Check the new version here

Popular channels

Como Leo Messi: nunca jugó en Argentina

El delantero del Girondins de Burdeos, Emiliano Sala, habló con Infobae de su presente en Francia. Dijo que intenta imitar a Batistutay que le gustaría intercambiar su camiseta con Pastore o Lavezzi.

La historia de Lionel Messi con el Barcelona es conocida por el mundo entero. Su infancia enRosario, su viaje a La Masía y su extraordinaria carrera con el "Blaugrana" convirtieron a la "Pulga" en uno de los futbolistas más reconocidos de la historia.
Con menor trascendencia, en Francia, Emiliano Sala vive una historia similar. Partió hacia el Viejo Continente sin haber saboreado el condimento del fútbol argentino. "Hice las inferiores en San Martín de Progreso (Santa Fe) y a los 15 años me fui a una escuela que se llama Proyecto Crecer, en San FranciscoCórdoba, que es una filial del Girondins de Burdeos. Todos los años va gente de ahí a la Argentina a ver jugadores. Cuando cumplí los 16 empecé a hacer períodos de adaptación de 2 o 3 meses, hasta los 20, que firmé mi primer contrato profesional", contó el delantero a Infobae.
La incursión futbolística del santafesino no fue sencilla. La decisión de dejar a su familia, sus amigos y sus estudios significó un sacrificio muy complejo. "En la escuela era imposible justificar la cantidad de faltas que tenía por mis viajes a Europa. Pasé por momentos muy duros, pero hoy tengo una satisfacción enorme", agregó.


Sus goles fueron los que lo llevaron a la Ligue 1, dado que sus primeros pasos los hizo en las categorías menores. Doce conquistas en el US Orléans y otras 19 en Niort obligaron a los dirigentes del Burdeos a tenerlo en consideración. “Como yo quería jugar, me fui a préstamo a equipos de Tercera y Segunda División, pero como me convertí en el máximo goleador del Niort en una temporada, varios clubes se fijaron en mí. Tenía opciones de Inglaterra y Grecia, pero preferí quedarme en Francia, donde renové hasta el 2017”, dijo Sala.


Hoy, instalado en el conjunto que dirige Willy Sagnol se anima a ocupar la ofensiva de los “Marines Blancos”, donde ya le marcó un tanto al Mónaco. Naturalmente, la posibilidad de enfrentar a rivales de jerarquía lo entusiasma a intercambiar camisetas con las estrellas internacionales. “Todavía no cambié con nadie, pero me gustaría tener la de Pastore o Lavezzi. Cada vez que juego contra un argentino nos quedamos hablando, intercambiando números de teléfono para juntarnos”, sostuvo el atacante.


Su participación en Francia le permitió que el entrenador “le Bleu”, Didier Deschamps, pose su mirada en él. A pesar de que todavía no tenga la nacionalidad francesa, sus 23 años lo convierten en un proyecto a futuro. “El año que viene ya puedo tramitar la ciudadanía, pero todavía nadie se puso en contacto conmigo. Si el día de mañana me proponen algo así, estoy dispuesto a analizarloLa prioridad la tiene Argentina, pero si no se llega a dar, a cualquier jugador le gustaría participar de una Copa del Mundo”, añadió.

A pesar de su juventud y de la travesía que vivió en su adolescencia, Emiliano Sala, no tuvo reparos en declarar cuál fue la fórmula que utilizó para llegar al éxito: “Siempre miré videos de Batistuta. Él es mi referente y siento que tengo características similares. El año pasado me habían puesto de sobrenombre Salagol, en referencia a mi ídolo. Mi idea fue copiar lo que hacía este grandísimo jugador”, concluyó.
0No comments yet
      GIF
      New