Check the new version here

Popular channels

¿Como montar nuestra propia PC?

Montar nuestro
propio PC
Cómo construirnos un ordenador

Por supuesto, para culminar con éxito toda esta compleja operación,
hemos de contar con unos conocimientos mínimos, cierta maña y no
tener miedo a manejar los distintos componentes electrónicos. Sobre las
herramientas, en un buen número de casos la operación tan sólo requerirá
un simple destornillador. Esto es porque, aunque muchas veces no
seamos conscientes de ello, los fabricantes y desarrolladores de las
especificaciones han luchado para que el montaje de PCs sea una operación
rápida y sencilla, salvo casos excepcionales. Y es que una buena
parte de los equipos montados en medio mundo pertenecen al mercado
clónico, que en su mayoría es montado por
operarios mediante el trabajo manual.
Sólo hemos dejado sin tratar un tema que ya tratamos
en números anteriores y que no ha sufrido
grandes cambios. Hablamos de las cajas y las
unidades ópticas. En las primeras, hemos de
seguir buscando el tamaño adecuado a nuestras
necesidades, cierta calidad y potencia de la
fuente de alimentación y un diseño que nos
agrade. Sobre las unidades de CD-ROM o DVDROM,
hemos de seguir persiguiendo la máxima
velocidad y el respaldo de una marca de prestigio
que nos asegure una buen calidad. Eso sí,
teniendo en cuenta que las unidades de CDROM
son cada vez menos interesantes, ya que
la sistemática bajada de precios de los DVDROM
permite que nos demos el lujo de contar
con la última tecnología en nuestro PC.
Sólo nos queda desearos suerte y que disfrutéis de este apartado, en
el que, además de poder montar vuestro PC, pretendemos manteneros
al día de los componentes más importantes de nuestras máquinas.
Esperamos, incluso, que esta información pueda ayudar a todos
aquellos que necesiten «seguir tirando» con su actual PC y necesiten
actualizarlo urgentemente.

Construir el PC
Cómo ensamblar los componentes

Ya hemos adquirido todo lo que nos hacía falta, y ha llegado
el momento de montar nuestro propio PC completamente
personalizado. No es tarea difícil si se siguen
una serie de indicaciones previas. Lo primero y fundamental es colocarnos
en una mesa grande, bien iluminada y con sitio para movernos
tranquilamente. De esta manera, podremos tener todos los elementos
a mano. Sobre las herramientas, hoy día es perfectamente
posible montar un ordenador con sólo tener a mano un simple des -
tornillador de estrella. Para el caso que nos ocupa, no hemos necesitado
otra herramienta, aunque es posible que cierto tipo de cajas, o
un componente en particular, necesite algún elemento adicional.
Para guiaros a través del montaje, hemos utilizado un equipo de la
empresa Ei System dotado de los últimos componentes. Contamos
una caja semitorre ATX de fácil apertura, ya que la carcasa se extrae
por la parte frontal. Respecto a la placa, hemos utilizado un modelo
preparado para soportar un Pentium 4 a 1,5 GHz, 256 Mbytes de
memoria RAMBUS, distribuida en dos módulos RIMM de 128 Mbytes
cada uno. El disco duro elegido ha sido un Maxtor UDMA 100 de
40 Gbytes, al tiempo que nos hemos hecho con una disquetera, una
unidad DVD-ROM 16x de Pioneer y una regrabadora Plextor
12x/10x/32x. La tarjeta gráfica es una ATI Radeon con 64 Mbytes
DDR. Además disponemos de un módem interno Diamond 56 Kbps
y una Sound Blaster Live! Platinum con rack frontal que también tendremos
que ensamblar. Es decir, un PC de gama alta con todos los
elementos que podemos necesitar para trabajar con la última tecnología.
Empecemos con el montaje.

Instalar la placa base
en el PC


1_

Desempaquetar la placa

Básico
Empezaremos por lo más importante de nuestro futuro ordenador: la
placa base. Para ello, procederemos a sacarla de su caja y comprobar
que dentro del paquete se incluye la faja de 40 pines para conectar
los discos IDE o las unidades ATAPI. Además, tendremos otra faja
algo más pequeña que utilizaremos para conectar la disquetera de
1,44 Mbytes. Es importante saber que, en esta ocasión, vamos a utilizar
dos fajas IDE, por lo que en caso de que no se incluyesen dos con
nuestra placa base o un cable adicional con la unidad DVD o CD-RW,
tendríamos que comprarlas previamente en la tienda. También dentro
de la caja tendremos que encontrar un CD-ROM con controladores
y software que utilizaremos más adelante para configurar el equipo.
Y por supuesto, no podemos olvidarnos del manual, que cada
vez más tiende a contar con unas pocas hojas de inicio rápido, ya que
la información completa se encuentra en formato PDF dentro del dis -
co que acompaña a la placa.



2 Configurar los jumpers
Intermedio
Ya no es muy habitual tener que tocar estos pequeños elementos que
encontramos en todas las placas base. Antiguamente se utilizaban
mucho para configurar la velocidad del procesador o del bus. Sin
embargo, estos parámetros hoy día suelen configurarse directamente
desde la BIOS o de manera automática por la propia placa al arrancar.
De cualquier manera, es bueno que consultemos el manual y
verifiquemos que no es necesario cambiar ninguno de estos jumpers.
Si dudamos, o no lo tenemos muy claro, es mejor que no cambiemos
nada, ya que las configuraciones por defecto suelen como mínimo
arrancar.

3 Pinchar el procesador
Básico
Ahora llega el momento de colocar el procesador en su ubicación
definitiva. Desde que los procesadores se presentan de nuevo en formato
Socket, pincharlos requiere algo más de cuidado para no doblar
las patillas del mismo. Esto es importante porque, de lo contrario,
luego nos resultará muy complicado ponerlas de nuevo derechas,
pudiendo llegar incluso a partirlas, algo que inutilizaría el procesador.
En el caso concreto del Pentium 4, se observa que no existen
muescas que identifiquen la posición correcta. Y es que en este procesador
encontramos varias filas de
patillas más en el lado izquierdo
que en el derecho, por lo que sólo
será posible una única posición.
Para introducirlo, levantaremos la
palanca lateral del zócalo y colocaremos
el procesador sin forzarlo
nunca, ya que debe entrar sin
problemas. Si no encajase correctamente
hasta el final, revisare -
mos si la orientación es la correcta
y comprobaremos que no existe
ninguna patilla torcida.
Una vez introducido, y mientras
mantenemos el «micro» sujeto
con el dedo, bajaremos lentamen -
te la palanca del Socket. Aquí sí es
posible que encontremos cierta
resistencia, algo que no debe pre -
ocuparnos, pues es normal. Para terminar, encajaremos la palanca al
final de su recorrido para que se sujete con la muesca que se encuentra
en la base del Socket

4 Colocar el ventilador
Básico
Ahora llega el momento de colocar el elemento que refrigerará nuestro
procesador y evitará que sufra calentamientos y fallos debido a la
temperatura. Cada tipo de procesador y cada zócalo cuentan con un
ventilador especialmente diseñado para ellos. Además, si estamos
instalando alguno de los últimos procesadores de alta frecuencia,
como los Athlon o Pentium III a 1 GHz, el tamaño del disipador y del
ventilador deben ser considerables para que el conjunto se refrigere
sin problemas. De esto dependerá la salud de nuestro «micro», y
nuestra tranquilidad para trabajar. En el caso de este Pentium 4,
vemos cómo se aloja sobre unos soportes que se fijan directamente a
la placa, al tiempo que se utilizan unos clips laterales para evitar que
éste se desplace. Si montásemos uno para Socket 370, el ventilador se
fijaría a unas pestañas situadas delante y detrás del propio Socket.

5 Enchufar el ventilador
Básico
Pero para que el ventilador pueda cumplir su función, es necesario
conectarlo a la corriente, con lo que hemos de localizar un pequeño
conector con dos pines que se halla en la placa base a tal efecto. En
principio, se encuentra junto a una serigrafía del tipo «CPU Fan».
Además, si nos fijamos, probablemente encontremos otros dos más,
que podemos utilizar para conectar los ventiladores de la caja o de
una tarjeta gráfica que lo requiriese. Y aunque la mayor parte de los
ventiladores vendidos hoy día utilizan el conector de la placa base
para tomar la alimentación, podemos encontrarnos con algún modelo
que utilice directamente los conectores de la fuente, como los
empleados para el disco duro o el CD-ROM.

6 Instalar la RAM

Básico
A continuación tendremos que proceden a instalar la memoria RAM
que utilizará nuestro sistema. Es preferible montarla con la placa fuera
de la caja, ya que tenemos un mejor campo de visión y podemos
movernos con más libertad. Los módulos RIMM que estamos utilizando,
o los DIMM de siempre, son muy sencillos de instalar siempre
que se respeten las muescas que encontramos en el centro del
banco de memoria, que han de coincidir con las del centro del módulo.
Debemos insertar los módulos en el banco de forma completa -
mente vertical, deslizándolo por los carriles laterales que tiene el
banco, una vez hayamos abierto las patillas que más tarde nos servirán
para fijarlo firmemente. Justo al final de este recorrido, tendremos
que apretar fuerte en ambos laterales del módulo para que se
deslice hasta el final y las patillas laterales se cierren automáticamente,
bloqueándolo. De esta manera, colocamos primero los dos módulos
y, después, los dos terminadores que necesita tener la memoria
RAMBUS para poder funcionar.

7 Preparar la caja

Básico
Ya tenemos los principales elementos de la placa montados sobre
ella. Por eso, ahora es el momento de colocarla en el interior de nues -
tra caja, que cuenta con espacio más que de sobra para montarla con
todos los elementos colocados. Podría darse el caso de que, en cajas
pequeñas, sea difícil instalar la placa con el procesador y la memoria
pinchados, por lo que los pasos anteriores tendrían que ser realizados
después de este. Abriremos la carcasa, extraeremos todo lo que
encontremos en su interior, como cables, tornillos y fijaciones, y procederemos
a hacer hueco para la placa base. Dependiendo del modelo
que hayamos adquirido, podría ser que la chapa sobre la que sujeta
la placa base al chasis sea desmontable, pudiendo atornillarla con
esta chapa fuera. Sin embargo, no era el caso de nuestra caja, en la
que la placa ha de insertarse a través del chasis.

8 Fijar la placa al chasis

Intermedio
Para atornillar la placa al chasis de la caja, podemos encontrarnos
varias posibilidades. Hasta hace no mucho tiempo, era normal
encontrar sistemas de fijación que se atornillaban a la carcasa. Sobre
la cabeza de estas fijaciones, se colocaban los tornillos que sujetaban
la placa. Además, este sistema se complementaba con unos topes de
plástico que impedían que la placa tocase el chasis. Esto es precisamente
lo que hemos de evitar a toda costa. La caja que hemos utilizado
para el montaje cuenta con unos soportes de plástico, a los que
fijaremos los tornillos, que evitan que se produzcan estos cortocircuitos
en la placa. Igualmente, antes de atornillar la placa, colocaremos
la chapa que tapa el hueco de los conectores ATX. Esta chapa se
incluye en la caja o con la propia placa y ofrece un aspecto profesional
a la terminación del equipo. Por ello, una vez colocada esta chapa,
enfrentaremos la placa a su ubicación definitiva haciendo coincidir
los conectores en esta chapa. Una vez colocados los tornillos,
verificaremos de nuevo que las soldaduras inferiores de la placa no
están en contacto con la chapa del chasis.

9 Conectar los controles frontales

Básico

Para encender y apagar el
equipo, necesitaremos conectar
el interruptor del
frontal de la caja. Además,
conectaremos el famoso
botón del Reset y los leds
del frontal de la caja que
nos muestran si el disco
esta trabajando o la placa
está en marcha. Para ello,
y gracias al manual, localizaremos
los conectores que ofrecen estas funciones y que generalmente suelen encontrarse
en el lateral inferior derecho de la placa. Además, junto a cada conector
seguramente encontraremos serigrafiada la función que desempeñan,
como: ATX Switch, HDD led, etc.

10
Enchufar la fuente
de alimentación

Básico
Ahora procederemos al último paso
que nos queda por hacer antes de fina -
lizar con la instalación de la placa base.
Se trata de algo tan sencillo, y a la vez
tan importante, como conectar la fuente
de alimentación. Dado que estamos
montando un Pentium 4, hemos de
conectar tres cables de alimentación
diferentes. Por un parte tenemos el
habitual ATX con 20 conexiones, que
sólo encaja en una postura, contando
además con una pestaña que impide
que se desconecte. Además, tendremos
que enchufar otras dos líneas de ali -
mentación adicional que no utilizaban
las placas hasta ahora. Esto significa
que, como es lógico, necesitamos una
caja con una fuente de alimentación
diseñada para las placas Pentium 4. En
caso de estar montando un Pentium III
o un Athlon, no será necesario realizar
estas dos conexiones adicionales.

Instalar la disquetera
y el disco duro

11 Montar la disquetera

Básico
La disquetera es uno de los elementos más sencillos de colocar de
todo nuestro equipo, sin que entrañe ningún riesgo su instalación.
Lo primero es seleccionar la bahía en la que colocaremos la disquetera.
A continuación, hemos de hacer coincidir el frontal de la dis -
quetera con el frontal de la caja. Si nuestro modelo es de los que al
extraer la carcasa se extrae también el frontal, tendremos que probar
hasta que demos con el punto exacto. En otras ocasiones, es posible
que esta posición venga marcada en el carril mediante letras o
muescas verticales. En cualquier caso, una vez encontrada la posi -
ción exacta, colocaremos los cuatro tornillos, dos a cada lado. Es
importante tener en cuenta que para la disquetera utilizaremos los
tornillos de rosca fina, nunca lo de rosca gorda, ya que estropearíamos
la carcasa de la misma.

12 Montar el disco duro

Básico
A continuación, procederemos a instalar el disco duro, siguiendo un
procedimiento muy similar al del paso anterior. Sólo hemos de tener
presente una cosa: si vamos a instalar más de un disco duro, antes de
situarlo en el chasis de nuestra caja y colocar los tornillos de sujeción,
tenemos de configurar los jumpers que nos permitirán indicar cuál de
los discos será maestro y cuál esclavo. Si sólo vamos a colocar un dis -
co, como es nuestro caso, este punto no tendrá que preocuparnos, ya
que los discos vienen, por defecto, configurados como maestro. Respecto
a los tornillos, y salvo algún modelo de disco muy concreto,
aquí tendremos que utilizar los de rosca gorda si queremos sujetarlo
convenientemente. Igualmente, no podemos utilizar alguno demasiado
largo, ya que podríamos dañar el disco internamente.

13 Conectar las fajas de datos

Básico
Tras atornillar las dos unidades, hemos de conectar los cables de
datos. Para ello, cogeremos las dos fajas y procederemos a enchufarlas
con cuidado de hacer coincidir todas las patillas de las unidadescon las correspondientes del conector. En caso de la disquetera,
conectaremos a la placa el conector que esté más separado de los
otros dos. En el caso de los discos IDE, si tenemos una de las nuevas
fajas para discos Ultra DMA, hemos de buscar la inscripción System
que muchas de ellas presentan, o el conector azul. Esta parte del
cable tendrá que estar conectada a la placa base, mientras que los de
color negro irán a las unidades. En ambos casos, y dependiendo del
cable que incluya nuestra placa base, lo más habitual es que, además,
contemos con una muesca que impedirá que nos equivoquemos al
conectar el cable a la placa o las unidades. Igualmente, en caso de
que no exista esta muesca, buscaremos el cable de color rojo y lo
haremos coincidir con el pin 1 de la unidad o la placa, que generalmente
suele estar marcado con un número uno, un punto o una flecha.
Por último, para conectar el disco, utilizaremos el primer canal
IDE, serigrafiado en la placa como Primary IDE.
En caso de que nos equivoquemos de posición, no ocurrirá absolutamente
nada. Cuando arranquemos el equipo lo más probable es que
el sistema no se inicie si es el IDE el que está mal colocado. Si es la
disquetera la que tiene la conexión al revés, ésta tendrá la luz permanentemente
encendida.

14 Conectar los cables de corriente

Básico
Ahora sólo queda conectar la alimentación para que tanto la disquetera
como el disco duro estén listos para trabajar. En el caso de la dis -
quetera, y dado que el conector es pequeño y poco seguro, hemos de
tener cuidado de conectar las cuatro patillas al mismo tiempo. Podría
ocurrir que lo conectáramos sólo tres de ellas, dejándolo desplazado
hacia la derecha o la izquierda. En este caso, al encender la fuente, se
crearía un corto que no tendría mayores consecuencias gracias a las
protecciones de la fuente, aunque es mejor evitarlo. Para el disco
duro, conectar el cable es tan sencillo como respetar la postura de
inserción, que sólo nos permite enchufarlo de una manera, por lo que
no podemos equivocarnos.
Instalar el DVD y la regrabadora

15 Decidir el orden

Básico

Ahora seguiremos con el resto de unidades que nos quedan por
montar. Como anteriormente, lo primero será decidir las bahías en
las que vamos a colocar cada una de las unidades. Si vamos a instalar,
como es el caso, un DVD-ROM y una regrabadora, tendremos
que decidir cuál colocaremos arriba y cuál abajo. En principio, esto
debe ir supeditado a la organización interna que deseamos dar a las
unidades con respecto al bus IDE. En este caso concreto, anterior -
mente hemos conectado el disco al canal IDE primario, dejando el
secundario para las unidades ópticas. Por ello, el DVD-ROM lo
hemos colocado como master, dejando a la grabadora como dispositivo
esclavo. Para ello, y respetando las indicaciones del fabricantes,
ajustaremos los jumpers de cada unidad.

16 Colocar las unidades

Básico


En este paso instalaremos, en las correspondientes bahías, cada unidad
según el orden que hayamos decidido. Igual que ocurría con la
disquetera, tendremos que tener cuidado para hacer coincidir el fron-
tal de la caja con nuestra unidad para que el acabado sea perfecto.
Esta tarea nos resultará mucho más sencilla si nuestra caja incluye
algún tipo de muesca o marca que nos indique el lugar apropiado.
Por último, y respecto a los tornillos, para estas unidades utilizaremos
siempre los de rosca fina, como en la disquetera, teniendo cuidado de
que nos sean demasiado largos, ya que podríamos dañar los mecanis -
mos internos. Sobre el número, con colocar dos a cada lado de la unidad,
distribuidos horizontalmente, tendremos más que suficiente.


17 Enchufar las fajas IDE

Básico
Como antes nos ha ocurrido, buscaremos la muesca de los conectores
IDE para poder enchufar correctamente el cable. Sin embargo, si no
contamos con ella, tendremos que buscar la marca en forma de flecha
o número uno, que tendremos que hacer coincidir con el cable de
color rojo. Lo ideal es colocar el extremo del cable en la unidad maestra,
que en nuestro caso es el situado en la parte superior. A continuación,
la grabadora, y por último, el extremo más alejado, conectado al
segundo canal IDE de la placa o Secondary IDE. Igual que ocurría con
el disco, si nos equivocamos y pinchamos esta faja al revés, lo único
que ocurrirá es que el sistema no arrancará sin que dañemos ningún
componente.

18 Conectar la alimentación


Básico
Por último, sólo nos quedará conectar los cables de corriente. Los
conectores que tendremos que utilizar son los mismos que hemos
utilizado para el disco duro. Y como antes hemos comentado, sólo
existe una manera de enchufarlos, por lo que no hemos de temer
enchufarlos al revés. Lo que sí puede ocurrirnos si estamos instalando
un buen número de unidades, es que nos quedemos sin conecto -
res de corriente disponibles entre los que nos ofrece la fuente de alimentación.
En este caso, no tendremos más que hacernos con un
duplicador de salidas que podemos comprar en cualquier tienda de
informática.

Instalar las tarjetas

19 Pinchar la tarjeta gráfica

Básico
Esta es la única tarjeta que encierra alguna complicación, ya que el
puerto AGP al que se conecta no admite inserciones erróneas. La
ranura del puerto AGP es la primera de todas las bahías que veremos
sobre la placa base, y generalmente se presenta en color marrón.
las últimas placas y tarjetas AGP 4x incluyen, además, un sistema para
asegurar la tarjeta y evitar que se desplace de su sitio y deje de funcionar
correctamente. Este mecanismo se encuentra rodeando al
conector y cuenta con una muesca situada en la parte derecha del
mismo, que se engancha en la tarjeta gráfica. Si en cualquier momento
tuviéramos que retirarla, tendríamos que abrir esta lengüeta para
poder extraer la tarjeta. En caso de que no pincháramos correctamente
la tarjeta, seguramente oiremos tres pitidos cortos al encender la
máquina. La inserción se realiza de forma completamente vertical,
empujando hasta el fondo, y asegurándonos de que los conectores
están completamente cubiertos.

20 Otras tarjetas y tornillos

Básico

Una vez colocado el sistema gráfico, deberemos asegurarlo con los
correspondientes tornillos, que tendremos que acoplar en la parte
superior de la tarjeta, donde apoya la chapa de la tarjeta contra el
chasis de la caja. En algunos casos es posible que encontremos sistemas
de fijación fácil basados en pestañas de plástico, aunque por el
momento lo más habitual es utilizar tornillos de rosca fina para fijar
todas las tarjetas. A continuación, no tendremos más que ir colocando
el resto de tarjetas PCI que tengamos y fijándolas con el correspondiente
tornillo. En nuestro caso, primero pinchamos la tarjeta de
sonido y, más tarde, el módem interno. El bus PCI es mucho menos
exigente y delicado en la conexión de las tarjetas. Por ello, y aunque
hemos de conectar correctamente cada una de ellas, sería extraño que
nos dieran problemas.
Instalar rack de sonido y otros
cables

21 Colocar el rack frontal
de conectores

Básico
Nuestra tarjeta de sonido, al ser una Sound Blaster Live! Platinum,
cuenta con un módulo en formato 5,25 pulgadas que hemos de colocar
en el frontal del equipo. Gracias a él, podremos conectar múltiples
entradas o salidas de audio sin necesidad de recurrir a la parte
trasera del equipo. También, y gracias al mando a distancia incluido,
podremos manejar muchos controles a distancia. Para colocar este
módulo, utilizaremos la última bahía libre que nos quedaba en la
caja. Vigilaremos de nuevo que el módulo coincida con la parte frontal
de la caja y colocaremos los cuatro tornillos (dos a cada lado),
también de rosca fina, para dejarlo bien sujeto.

22 Conectar el módulo
Básico

Este módulo necesita una alimentación adicional, por lo que le
conectaremos uno de los conectores de alimentación pequeños, como
el utilizado para conectar la disquetera. Además, tendremos que
comunicar la Sound Blaster Live! con el módulo gracias a un faja de
40 pines, igual a la utilizada para los discos duros IDE. Para ello, nos
haremos con este cable, incluido dentro del paquete de la tarjeta de
sonido y, haciendo coincidir el cable rojo con la marca en forma de
flecha, lo enchufaremos a la salida de la tarjeta y del módulo. Por
otro lado, tendremos que conectar una salida digital que colocaremos
en una de las bahías de ampliación, para que sea accesible desde la
parte trasera del PC.

23 Las salidas CD-Audio

Básico
Y por último, sólo nos queda colocar los cables que permiten escuchar
los CDs de audio en el PC. Aunque la mayor parte de las unidades
y sistemas operativos actuales ya soportan la transferencia digi-
tal de audio, que hace innecesaria la existencia de estos cables, siempre
es recomendable colocarlos. Contamos con dos conexiones, la
analógica y la digital. En nuestro caso, y dado que contamos con
conexiones suficientes en la tarjeta de sonido, vamos a conectar el
DVD a través de las dos salidas y la grabadora sólo por analógica.
Para ello, tomaremos los cables de CD-Audio analógico (con cuatro
cables), que en principio tendrían que venir incluidos con las unidades,
y conectarlos a sus correspondientes. En las unidades, éstas se
encuentran en la parte izquierda del conector IDE. En la tarjeta de
sonido, sólo tendremos que buscar el conector serigrafiado como
Audio CD in para el caso del DVD, y el de AUX in para conectar la
grabadora. En el caso del cable digital, sólo encontramos dos cables,
por lo que resulta más estrecho que el caso anterior. La conexión en
la unidad se encuentra situado aún más a la izquierda, casi en el lateral
de la unidad. En la tarjeta de sonido sólo habrá que buscar el
conector llamado Digital in.


Últimos detalles a tener en cuenta

Ahora sólo nos queda enchufar nuestro equipo a la red y ponerlo en
marcha. Si todo ha salido bien, nuestro nuevo PC se encenderá y
veremos la primera pantalla de diagnóstico de la BIOS por lo que
debemos, a partir de este momento, utilizar un CD-ROM o un dis -
quete de arranque para iniciar el equipo, particionar el disco, formatearlo
e instalar el sistema operativo que hayamos elegido para
gobernar nuestra nueva máquina.
Sin embargo, es posible que esto no ocurra. Lo primero es no perder
la calma y repasar todo el montaje paso a paso. Los fallos más habituales
son colocar los cables IDE al revés, pinchar mal alguna tarjeta,
haber colocado mal la memoria o incluso tener algún componente
haciendo cortocircuito. En este último y extremo caso, la fuente de
alimentación se bloquearía, dejando de proporcionar corriente. Por
último, no debemos olvidar repasar la conexión del interruptor de
encendido, por si no la hemos conectado al lugar correcto. En cual-
cualquier
caso, os recomendamos que si la cosa se pone realmente complicada,
desconectéis todos los cables de los discos IDE y la disquetera,
así como todas las tarjetas salvo la de vídeo. También será
interesante fijarse si el equipo emite pitidos. Si estos son largos y continuos,
el error puede deberse a un fallo de la memoria o de su instalación.
Si sólo son tres pitidos cortos, el fallo probablemente resida en
la conexión de la tarjeta de vídeo.
Por último, sólo nos quedará cerrar la carcasa, colocar los tornillos
que fijan esta al chasis de nuestra caja y empezar a disfrutar de nuestro
nuevo PC.


aqui les deje la opcion de montar una pc. si quieren haganlo y si no quieren no...


0
0
0
0
0No comments yet