Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Carlitos vuelve corriendo

No juega desde septiembre y quiere pedir perdón para retornar al equipo, tras los signos de distensión. Razones de la pelea.



Carlos Tevez regresará hoy a Manchester para recomponer su relación con el City, su entrenador Roberto Mancini y los directivos de la entidad, y de esa manera poder seguir jugando profesionalmente, luego de que fracasaran las tratativas para cambiar de club durante el receso europeo.

Tevez, quien está inactivo desde septiembre, afirmó ayer que “nunca” se negó a jugar sino a “seguir calentando” en el partido con Bayern Munich, que provocó su pelea con Mancini. Medios británicos citaron ayer a Tevez diciendo que está “en forma y preparado” para ayudar al City en la recta final de la Premier League. “Mancini le abrió más que la puerta y ahora Carlos tiene que ponerse en forma. El quiere volver a jugar al fútbol. Es lo que mejor hace”, dijo en Inglaterra un asesor de Tevez, Paul McCarthy.

“Di muchas cosas por el club como para irme por la puerta de atrás. Decido volver por una cuestión personal, para ver si puedo dar vuelta la situación. Va a ser difícil, pero es importante para mí”, explicó el ex jugador de la Selección Argentina.

“Me negué a seguir entrando en calor. Mancini tuvo una discusión con (Edin) Dzeko, que se calentó por el cambio, y me mandó a calentar como un perro. Yo había calentado desde los 35 minutos del primer tiempo y le dije que no, que iba a entrar directo”, declaró Tevez con relación al episodio que derivó en su marginación.

“Me dijo una barbaridad de cosas. Me enojé porque el técnico me trató de una forma que no me tenía que tratar”, agregó sobre Mancini, a quien calificó como “contradictorio”. “Si me quería para jugar, yo estaba listo; pero como él estaba nervioso, me puteó y me dijo un montón de barbaridades. Yo estaba tranquilo, sentado en el banco y hablando con Zabaleta, como se vio”, contó Tevez.

“Antes de sancionarme, citaron a todos por testigos para declarar, y el resultado fue que no me negué a jugar. Pero el club quedó entre la espada y la pared porque si decía que Mancini había mentido, lo tenía que echar”, apuntó. “Fue una situación incómoda que hizo que volviera a la Argentina. Me mandaron cartas documento todos los días, hasta hoy; y también los médicos, que decían que yo estaba bien, pero que me negaba a entrenar”, relató.

“Si la gente y el club piensan que me equivoqué, pido perdón. Yo pienso que no me equivoqué, pero ya está. Ahora estoy dispuesto a volver y dar lo mejor para el City”, prometió Tevez. “Mi objetivo es ganarme a la gente de nuevo”, dijo Tevez, aunque aceptó que “va a ser difícil”. “Me dolía cuando veía que me puteaban”, confesó. “No tengo un recuerdo cariñoso de los hinchas, pero se les mintió mucho con mi situación y ahora, estando más frío, los entiendo.”

Fue el propio entrenador Mancini quien dijo, la semana pasada, que si Tevez está en forma podría “ayudar en los últimos tres meses de la temporada”, y lo incluyó en la actualización de la nómina de 25 jugadores que participan de la Premier League jugando para el equipo, propiedad de Mansour bin Zayed al Nahyan. A 13 fechas de la finalización del certamen, el Manchester City lidera con dos puntos de ventaja sobre el Manchester United, siete sobre el Tottenham Hotspur y 17 sobre el Arsenal y el Chelsea.

“Con Mancini siempre discutimos; incluso en un partido con el Newcastle casi nos agarramos a piñas, pero en la temporada pasada él dependía mucho de mí. Ahora se recostó en el Kun (Sergio Agüero), en que Dzeko empezó a meterla y en que (Mario) Balotelli también la mete”, manifestó. “Pero él podría haber evitado toda esta situación diciendo que estaba mal físicamente como lo venía haciendo y sin ponerme. Quedaba todo ahí. Fue allí cuando se equivocó él.”

Después de varias tratativas fallidas, frustrándose sucesivas oportunidades de pase al Milan, al Inter, al Paris Saint-Germain o al Corinthians, Tevez no ve otro camino que arreglar su situación con el Manchester City. “Mi sueño es volver a jugar en Boca. Tuve ofertas de Racing y Tigre, y quiero agradecerles por eso. Pero en la Argentina sólo juego en Boca”, concluyó.