Info

Cómo evitar los ruidos vaginales







Cómo evitar los ruidos vaginales en el sexo
Durante la penetración se genera como es lógico hay fricción, pero en algunas ocasiones la física hace que se produzcan pequeñas entradas de aire en la vagina lo que hace que, en pleno acto sexual y cuando menos lo esperamos, nuestra vagina produzca un ruido muy similar al de un gas.


Esta situación resulta muy vergonzosa para nosotras, y aunque no es un mal mayor, menos cuando se trata de una pareja fija, algunos consejos pueden ayudarte a que no pase. Aquí te explicamos cómo evitar losruidos vaginales en el sexo.
Aunque suenan como tal, los ruidos vaginales no son gases, se producen cuando debido a una determinada postura sexual, el aire consigue penetrar en la vagina y debido a la fricción se genera el incómodo ruido, por lo que el truco para evitarlo está, justamente, en la posición que elegimos.
El ritmo y la intensidad con la que se practique el sexo también influye. A mayor ritmo de la penetración más fuerte será el ruido que se produzca, como ves se trata de un conjunto de circunstancias que perfectamente podemos controlar y prevenir.
El aspecto físico influye también. Aquellas mujeres con flacidez en los músculos vaginales tienen mayor tendencia a producir ruidos vaginales durante el sexo, por lo que deben evitar todas aquellas posturas que favorecen la entrada de aire, pero ¿cuáles son? Pues aquellas en las que el pene puede salirse con facilidad permitiendo la entrada de aire o en las que el orificio vaginal se encuentra demasiado abierto.
Posturas como el perrito o la sorpresa suelen producir con frecuencia ruidos vaginales si entra el aire, por lo que si tienes muchas tendencia a que esto ocurra y te averguenza, entonces debes intentar evitarlas.
Controlar el ritmo y la intensidad de la penetración es también importante para evitar la entrada de aire en la vagina y con ello los molestos ruidos. El pene no debe salir completamente de la vagina durante la penetración, así no habrá un efecto de bombeo y el aire no entrará. Del mismo modo deben evitar, en la medida de la posible, penetrar con demasiada fuerza o resultará difícil controlar los ruidos vaginales.
Además conviene hacer ejercicio para fortalecer los músculos vaginales, como los del método Kegel. Otra buena y cómoda alternativa es el uso de las bolas chinas.
Aunque puede resultar vergonzoso, los ruidos vaginales durante el sexo no son un problema mayor, y no debe prestarse demasiada atención a ellos. Siguiendo estos consejos conseguirás evitarlos efectivamente.







Mientas tanto en mi rancho...