Popular channels

Cómo escapar de un oso




¿Sabes lo que hay que hacer si te encuentras cara a cara con un oso? Continúa leyendo , y camina sin problemas.





1

Evita los encuentros cercanos. Si puedes prevenir un encuentro con un oso, el resto de los pasos es innecesario. Los osos son criaturas apartadas, y generalmente prefieren mantenerse lejos de los humanos. Puedes ayudarle con esto anunciando tu presencia cuando estés explorando su medio ambiente: habla fuerte, canta, o lleva contigo campanas para “osos” para que los osos tengan tiempo de escapar de ti. Lee acerca del comportamiento de los osos para decidir el método de sonido con el que estés cómodo ya que existen diferentes puntos de vista de profesionales acerca de la efectividad de hacer ruidos. Asegúrate de hacerle caso a los anuncios locales sobre osos y practica almacenamiento apropiado de comida mientras acampas, intenta caminar en áreas abiertas para que el oso pueda verte (o puedas verlo) de una buena distancia. Deja los perros en casa o mantenlos atados. Si ves huellas de osos, desvíate o aléjate del área. Evita sorprender a los osos.






2

Mantén tu distancia. Si ves a un oso a una gran distancia (mayor de 300 pies), aléjate del área. Si necesitas continuar, haz un desvío grande alrededor del oso. Si el oso no te ha visto, no lo molestes: retírate en calma y silenciosamente, y después haz un sonido fuerte cuando estés bien lejos para prevenir posibles encuentros futuros. Si el oso te ve, empieza a hablar en una voz suave y calmada (no importa lo que digas) y aléjate lentamente, manteniendo un ojo en el oso pero evitando el contacto directo. Tu meta es comunicarle al oso que eres un humano (y que por lo tanto, puedes defenderte y no estás asustado) mientras que le haces saber que no estás amenazándolo, y que estás dejando su territorio.




3

Mantente en alto, incluso si el oso te ataca. Si el oso te ve y está alrededor de 300 pies, o si el oso se aproxima a ti, mantente calmado e intenta parecer lo más alto posible. Mantente firme y trata de no parecer asustado. Intenta retirarte lentamente – no te des la vuelta – y habla suavemente. Si el oso continúa a acercarse a ti mientras te alejas, detente y mantente firme. Habla más fuerte y en una voz profunda y calmada, agita tus brazos para parecer más grande. Mantén un ojo viendo al oso, pero evita el contacto visual directo, esto puede ser interpretado como un reto para el oso. No seas agresivo, pero no t encorves, te hagas el muerto o muestres miedo o vulnerabilidad. Si el oso se abalanza sobre ti, muestra todo tu coraje y quédate donde estás: el ataque es más probablemente una mentira, y si te quedas firme el oso se irá.






4

Conoce a tu oso. Los pasos que tomes para sobrevivir a un encuentro con un oso dependerán en parte del tipo de oso. Norte América tiene tres tipos de osos: osos cafés, osos negros y los osos polares. Los osos polares, claro está, son muy fáciles de reconocer, y su rango es muy delimitado en latitudes lejanas del norte. Los osos negros y grises no son necesariamente diferenciados por su color. Los osos grises pueden pesar hasta 800 libras (400 kilogramos), y son distinguibles por una joroba prominente en su hombro y unos cuartos por debajo del hombre. Los osos negros son típicamente más pequeños (hasta 400 libras), y tienen unos cuartos más altos o al mismo nivel que los hombros. Si ves huellas, los osos grises tienen las marcas de las garras bien separadas de las huellas de sus patas, mientras que los osos negros tienen sus garras muy cerca de su pata.






5

Entiende las motivaciones del oso. Un poco de psicología de osos puede tomar un largo camino – tu respuesta un ataque debe de ser pensada en las motivaciones del oso. Primero, si parece que un oso te está observando (desapareciendo y apareciendo, por ejemplo), o si un oso ataca de noche, muy probablemente te ve como comida, y cualquier ataque será de depredador. Si sorprendes a un oso en el camino, si el oso tiene oseznos, o si el oso está comiendo de un cadáver o protegiéndolo, el oso muy probablemente actuará en defensa propia.






6

Responde apropiadamente basándote en la situación:
  • Si un oso gris hace un ataque no-depredador: hazte en muerto. Si el oso (que no sea un oso negro) te está atacando en defensa propia, puedes disminuir el ataque (y posiblemente salvarte) haciéndote el muerto recostándote completamente en el suelo. Haz esto sólo después de que el oso haga contacto contigo o si intenta hacerlo. (En el pasado, los expertos en osos recomendaban que te recostaras en la tierra en una posición fetal, pero los investigadores han demostrado que hacer esto sólo le permite al oso lanzarse sobre el humano en cuestión). Para hacerte el muerto, recuéstate totalmente en la tierra, protegiendo tus órganos vitales con la tierra, y tus brazos protegiendo tu cuello con tus manos entrelazadas encima de él. Mantén tus piernas juntas y no luches. Una vez que el oso se haya alejado de ti, espera varios minutos antes de observar cuidadosamente para ver si el oso se encuentra cerca. Un oso puede voltear y regresar si te ve moviéndote.

Si algún oso hace un ataque de depredador o recibes algún ataque de un oso negro: ataque tu también: Pelea un ataque de un oso negro o cualquier otro ataque depredador. Si el oso es un oso negro, o si has determinado que el oso te ve como comida (esto es muy raro, y más común con los osos negros y, algunos dicen, con los osos polares más que con los grises), sólo tienes oportunidad de escapar si ataques o lo asustas. Golpea al oso con rocas, ollas, cacerolas, palos o puños – lo que sea que tengas cerca. Las apuestas pueden ir en tu contra en una pelea, pero los osos generalmente no ven al humano como presa, y un oso que hace un ataque depredador usualmente es inmaduro,, está hambriento, o herido, y será fácil de espantar si lo golpeas.



7

Considera las técnicas de escape de último minuto:
  • Trepa a un árbol sólo bajo las condiciones correctas. Los osos negros son buenos trepadores, así que subir a un árbol no te hará ningún bien con uno de ellos. Los osos grises también pueden trepar un poco y pueden alcanzar alrededor de 12 pies (4 metros) del árbol por encima de la tierra. Sólo considera trepar un árbol si te encuentras con un oso gris y estás seguro de que puedes llegar alto (por lo menos 15 pies, pero preferentemente 30 pies) en un árbol robusto para el tiempo en el que te alcance. Los osos son muy rápidos, así que no trates de ganarles en una carrera para llegar al árbol – perderás. Esta aproximación usualmente es viable s estás justo delante de un árbol y eres un buen trepador.
  • Evade los avances si se están acercando en una distancia relativamente corta (>8 pies). Los osos y otros animales de cuatro patas tienen un gran centro de gravedad, y por lo tanto, no pueden dar giros tan buenos como los tuyos o los míos. No corras sólo en círculos, sin embargo, si estás en un área abierta (llanura o campo), no corras directamente lejos del oso ya que generalmente son muy rápidos. Muévete a la izquierda y derecha para forzar al oso a cambiar de dirección. No insultes al oso, sin embargo, ya que eso te quitará energía.

+1
0
0
0No comments yet