Popular channels

Comite de Diseños de Automotrices

Los comités de diseño de las automotrices produjeron autos tan desabridos como el Cadillac Cimarron y el tan atrevidamente estúpido Pontiac Aztek. Aunque la determinación del éxito o el fracaso de un vehículo no es una ciencia exacta, la formulación de prototipos ayuda a conocer qué funciona y qué no.



Para hacer alarde de sus aptitudes creativas en las exhibiciones, las compañías dejan a sus departamentos de diseño seguir libremente sus instintos y experimentar nuevas estéticas. Llamamos a esas creaciones autos conceptuales o prototipos. La historia del prototipo se remonta a fines de los años '30 cuando el legendario diseñador de General Motors Harley Earl creó el Buick Y-Job, una expresión magnífica del amor de un hombre por los guardabarros. El Y-Job influenció el estilo de Buick durante los años siguientes y disparó también una sana competencia de ideas entre fabricantes, que daría prototipos tan extravagantes como el Ford Nucleon 1958 que, como su nombre lo sugiere, fue diseñado para ser un vehículo con propulsión nuclear o tan emblemáticos como el GM XP-755 Mako Shark.

Ni el Nucleon ni el Mako Shark tuvieron final feliz, es decir ninguno fue producido. Pero eso no significa que hayan sido fracasos. Un prototipo permite que el fabricante ponga a prueba conceptos sin hacer la enorme apuesta económica de producir el auto masivamente. Por ejemplo, puede ser que el tremendamente popular Mako Shark no haya visto las luces del salón de ventas, pero tuvo influencia directa en el diseño del Corvette Sting Ray 1963, un ícono de la industria.

Por cada prototipo que pega en el público, no obstante, hay otros a los que les va muy pero muy mal. Este artículo hace honores a estos últimos, los prototipos destinados a la vía muerta. Aunque los vehículos que se presentan aquí son la expresión del genio de algunos creativos, de hecho llevaron al público asistente a las exhibiciones a estados paroxísticos de repulsa o provocaron ataques de perplejidad facial. Nuestro rol no es reprender a los equipos de diseño por tratar de hacer algo nuevo, sino solo hacerles saber lo que ni sus amigos ni sus colegas se atreverían a decirles, esto es, que el auto que diseñaron con tanto esmero es un fracaso. Y que es tiempo de intentar algo nuevo.

Fuentes: MSN Latam
0
0
0
0No comments yet