Canales populares

Como destapar oídos tapados con cera

¿Por qué se tapan los oídos?


Una de las razones más habituales son las infecciones respiratorias, es decir aquellas que ocurren en el tracto respiratorio superior, como es el caso de la sinusitis o los resfriados. El conducto de los pasajes nasales con el oído interno se llena de mucosidad y eso puede provocar taponamiento de oídos.



La segunda causa es la acumulación de cera, sobre todo cuando se forman tapones muy gruesos que sólo se pueden quitar con las herramientas y conocimientos correspondientes.
Como se dijo antes, el contacto con el agua puede provocar que los oídos se tapen. Por ello es que los nadadores sufren bastante de este problema de acumulación de agua en el canal interno, si no usan tapones. Y a su vez, esto explica por qué en verano aumentan los casos de oídos tapados, ya que la gente se sumerge en la piscina, en el mar o en el río sin prestar atención al agua (y otros organismos) que pueden ingresar en su cuerpo.


Cómo destapar los oídos según la causa


En el caso de que los oídos comiencen a taparse debido a la acumulación de cera (y antes de que se forme un tapón) se pueden destapar con remedios caseros:
Mezcla en partes iguales alcohol y vinagre, inclina la cabeza y vierte algunas gotas, usando un cuentagotas. Mantén la posición durante cinco minutos. Coloca un poco de algodón en la oreja y regresa a la posición vertical.




Otra opción para esta causa es mezclar unas gotas de agua tibia, otras de aceite de oliva o aceite para bebés. Coloca en el oído de lado y dejar cinco minutos. Limpia cualquier resto que pueda salir del oído con un paño limpio. Enjuaga con agua tibia para ablandar la cera y seca con una toalla, muy suavemente. Y en cualquiera de los casos, resiste a la tentación de usar hisopos (bastoncillos de oídos), pues estos lo que hacen es compactar la cera, ayudando a la formación del tapón.




En el caso de que el taponamiento de los oídos se produzca por un viaje en avión o diferencia de presión, se puede aliviar mascando chicles o bien chupando un caramelo. Juntar una buena cantidad de saliva en la boca y tragar de una sola vez ayuda a equilibrar la presión. Otra buena opción es abrir la boca lo más que se pueda para forzar un bostezo. El aire que ingresa equilibrará la presión. También puedes apretar la nariz para tapar las fosas nasales y exhalar con la boca cerrada, no lo hagas demasiado fuerte porque puedes dañar los tímpanos.

Si los oídos se tapan por causa del resfrío o la sinusitis, hacer un baño de vapor puede ser una solución perfecta y sobre todo, integral. Inhala el vapor para descongestionar no sólo los oídos sino también la nariz. Si añades al agua que se hervirá unas gotas de aceite de lavanda o de eucalipto o un poco de sal gruesa, conseguirás mejores resultados. Puedes también sonarte la nariz con un pañuelo, varias veces, para expulsar toda la mucosidad extra y aliviar la congestión general.
0
0
0
0No hay comentarios