Check the new version here

Popular channels

Cómo dejar de mirar tanto tiempo la pantalla del smartphone




No llegas a tener nomofobia (miedo irracional a dejar olvidado el smartphone al salir de casa) pero sí que eres consciente de que mirar todo el tiempo la pantalla del smartphone en busca de una notificación o consulta de Twitter para no perderte nada de lo que ocurra en el mundo ya es casi una obsesión para ti.
Algunos consejos que puedes poner en práctica
No hay un truco infalible para dejar de mirar todo el tiempo la pantalla del smartphone. Si es que en realidad quieres hacerlo, depende básicamente de tu fuerza de voluntad. Pero por si estás dispuesto a empezar con este buen propósito, toma nota de algunas ideas que editores de WSL hemos probado y nos han funcionado (a veces):
Si poner el móvil en silencio en las horas de trabajo te parece excesivo, prueba a usar modos como el No Molestar de iOS que filtran avisos sin que ello signifique que perdamos llamadas importantes.
Dale la vuelta. Si lo pones en silencio, le quitas la vibración y lo colocas boca abajo, no habrá notificación que salte en la pantalla y veas. Mano de santo.
Como pasa con el despertador, tener el smartphone lejos de donde nos encontramos (al menos no a mano), es un remedio casi infalible para no estar todo el tiempo atento a las notificaciones. Si pese a ello te levantas y lo coges, consuélate pensando que estás moviéndote algo más de lo que harías si lo tuvieras a pocos centímetros.

Ignorar Whatsapp. Si a priori no esperas mensaje de la gran fuente de interrupciones en la era smartphone para una gran mayoría de usuarios, silencia o quita las notificaciones de este servicios y fíjate algunos momentos concretos para mirar y gestionar los mensajes recibidos.
Avisos de redes sociales como Twitter o Facebook pueden esperar a momentos muy concretos para ser revisados. Fíjalos y con un poco de práctica y constancia serás capaz de controlar la irracionalidad de mirar la pantalla del smartphone todo el tiempo.
No lleves el smarpthone en el bolsillo sino en un bolso o la mochila. De esta manera, aunque suene una notificación, ya no es tan inmediato el reflejo de mirar qué ha ocurrido.
Imponte un horario libre de smarpthone, que puede ser la cena con hijos, pareja o compañeros de piso.
Compra una hucha y oblígate a pagar una penalización si incumples algunas reglas que te impongas para no mirar la pantalla del smartphone. Si no logras superar el reto, al menos te podrás comprar algo por haber sido malo.

En el propio smartphone está la clave
Donde las dan, las toman. Quieres luchar contra la ansiedad que te genera el smarpthone y precisamente en el propio terminal hay algunas claves que te pueden servir muy bien en el propósito de no mirar la pantalla continuamente:
  • Elimina las aplicaciones nativas de servicios que no te dejan respirar. Mirar continuamente si hay comentarios, Me Gusta, retuits o lo que sea de redes como Twitter o Facebook se puede evitar en parte si eliminamos las aplicaciones y basamos la consulta vía web. Abrir el navegador y refrescar la página ya da un poco más de pereza que activar la pantalla y revisar el número justo encima del icono de la aplicación en cuestión.

Manten el brillo automático de la pantalla desactivado y pon el brillo de la misma al mínimo cuando vayas por la calle. Pocos modelos de smartphone permitirán que veas nada en la pantalla en esas condiciones.
No salgas de casa con la batería recargadaal 100% cada mañana y te obligarás a reducir el uso de la pantalla del smartphone. Y si tienes tentación de recargarlo a medio día, haz desaparecer los cables necesarios de tu entorno.
Patrones y contraseñas complejas y que cambian. Lo puedes aplicar tanto a la pantalla de desbloqueo del smartphone como a aplicaciones. Si no estás logueado todo el tiempo y la contraseña la cambiar habitualmente, es compleja y no la anotas en ningún lado, la pereza de buscarla cada vez que quieras hacer algo reducirá seguro el uso del servicio.
No actives la sincronización automática de servicios o pon periodos de tiempo amplios.
Un plan de datos con pocos megas. Ahorrarás y además, a los pocos días del mes, o la velocidad será tan limitada que la frustración te convencerá de no mirar el smartphone, o tendrás que rascarte el bolsillo para mantener el plan de datos adecuado. Ojo, si estás en casa no vale hacer trampa con el Wifi salvo cuando quieras voluntaria y controladamente ver qué ha pasado en la pantalla de su smartphone.
Usando la tecnología para hacer trampa
A veces, dejar de mirar tanto tiempo la pantalla del smartphone no es tanto una necesidad o deseo nuestro sino una manera de complacer a terceros. En estos casos, el objetivo es "engañar" a quienes no queremos que sepan que, pese a no mirar la pantalla del smartphone, estamos pendientes de las notificaciones. Por suerte, la tecnología nos ofrece múltiples maneras de conocer si tenemos notificaciones e incluso la procedencia de las mismas sin mirar ni un solo momento la pantalla.

Sonidos personalizados: si nuestro sistema operativo nos lo permite, una buena idea para diferenciar notificaciones de personas o aplicaciones es asignarles diferentes tonos.
LED de notificaciones: por medio de aplicaciones, nada como poder cambiar el color del LED de notificaciones para diferenciar avisos que nos llegan al smartphone.
El amigo smartwatch: es probable que nos acaben preguntando si tenemos prisa o una cita importante para estar todo el tiempo mirando la hora en nuestro flamante nuevo reloj, así que a ensayar maneras de mirar la pantalla del smartwatch sin levantar sospechas a nuestro alrededor.
Lo más freak: combinación de bombillas Philips Hue con receta IFTT para que, dependiendo de quién nos envíe un correo o un mensaje, la luz de la bombilla cambie. No es nada discreto y al poco comenzarán a sospechar, pero aquí ya es cuestión de echarle imaginación con la excusa.
¿Compartis ahora con nosotros los trucos o tips que usáis vosotros para tratar de mirar menos la pantalla de vuestro smartphone?
0
0
0
0
0No comments yet