comentarios