Check the new version here

Popular channels

Como masajear un pezon

Masaje erótico para tus pechos




Muchas veces olvidamos que contamos con esta zona erógena y no la aprovechamos. Tanto nosotras como ellos nos concentramos en la zona genital y no le sacamos partido a esta parte de nuestro cuerpo que puede entregarnos tanto placer. Atenta a este masaje erótico de senos para que después le muestres a tu pareja cómo hacerte volar de placer.

Los pechos y sobre todo los pezones, son una de las zonas erógenas que, si se masajean de forma correcta, pueden hacer que la mujer alcance un grado máximo de excitación e incluso, el orgasmo, sin necesidad de penetración.


Pero los pechos no se acarician de cualquier manera, es una zona con muchos puntos sensitivos, por lo que masajearlos erróneamente puede resultar más desagradable que placentero.

Lo primero que tu chico debe saber, es que no debe apurarse, necesita tomarse de todo el tiempo que tú necesites, considerando que esta zona requiere de mayor estimulación para lograr excitarte.

1º paso: el contacto



Lo ideal es que tu pareja tenga las manos suaves, sin asperidades. Para comenzar este masaje, él debe sostener tus pechos con ambas manos completas, dejándolas ahí sin realizar movimientos.

2º paso: giros sutiles

De la misma forma, con ambas manos sosteniendo tus pechos, debe comenzar a dar suaves giros, primero en sentido de las agujas del reloj y después de vuelta.

3º paso: suaves caricias

Sosteniendo tus pechos con sus manos, puede comenzar a acariciarte suavemente con sus dedos por los costados de los senos, sin retirar las manos. Luego puede desplazar sus manos en forma diagonal, desde las costillas hacia el centro de tu pecho.

4º paso: a los pezones

Habiendo preparado el terreno, es momento de dirigirse al punto más sensible y erógeno: tus pezones. El cambio debe ser paulatino y comenzar suavemente. Con las yemas de sus dedos, puede empezar a rozar tus pezones y a juguetear sutilmente con ellos. Si eres más atrevida, puedes indicarle que los pellizque un poco. Luego, con una de sus manos, debe sujetar un pezón con dos dedos a modo de tijera y la otra mano pasarla por encima de este pezón suavemente ¡una sensación increíble!

Después de estos pasos, todo está permitido, labios, lengua, dientes (suavemente), apretoncitos y todo lo que se te plazca. Atrévete a probar este masaje erótico y a descubrir un mundo de sensaciones desconocidas!
0No comments yet