Popular channels

Chile campeón mundial "El Sueño de Todos".





Tal como lo hizo el documental Ojos rojos, de Juan Ignacio Sabatini, Juan Pablo Sallato e Ismael Larraín, el filme no solo recuerda los partidos de las Clasificatorias, sino que también se introduce en los camarines y viajes del plantel.

No obstante, hay diferencias con esa realización. Una de las principales es que El sueño de todos es la primera película chilena que se podrá ver en 3D, formato para el cual “fue pensada”, según dijo su director, Hernán Caffiero.

El realizador explicó que la cinta permite apreciar las diferencias entre el estilo de Claudio Borghi, quien fue despedido luego de perder un amistoso ante Serbia, en noviembre de 2012, y Jorge Sampaoli, quien finalmente logra el cupo en el Mundial.

Según Hernán Caffiero, sin embargo, ambos deben desarrollar su trabajo bajo “el fantasma” de un personaje que no se ve en pantalla: el ex técnico de la “Roja”, Marcelo Bielsa.

“Desde un principio la gente se nota muy decepcionada y desencantada. Claudio Borghi asume esta posta, pero el fantasma de Bielsa está presente en las conferencias de prensa, en el juego, en todo. Jorge Sampaoli también viene con el peso de igualar la gestión de Bielsa, al punto que al final lo vemos en el partido contra Colombia y no solo está clasificándonos al Mundial, sino que también está ganando el partido personal de igualar o superar al maestro. No se muestra a Bielsa, pero siempre está presente”, dijo en el programa Semáforo de Radio Universidad de Chile.

Hernán Caffiero explicó además que el documental tiene “una estructura narrativa clásica de la épica”, con los jugadores como protagonistas, pero de la cual también participan los hinchas y otros personajes.

Asimismo, el documentalista afirmó que el proceso de rodaje iba siendo marcado por los resultados que obtenía el seleccionado y por las emociones que éstos generaban: “El fútbol está lleno de pasiones y, como equipo de filmación, vivíamos lo mismo. No sé si la palabra es bipolaridad, pero es una fluctuación extrema que depende de si el equipo gana o pierde. Si la Selección ganaba, eso se traducía en que teníamos las puertas abiertas. Si perdía, todos tenían las puertas cerradas y nadie podía acceder a nada. Eso no se hace solo en la Selección, sino que se da en todos los planteles y cuerpos técnicos. El fútbol funciona así, es un carácter emocional que también está contenido en la película y es parte de lo que tienen que vivir los jugadores”, indicó.




0
0
0
0No comments yet