Check the new version here

Popular channels

Cinco mitos sobre la nube

Muchas veces, cuando se habla de cloud computing se tiende a simplificar y se generan malentendidos en torno al uso de esta tecnología, que está ganando espacio en las diversas industrias. En esta nota, un detalle sobre los mitos que giran alrededor de la nube.



En principio, vale aclarar que la naturaleza en sí de la nube es compleja, lo que, unido a otros factores, como por ejemplo, la publicidad constante que la rodea y suele exagerar sus bondades, ha dado lugar a mitos y malentendidos en torno a su uso, entre los que se destacan lo siguientes:



LA NUBE AHORRA DINERO

Los grandes actores del sector se han preocupado mucho por enfatizar el mensaje de que utilizar la nube ahorra dinero. Y no mienten, porque en multitud de casos así es, aunque hay que tener en cuenta otros aspectos. Es que, afinando un poco más, hay que aclarar que no todos los precios de los servicios en la nube están bajando y que ahorrar dinero puede llegar a ser uno de los beneficios, pero no debe darse por sentado.



SI NO ES CLOUD COMPUTING NO ES BUENO
En la actualidad, se está extendiendo la idea de que algo no puede ser bueno a menos que se trate de la nube. En este sentido, hay que tener en cuenta las necesidades de una empresa a la hora de optar el cloud computing, es decir, saber si es esto lo que realmente necesita una organización.



HAY QUE USAR LA NUBE PARA TODO

Esto se refiere a la creencia de que las características de la nube son aplicables a todo. No es verdad, porque, aunque en determinados supuestos, utilizar soluciones cloud proporciona ventajas varias (ahorro de costes, por ejemplo) no todas las aplicaciones y cargas de trabajo se benefician del cloud computing.



HACER LO QUE QUIERE EL CEO ES UNA ESTRATEGIA CLOUD

Muchas veces, cuando se pregunta a las empresas acerca de su estrategia cloud, muchas responden que están haciendo lo que quiere su consejero delegado, lo que obviamente tiene poco de estrategia.
Una estrategia en la nube comienza por identificar los objetivos y valorar si el cloud computing puede ayudar a conseguirlos mitigando posibles inconvenientes. Dicho de otra forma, hay que pensar en la nube como un medio para un fin, y lo primero es fijar ese fin.



LA NUBE ES MENOS SEGURA QUE LAS INFRAESTRUCTURAS PROPIAS

Al ser manejadas por terceras partes, no son pocos los que perciben el cloud computing como algo menos seguro que las infraestructuras propias. Tampoco es cierto, porque se trata de una conclusión basada en un problema de confianza y no en hechos. Y es que, ha habido pocos casos de violaciones de seguridad en nubes públicas, y los proveedores de servicios cloud tienen muy en cuenta el asunto de la seguridad. En definitiva, si el proveedor cloud de turno demuestra sus capacidades de seguridad, el que va a contratar no debería dudar de la seguridad de sus ofertas.




0
0
0
0
0No comments yet