Check the new version here

Popular channels

Cómo limpiar tu pene natural


Es importante mantener limpio el pene de su hijo ya sea que se haya circuncidado o no. Mantener limpio el pene de su hijo pequeño puede ayudar a prevenir infecciones y otros problemas. A medida que su hijo crece, enséñele a lavarse el pene y cuidárselo.
Cómo limpiar un pene natural

No fuerce el prepucio hacia atrás sobre la punta del pene. Al principio, no se puede retraer el prepucio de un bebé sobre la cabeza del pene. Después de los primeros años de vida (aunque podría llevar un poco más de tiempo), el prepucio gradualmente se retraerá con más facilidad. Para el momento en que un niño tiene 5 años, el prepucio, por lo general, puede retraerse por completo. Hasta este momento, lave el exterior del pene con agua tibia. Empujar el prepucio de su hijo hacia atrás demasiado pronto puede dañarlo y causar la formación de tejido cicatricial.

Cuando el prepucio se retraiga fácilmente, limpie debajo de este diariamente. Para limpiar debajo del prepucio, empújelo suavemente lo más que pueda hacia el cuerpo. Lave con cuidado toda la zona con agua tibia. Luego, vuelva a colocar el prepucio sobre la cabeza del pene.
A un niño de tan solo 3 años se le puede enseñar a limpiarse debajo del prepucio como una parte normal de su higiene. Cuando un niño llega a la pubertad, debe limpiarse debajo del prepucio todos los días.
Si el prepucio de su hijo no se retrae por completo para el momento en que alcanza la pubertad, llame a su médico para que lo aconseje.



El pene es, tal vez, la parte del cuerpo que los hombres más valoran, por lo que es importante saber cómo cuidarlo y mantenerlo saludable.

Se aconseja lavar suavemente el pene con agua tibia cuando se está tomando una ducha o baño. Si se tiene un prepucio, se recomienda tirarlo suavemente hacia atrás y lavarse por debajo.

Si no se lava debajo del prepucio correctamente, una sustancia llamada esmegma puede empezar a acumularse. El esmegma es un lubricante natural que mantiene la humedad del pene. Se encuentra en la cabeza del pene y el prepucio. Si se acumula en el prepucio puede dar mal olor y convertirse en caldo de cultivo para las bacterias. Esto puede causar enrojecimiento e hinchazón de la cabeza del pene, lo que se conoce como balanitis.



“Es realmente sorprendente cómo muchos hombres no se limpian debajo de su prepucio. No sólo regularmente desarrollan las complicaciones por falta de higiene, sino que esto también es muy desagradable para una pareja sexual“, explica Patrick French, experto en salud sexual.

Se aconseja no tirar con fuerza hacia atrás el prepucio de un bebé o un niño, ya que podría ser doloroso y causar daño. En la etapa de su desarrollo, no hay necesidad de limpiar el interior del prepucio.

Si bien la higiene personal es importante, demasiado lavado con jabón y gel de ducha puede causar dolor. Lavar suavemente el pene una vez al día con agua tibia es suficiente para mantener una buena higiene. Si desea utilizar el jabón, elija un jabón suave y no perfumado para reducir el riesgo de irritación de la piel.

Se recomienda evitar el uso de talco y desodorante en el pene.

Los hombres circuncidados tienen que ser cuidadosos con la limpieza de su pene. No tener prepucio significa que la cabeza del pene no está protegida contra el polvo, el sudor y todo tipo de sustancias irritantes.


Testículos y área púbica

También es necesario limpiar la base del pene y los testículos, donde el sudor y el cabello pueden combinarse y producir un fuerte olor.

Estas áreas deben lavarse con frecuencia para detener la acumulación de sudor, sobre todo porque están encerradas en la ropa interior para la mayor parte del día.

El área comprendida entre la base de los testículos y el ano también debe limpiarse. De paso se aconseja revisar los testículos en busca de bultos, una vez al mes. En caso de detectar alguna anomalía en la zona, visite a su médico.
0
0
0
0No comments yet