Check the new version here

Popular channels

caprichos del exdictador norcoreano Kim Jong-il

Corea del Norte es un país que ha dado mucho de qué hablar, no sólo por ser uno de los países más cerrados en lo que a información se refiere sino también por las excentricidades de sus gobernantes.
Un chef japonés cuyo seudónimo es Kenji Fujimoto, asegura que trabajó para Kim Jong-il (padre del actual dictador Kim Jong-un) durante 12 años y reveló algunos gustos extraños y caprichos del exdictador de norcoreano.




Excentricidades culinarias
Durante los años comprendidos de 1988 a 1999, en Corea del Norte murieron aproximadamente dos millones de personas por hambre. Actualmente seis millones de norcoreanos no tienen suficiente alimento para sobrevivir, al grado de que las personas nacidas después de la guerra entre las Coreas, miden cinco centímetros menos que los surcoreanos debido a la desnutrición.
Pese a la situación anterior, Fujimoto se veía obligado a realizar frecuentes viajes alrededor del mundo con el fin de surtir la despensa de Kim Jong-il, quien tenía la costumbre de consumir alimentos caros y selectos. No era raro que el chef japonés se trasladara a Irán para comprar caviar, a Tokio por pescado, Dinamarca para adquirir cerveza y en repetidas ocasiones a Francia para abastecer su gran bodega de coñac, pues gastaba 700 mil dólares al año únicamente en el consumo de esta bebida.




Fujimoto recuerda que un día al dictador se le antojó una hamburguesa de McDonald´s, por lo que el régimen fletó un avión de la aerolínea oficial del país Air Koryo para trasladarse a un restaurante de comida rápida en la ciudad de Pekín.
Por si fuera poco, Kim Jong-il era paranoico, al extremo de contratar a 200 personas para inspeccionar el arroz que comía, grano por grano pues no quería que le tocara uno defectuoso o morir envenenado. Además debía ser cocinado con madera del monte Paektu, una montaña sagrada de Corea del Norte.




Amantes adiestradas
Fujimoto revela que Kim Jong-il tenía una vida sexual muy activa a costa de decenas de esclavas sexuales quienes estaban con él contra de su voluntad. En 1981 el chef japonés supo que los guardaespaldas del dictador se dedicaban a secuestrarlas de países como Tailandia y China.
Tiempo después decidió no hacerlo de esa forma debido a que afectaba las relaciones diplomáticas con esos países, por lo que creó un grupo de chicas menores de 16 años denominado Kippumjo (división de la diversión) y las enviaba a China para adiestrarlas.




Noches de copas
Kim Jong-il realizaba fiestas que duraban días en las que no se escatimaba el alcohol, en esas reuniones solían beber y jugar bacará que es similar al black jack. Además el dictador solía jugar también con armas de fuego y rapar a sus invitados cuando estaban muy borrachos.
El mismo Fujimoto relata que fue su víctima el día que se casó, pues el dictador le rapó los testículos a modo de regalo nupcial cuando se encontraba muy ebrio.
Gusto por el cine estadounidense
El dictador era fanático del cine norteamericano, Kenji asegura que tenía una colección de más de 30 mil películas de Hollywood y sus favoritas eran las que protagonizaba Arnold Schwarzenegger, además exigía sus guardias personales que le protegieran como el servicio secreto al presidente estadounidense de las películas.




Piscina de oro
Kim Jong-il ordenó la construcción de una alberca olímpica subterránea a prueba de misiles en la ciudad de Wonsan. Pidió que en el fondo dibujaran su efigie con oro y pidió que se le fabricara una lancha motorizada para los momentos en los que se cansara de nadar.




espero les interese este post,buen día para todos.
0
0
0
0
0No comments yet