Check the new version here

Popular channels

Calentamiento global

Calentamiento global: política, dinero, alarmismo mediático y un planeta que se derrite

En “El gran fraude del calentamiento global”, el documental presentado por el Channel 4 británico del cual se trató la nota de ayer, además de cuestionar el tono apocalíptico con el que se suele referir a este fenómeno en los medios, se denuncia que desde el IPCC –el prestigioso ente creado para el estudio del tema- se censuran las críticas de científicos que se oponen a la visión dominante sobre calentamiento global: que es causado por los descuidos humanos sobre el planeta.


Así, y de acuerdo a un artículo publicado por el Wall Street Journal, en los informes realizados por IPCC no se incluían las críticas sobre la falta de evidencias para atribuir el cambio climático a los gases del efecto invernadero o a factores humanos. Este dato, en apariencia menor, despertó un fuego cruzado entre especialistas que consideran el CG como parte de un fenómeno natural. Ataques donde no faltan intereses políticos y pugnas por financiamiento científico.

“Para los científicos ir en contra del calentamiento global, es sinónimo de perder financiamiento” (El Gran Fraude...)
El físico Pablo Canziani, es quizás uno de los científicos que más sabe sobre cambio climático en la Argentina. Nacido en el seno de una familia de investigadores, actualmente se encuentra al frente del Programa de Estudios de Procesos Atmosféricos en el Cambio Global (PEPACG) que depende de la Universidad Católica Argentina (UCA).

En dialogo con , el especialista defendió la visión del IPCC, sociedad a la que pertenece, y aseguró estar convencido de la autenticidad del fenómeno y de las investigaciones realizadas.

“El 95% del cambio climático es causado por el hombre”, sostiene Canziani, aunque reconoce que el origen del fenómeno son factores naturales. “Sucede que la (mala) acción del hombre ayuda a que se incremente y avance velozmente”.

Consultado por el filme que descree de las causas del fenómeno y el tono apocalíptico con el que se lo busca instalar en los medios y la sociedad, Canziani considera que ambas (por la versión de Al Gore) “son visiones extremistas” en tanto que el “IPCC es serio y los disidentes son un grupo minoritario” y sentencia: “Hay presiones políticas para que no se sepa lo complejo de la situación".

Los rol de los medios



Para Canziani, si bien “no se está exagerando el fenómeno”, los medios lo están tratando mal. “Hacen una visión tan apocalíptica que lo único que logran es generar escepticismo en la gente”, explica el científico, que los miércoles a la mañana conduce un micro en Radio Palermo, con la intención de que la ciencia no quede aislada de la sociedad.

La ecologista Silvana Buján, licenciada en Ciencias de la Comunicación, periodista científica y consultora ambiental considera que “negar el desequilibrio climático sería una ceguera”.

En cuanto al filme que relativiza y quita alarmismo al fenómeno, le parece “subjetivo” y considera que si bien el factor humano no es el único causante tampoco puede ser sobreseído de las responsabilidades. “No hay un sólo origen, algunos pueden ser naturales pero el índice de aumento de DO2 –generado por la polución humana- es innegable”.




En cuanto al rol de los medios, consideró que hay mucho financiamiento oculto para no hablar del tema y principalmente, "desconocimiento".



Desde Greenpeace Argentina, consideran que el tema es tratado desde una visión abstracta y ajena. “El gobierno no hace nada, es necesario acercarlo, debatirlo y asumir responsabilidades, consideró la ecologista Rosario Espina, al ser consultada por



"Más allá del fin político, la película de Al Gore se sustenta en fuentes confiables. Y no es casual que el 90% de los científicos consideren que (el calentamiento global) es producido por factores antropogénicos. Es decir, que el principal detonante es el dióxido de carbono emitido desde la actividad industrial y el transporte", subraya.



En cuanto a nuestro país, la ecologista de Greenpeace considera que la política ambiental es “malísima” y que no apunta a erradicar los principales causantes del fenómeno. “Hay que parar la deforestación, se destruye lo equivalente a 40 canchas de fútbol por hora”, y sin árboles que lo absorban, el dióxido de carbono se propaga.




La salida


Buján, que desde hace 14 años preside la ONG ambientalista Bios, se mostró preocupada por uno de los nuevos fetiches de los ecologistas, incluso mencionado en el filme de Al Gore: los agrocultivos destinados a generar biocumbustibles (de maíz, girasol o soja). “Al Gore miente en su película al decir que las dosis de dióxido de carbono van a bajar con esto. En el fondo hay intereses de empresas petroleras que están destruyendo tierras".

Por su parte, Canziani resaltó que hace falta más cautela en el tratamiento de estos temas y una política de Estado adecuada para revertir la problemática, algo que puede demorar entre 15 y 20 años: “Ya que no se puede volver atrás, hay que estabilizar la situación antes de que los cambios se vuelvan más dañinos”.


fuente: minutouno.com
0
0
0
0No comments yet