About Taringa!

Popular channels

Ciudad Submarina de Yonaguni, Japón


Un descubrimiento que revolucionaría la historia. Un auténtico complejo arquitectónico para unos, y simples muestras de ruinas creadas por la misma naturaleza para otros. Yonaguni sigue siendo un objeto de continuo estudio que puede que, algún día, nos haga reescribir la historia del ser humano.








¿Qué pasaría si la historia oficial sobre las primeras civilizaciones avanzadas no se correspondiera con la realidad? ¿Es posible la existencia hace 10.000 años de ciudades? La historia puede cambiar en cualquier momento. Continuamente se hacen descubrimientos que ponen en tela de juicio afirmaciones que una vez se dieron como validas, y es muy posible que a medida que nuestros conocimientos se expandan tengamos mayores herramientas para poder interpretar la historia de una forma más fiel a la realidad.






En 1985, el submarinista japonés Kihachiro Aratake hizo por casualidad uno de esos descubrimientos que nos hacen plantearnos si la historia está escrita de forma correcta. Buceando por aguas cercanas a la isla de Yonaguni (Japón) encontró una serie de estructuras sumergidas que lo dejaron impresionado. Este gran complejo ha supuesto a partir de este momento el objeto de estudio de numerosos científicos que no encuentran, al parecer, una opinión unánime sobre la procedencia de su creación.






Se trata de una construcción de 150 m de largo por 40 de ancho y unos 27 de alto, que forman la estructura de una ciudad con la silueta de una pirámide. Un complejo plagado de terrazas y anchos escalones distribuidos de forma regular y dentro de un perímetro circular. Posteriormente se encontraron estructuras similares frente a la costa de Okinawa y en otras partes de la isla de Yonaguni. En total estaríamos hablando de 15 complejos con castillos, arcos, canales de agua, caminos e incluso lo que parece ser un estadio. Podríamos decir que se encontraron con uno de los descubrimientos más importantes de la arqueología.






A partir de ese momento, los estudios y posteriores hipótesis fueron muy diversos. Muchos optaron por asegurar que estas formaciones no eran más que estructuras naturales, seguramente habrían sido el resultado de la erosión del agua, terremotos etc. No obstante científicos como Misaki Kimura afirmaban rotundamente que era imposible que estos complejos hubieran sido creados por la naturaleza, y para ello aportó datos que nuevamente posicionarían el descubrimiento como un gran misterio






Kimura veía un claro trabajo del hombre en la estructura, descubrió un túnel de 1,2 m de alto que seguramente habría supuesto un obstáculo para entrar en la ciudad cuando esta no estaba sumergida en el mar. Además, en el principio de ese túnel se encontraría una roca (posiblemente para tapar la entrada) cuyo material era piedra calcárea, lo cual sorprendería bastante ya que por la zona no existen este tipo de piedras.  Kimura habló también de varios orificios circulares de 2 m de profundidad que no concordaban con la estructura, por tanto, según el investigador, debían haber sido tallados por la mano del hombre. La función de estos orificios podría ser o bien para almacenar agua o bien una base para la colocación de pilares.






En Mayo de 1998, la zona sufrió un fuerte terremoto submarino que descubriría estructuras nuevas que no habían sido vistas con anterioridad, éstas parecían Zigurats (templos de Mesopotamia). Más sorprendente fue el descubrimiento de jeroglíficos, lo cual ya sería una prueba bastante importante de que además de estar realizado por el hombre, estaríamos frente a una civilización muy avanzada.







Detalle de una de las partes del descubrimiento


Fue un verdadero descubrimiento que dejaba atónita a la comunidad científica, no obstante los habitantes de la isla no parecían tan sorprendidos. Muchos aseguraban la existencia de canciones muy antiguas que hablaban de un palacio sumergido, un monumento bajo el agua que estaría dedicado al Dios del mar. A pesar de que estas canciones no se pueden tomar como una prueba fehaciente, lo cierto es que no deja de llamar la atención la existencia de esta mención en la cultura popular de los isleños.






Los estudios situaban la construcción hace 10.000 años,  es posible que con lo que sabemos hasta ahora de esa época no tengamos conocimiento de una civilización capaz de realizar estas construcciones, por tanto hablaríamos de una civilización desconocida y avanzada de la que no sabemos absolutamente nada. Muchos aprovechan este descubrimiento para situar esta civilización en el continente perdido Mu. Digamos que este supuesto continente perdido podría estar en el pacífico y habría corrido la misma suerte que supuestamente corrió la Atlántida.  






Según las leyendas e historias de civilizaciones que sí hemos podido estudiar (o por lo menos contamos con más datos acerca de su existencia) situarían este continente en el pacífico, con una civilización avanzada que debido a catástrofes naturales fue borrada de la faz de la tierra. Estas leyendas hablan de que esta civilización podría haber sido la madre de todas las civilizaciones,  pero nuevamente nos volvemos a encontrar con que este tipo de mitos no pueden darnos una prueba evidente y real de su existencia, no obstante, es interesante conocerlas.






¿Monumentos naturales o ciudades construidas por el hombre? Lo cierto es que la existencia de otro tipo de construcciones similares por el resto del mundo, como pueden ser la muralla sumergida en Taiwán, las ruinas en el triángulo de las Bermudas y las estructuras sumergidas de las Bahamas o la ciudad sumergida en la costa de Cuba, son pruebas de que igual la historia no está escrita correctamente, y es posible que pronto nos veamos empujados a reescribirla  de nuevo.


Teoría de la formación natural


Algunos de los que han estudiado la formación, como el geólogo Robert Schoch de la Universidad de Boston, afirman que lo más probable es que se trate de una formación natural, posiblemente utilizada y modificado por los seres humanos en el pasado. Schoch señala que las areniscas de la formación de Yonaguni "contiene planos de estratificación paralelos numerosos y bien definidos, a lo largo de los cuales las capas son fácilmente distinguibles. Las rocas de este grupo también están atravesadas por numerosos conjuntos de líneas paralelas y verticales (respecto a la horizontal . planos de estratificación de las rocas) deYonaguni y se encuentran en una región propensa a los terremotos. Tales terremotos tienden a fracturar las rocas de una manera regular." También hace observar, que en la costa noreste de Yonaguni existen formaciones regulares, que resultan similares a las observadas en el Monumento. Schoch también cree que los "dibujos" identificados por Kimura son raspaduras naturales en las rocas. John Anthony West es del mismo parecer.  Patrick D. Nunn, profesor de Geociencias Oceánicas de la Universidad del Pacífico Sur, ha estudiado con detalle estas estructuras, y señala que las estructuras por debajo del agua continúan en los acantilados de pizarra de Sanninudai y que han "sido formadas únicamente por procesos naturales". Concluye que en lo que respecta a las estructuras submarinas "no parece haber ninguna razón para asumir que son artificiales". Otros ejemplos de formaciones naturales con caras planas y afiladas aristas, son las columnas de basalto de la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte y la formación de escalera 








link: http://www.youtube.com/watch?v=5g7wbURw2vQ







link: http://www.youtube.com/watch?v=KMGA9ZEoWag&feature=related 











0No comments yet
      GIF