Popular channels

Carriles para bicicletas que generan energía



Tenía que ocurrir en Holanda, un país que dispone de 35.000 kilómetros de carril bici, y en el que el número de bicicletas ya supera al de habitantes. El proyecto lleva por nombre SolaRoad, y tiene el objetivo de añadir un uso más a esa extensa infraestructura, colocando pavimento con células solares. El primer tramo tiene una longitud de 70 metros, es poco, pero por algo se empieza ¿no?

El sistema elegido no es el que ya vimos cuando escribimos sobre las carreteras solares, sino uno en el que ha estado trabajando (desde el 2009) el Instituto de Investigación Holandés (TNO). La idea es sencilla: absorber la luz solar que cae sobre esos carriles empleando celdas solares, y convertirla en electricidad, funcionando por tanto la calzada como un panel solar gigante. Esa energía tiene luego múltiples aplicaciones, siendo la más inmediata la de alumbrado público.



Un carril SolaRoad está compuesto por losas prefabricadas. Son módulos de hormigón que tienen unas dimensiones de 2,5 x 3,5 metros, con una capa superior de vidrio templado que tiene un espesor de 1 centímetro para proteger la capa fotovoltaica (silicio cristalino) que hay justo debajo. La capa de vidrio permite el paso de la luz, tiene un acabado antideslizante, y pendiente suficiente para que la lluvia lave la superficie, garantizando por tanto la máxima captación.

Hay que tener en cuenta que esta instalación es un 30% menos eficiente que la de una instalación fotovoltaica convencional. Para que nos hagamos una idea: 100 metros de SolaRoad daría para alimentar energéticamente a 3 viviendas.

La primera etapa de este interesante proyecto se encuentra en Krommenie, a modo de prueba piloto, pero también se está estudiando la incorporación de más tecnología que aún está en desarrollo, así como potenciales aplicaciones.







0
0
0
0No comments yet