Check the new version here

Popular channels

Cómo estimular el punto G masculino



El mítico punto G, tan codiciado por todo aquel que desea otorgar o recibir placer, no solo es cosa de chicas, ellos también cuentan con uno. Y aunque acceder a este maravilloso lugar no es tarea sencilla, en unComo te ofrecemos algunas claves importantes a tomar en cuenta para que sepas cómo estimular el punto G masculino y darle a tu chico todo el placer que se merece.

Difícil pero no imposible
El punto G masculino se encuentra en un lugar al que no es sencillo acceder, pues se ubica a unos centímetros de la entrada anal, en la próstata, lo que hace que muchos hombres se cierren de inmediato a la posibilidad de obtener placer de este modo. Sin embargo debes saber que hay dos formas de estimularlo, la interna que requiere penetración anal, o la externa, más compleja, pero no imposible, la opción perfecta para los hombres más reticentes.

Prepara la estimulación anal
Antes de estimular el punto G de tu chico a través de la penetración anal, es muy importante que él esté de acuerdo, de lo contrario podrías crear una situación muy incómoda, recuerda que la clave del placer sexual es que los dos accedan a dar y recibir. Puedes realizar la estimulación con tu dedo, pero para ello requerirás de un lubricante y guantes de látex o un condón para hacer el trabajo más sencillo, recuerda que también es importante que tus uñas estén cortas. Encontrarás todas las consideraciones a tener en cuenta en nuestro artículo sobre cómo prepararme para el sexo anal.

Dónde y cómo
Una vez lista, introduce tu dedo en su ano, que al principio se contraerá, pero tú avanza lenta y delicadamente unos pocos centímetros hasta sentir un pequeño bulto, se trata de la próstata lo que quiere decir que has llegado al lugar indicado. Comienza por acariciarlo suavemente y observa la reacción de tu chico, algunas optan por la técnica de dar delicados golpes, pruébala a ver que tal resulta.

Desde afuera
No es tarea sencilla, pero la práctica hace al maestro. La piel que hay entre los testículos de tu chico y el inicio de su ano es el lugar que deberás estimular desde afuera. Una gran técnica es comenzar con una buena sesión de sexo oral, toca y acaricia sus testículos, bésalos, y lleva tu lengua a ese punto, donde puedes masajear con ella o presionar suavemente con tu dedo, puede que a la primera tengas suerte o quizá te tome un poco más de tiempo, pero los chicos suelen sentir gran placer cuando tocan este punto así que atrévete y no dejes de intentar.
0
0
0
0
0No comments yet