Check the new version here

Popular channels

Cifras alarmantes: los niños y su primer celular



Cada vez más padres se preguntan si es correcto o no que su hijo tenga un smartphone. La vida cotidiana y la necesidad de estar “conectados” nos ponen a prueba, pero ¿cuál es el mejor momento?

Que tu hijo tenga un teléfono celular es mucho más que una manera de tenerlo a disposición para comunicarte con él. Es también su llave de acceso a Internet sin restricciones, con todos los beneficios y peligros que esto trae aparejado.

Por eso, este es un debate que se vuelve cada vez más intenso, ya que los niños reciben teléfonos celulares a edades cada vez menores.

Según una investigación realizada por la compañía Influence Central, los niños reciben su primer celular a los 10 años, dos años antes que en 2012. Aunque algunos pueden recibirlo a una edad aun más temprana: a los siete años, según los expertos en seguridad en Internet.

“Creo que la edad va a bajar mucho más porque los padres se cansan de prestarle sus teléfonos a los hijos”, dice Stacy DeBroff, directora ejecutiva de Influence Central.

¿CÓMO ESTABLECER CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO?



Mientras más se pueda esperar para darle a un hijo su primer teléfono celular, mejor. Algunos expertos dicen que la edad ideal son los 12 años, mientras otros aconsejan esperar hasta los 14.

Todos están de acuerdo en que los teléfonos pueden convertirse en adictivos, que desvían la atención de las tareas escolares y exponen a los niños a acosadores cibernéticos, agresores, o al sexting (mensajes con contenido sexual).

Mientras más tiempo mantengas cerrada la caja de Pandora, estarás mejor”, dijo Jesse Weinberger, una experta de seguridad en Internet que dicta conferencias para padres, escuelas y policías en Estados Unidos.

LOS DATOS:

Weinberger es autora de un libro sobre teléfonos inteligentes y seguridad en Internet. Para su redacción encuestó a 70.000 niños, y los datos son tremendos.

En promedio, el sexting comienza en quinto año del secundario.

A los ocho años los niños comienzan a mirar pornografía.

La adicción al porno comienza cerca de los once años.

Mucho más que una herramienta de comunicación.
En otro estudio publicado este año, Common Sense Media entrevistó a 1.240 padres y niños, y estos son los resultados:



El 50% de los jóvenes admite ser adicto al celular.

El 66% de los padres siente que sus hijos usan demasiado el celular.

El 52% de los niños estuvo de acuerdo con sus padres.

Casi el 36% de los padres dijo que todos los días discuten con sus hijos sobre el uso del teléfono.

UN DATO IMPORTANTE:

La corteza prefrontal, la parte del cerebro que controla los impulsos, termina de desarrollarse a los 25 años. Los padres no deben sorprenderse de que los niños con celulares no tengan control de sus impulsos.

ENSEÑARLES LA RESPONSABILIDAD:

Entre 12 y 14 años, la edad ideal.
Son los padres los que deben determinar si su hijo necesita o no un teléfono celular. Algunos métodos pueden ayudar para darse cuenta si el niño está lo suficientemente maduro para tener uno.

Una opción es empezar con un aparato menos sofisticado, como uno de esos teléfonos que solo pueden hacer llamadas o mandar mensajes de texto, y comprobar si el menor puede utilizar el aparato con responsabilidad.

Un contrato de uso, buena opción.
También se pueden poner límites en el uso del aparato y hasta hacer un “contrato familiar” para que los chicos cumplan.

Las reglas del uso del teléfono pueden incluir la promesa de nunca sacarse fotos sin ropa, nunca encontrarse con desconocidos que hacen contacto a través de Internet, y no aceptar a desconocidos como amigos en redes sociales. Los padres establecen cuáles son las consecuencias por romper las reglas y el niño debe firmar el contrato antes de recibir el teléfono.

Sin dudas es una tarea difícil, pero que los padres deben asumir responsablemente.
0
0
0
0No comments yet