Check the new version here

Popular channels

Carrera Armamentista Sudamericana Parte 2

Hora del Rearme ?

Demasiado caro para la Argentina


La Argentina no es ajena al interés por renovar la tecnología de combate que hoy atraviesa a la región. Sin el alarde venezolano, la convicción chilena o la determinación brasileña, las autoridades argentinas también preguntan precios, en voz baja. Pero no se deciden. Todo les parece caro.

Los proyectos más serios -y costosos- se dirigen a los aviones caza. La familia Mirage argentina pasará a retiro en 2011, tal como quedó determinado por la Fuerza Aérea y el Ministerio de Defensa. Para ese año deberá estar operativo como sistema de armas su reemplazo. Entre el proceso de licitación, la adjudicación y el entrenamiento de los pilotos no queda mucho margen temporal de maniobra. Dos son los candidatos: el Mirage 2000 francés y el F16 norteamericano. Francia ofreció esa aeronave a la ministra de Defensa, Nilda Garré, a un costo de 90 millones de euros por doce unidades. Quienes participaron en negociaciones con los franceses aseguran que no fue ése el primer ofrecimiento en los últimos cinco años. Ya se había propuesto la llegada del Mirage F1, modelo anterior al Mirage 2000. Francia se quedó sin una respuesta argentina, por sí o por no, decisión que debe tomarse en la Casa Rosada. Entre tanto, se negoció en paralelo con EE.UU. para comprar los cazabombarderos F16. Pero no se hacen anuncios, al estilo de los de Venezuela, Brasil o Chile. Todo es discreto. El clima de época no es favorable en la Argentina para las compras militares.

En el despacho de Garré, hace tiempo que hay un informe reservado sobre la situación operativa de las Fuerzas Armadas. No es un secreto de Estado que la conclusión es negativa. El Ejército expuso que se requieren 770 millones de pesos para comprar municiones. Pero, ¿cómo explicar un gasto en el área militar? Esa duda se ve reflejada en el presupuesto. El Ministerio de Defensa consiguió introducir un artículo en el mensaje del proyecto de ley para sumar recursos que el Ministerio de Economía negaba en las planillas. Se faculta así al jefe de Gabinete a desviar partidas por más de 700 millones de pesos en favor de Defensa. La reparación del rompehielos Irízar se llevará 136 millones. El resto se distribuirá en adiestramiento y equipos. Pero como el texto "faculta" pero no "obliga", ese traspaso de dinero queda a voluntad de la Casa Rosada.

Las compras en la región provocaron, al menos, cierta reactivación local. En los últimos dos años se consiguieron fondos para recuperar algunas aeronaves. Se había llegado al límite de tener un solo avión de transporte Hércules en servicio. Son cuatro los que ahora pueden volar. El Ejército puso además en el aire 26 helicópteros Bell UH 1H y Huey II en el festejo de su grupo aéreo. Tantos aparatos en vuelo es casi un milagro argentino. O bien inversión positiva. Ese día de noviembre último también se presentó un prototipo de helicóptero de ataque de fabricación nacional. Las autoridades de la Fuerza Aérea se enteraron del proyecto por TV. Esa falta de coordinación también ocasionó una competencia entre las tres fuerzas por ser la primera en lanzar un avión no tripulado de reconocimiento. Cada una hizo su propio desarrollo.

Otras iniciativas quedaron en el camino. Se firmó un acuerdo de transferencia militar con Rusia, pero no hubo después hechos concretos. Se rechazaron los dos buques de desembarco casi donados por Francia porque se consideró un gasto excesivo quitar el revestimiento de amianto, supuestamente contaminante. Se probó un helicóptero de China, pero el plan quedó congelado. Se trabó la licitación de radares móviles militares por objeciones de las compañías participantes; de ahora en más se tomaría la decisión de hacer compras directas de país a país. Un operativo de radarización de la frontera norte con sistemas ociosos del Ejército se canceló, con los aparatos desplegados en Formosa y Salta, porque el Ministerio del Interior no transfirió una partida prometida...

Sí llegó el dinero para revisar los cascos de los buques de la Armada. También para desarrollar lanchas patrulleras. Poco en comparación con los anuncios de Venezuela, Brasil y Chile. A precio simbólico fueron entregados por EE.UU. cuatro helicópteros Sea King para reemplazar los perdidos en el Irízar; llegarán en los próximos días. Antes de la cumbre de Mar del Plata, el Pentágono había vendido misiles aire-aire Sidewinder de última generación. Y compró la mitad de la patente de un software de seguridad infomática desarrollado por militares argentinos. La línea militar con Washington parece ser la única que da resultados visibles.

O no les da la cabeza....????

http://es.youtube.com/watch?v=DUPpO3HN8FM&watch_response

Fuente:http://www.seprin.com/cgi-bin/yabb2/YaBB.pl?num=1205429523
0
0
0
0
0No comments yet