Canales populares

Cómo se vivía y qué se comía en 1816

Curiosidades y tradiciones para conocer un poco más la sociedad que vio nacer una nación libre. ¡Viva la Patria!




En tiempos de la Independencia todavía no había escuelas y tampoco hospitales. Las enfermedades eran atendidas en su mayoría por curanderos y los partos por comadronas y parteras. Las medicinas empleadas procedían, la mayoría, de productos adoptados de medicación indígena: “raíz de quebracho blanco” contra la ictericia, “pepitas de quinaquina” quitaban el dolor de cabeza, el “jugo de hoja de algarrobo blanco” para el mal de ojo. También se aplicaban remedios de filiación europea: sangrías, ventosas y purgas.



¿Diversiones? Juegos de pelota, carreras de jinetes, batallas con harina en épocas de carnaval. Al respecto, Temple, un viajero inglés, decía: “La principal diversión consistía en arrojar puñados de harina o almidón a los ojos desprevenidos. Todas las personas, hombres y mujeres, llevaban en sus bolsillos y esquinas de sus ponchos abundante depósito de esta munición cuyo precio aumentaba en el carnaval que se festejaba durante tres días sucesivos”.



La mayoría de los festejos correspondían a festividades de Santos y Patronos. La devoción principal era hacia el patrono San Miguel. “La ciudad se vestía de fiesta: se iluminaba la plaza y las calles con farolitos de papel”. La instrucción llegaba hasta el nivel primario y la única escuela que funcionaba era la del Convento de San Francisco a la que asistían niños. Las mujeres casi no sabían leer ni escribir. Aprendían lo mínimo en la casa, mas que nada rezos, lectura y números



La decoración de las viviendas era austera y predominaban los lienzos y las imágenes religiosas. En algunas otras había retratos de algún antepasado. Los libros se consideraban un lujo. En las casas no había bibliotecas, salvo la del convento de San Francisco. Los escasos libros en las casas eran vidas de santos y devocionarios.



La vestimenta de las mujeres se reducía a faldas, camisas y vestidos. Las telas se traían de Europa. El ajuar se completaba con guantes, peinetones, pañuelos y mantillas. El negro era el color con el que se iba a misa. Los eventos religiosos constituían la principal salida de las mujeres de esa época. Los varones usaban pantalones ajustados, calzas, chalecos de seda, levitas y fracs. Zapatos con hebillas de oro, medias de seda o algodón, sombrero de pelo.
En los bailes de damas y caballeros se danzaba al son de guitarras el pericón, el cielito y el cuando. “En las casas había diversos instrumentos musicales: arpas, violines y pianos”. Los juegos de naipes eran habituales en todas las esferas sociales. Se intentó reprimirlos, dado el crecimiento de las apuestas, con escasos resultados.


Y ahora vayamos a las comidas típicas de esa época ¡!!!




Por 1816 la comida era mucho más saludable que la de hoy, en términos generales se cocinaba con vegetales de huerta y la carne provenía de estancias que estaban en la periferia de las ciudades, aunque no había medidas de sanidad, se vendía por media y cuarta res y en las casas se la salaba, logrando el “tasajo”. La cocción de vegetales con algún pedazo de carne derivaba en pucheros que podían durar algunos días, a medida que pasaba el tiempo se le iban agregrando diferentes elementos.
Los guisos simpre estuvieron en nuestro ADN culinario. Se usaban mucho las arvejas, porotos, lentejas y maíz, este último con carne y verduras cocidas faclitó la creación de nuestro locro. El menú de una casa en aquellos años podía abarcar sopas (a las que se le añadía pan tostado, los crutones actuales), papas rellenas, estofados, guiso de mondongo, croquetas, budines, tortillas, albóndigas, embutidos y carnes arrolladas. Las comidas típicas eran la sopa de arroz y de fideos, el asado, el locro, las empanadas, la famosa carbonada criolla y la mazamorra.


El locro




Es un guisado que se sirve caliente y sus ingredientes principales son el maíz, la calabaza, frijoles y carne. La mayoría del tiempo se hace con carne de res pero en algunos lugares lo pueden hacer con carne de cerdo o con el típico chorizo argentino. Se acompaña con una salsa típica llamada Grasita Colorada que lleva cebolla, pimentón dulce y ají picante.

Las empanadas




Son una especie de pastel en forma de media luna y pueden ir rellenas de diferentes ingredientes. Las empanadas se pueden hornear o freír en una sartén con aceite caliente. Los rellenos más populares son el jamón, queso y carne. Sin embargo, los ingredientes pueden ser vegetales, atún o maíz.

La carbonada criolla




Es un plato de origen belga y es el que más se comía en la época. Los ingredientes de la carbonada criolla constan de carne, papas, batatas trozos de mazorca, trozos de durazno y trozos de pera. Normalmente se hace dentro de una calabaza de un tamaño más o menos grande.

La mazamorra




Es un postre de origen indígena que se hace con maíz blanco, agua, azúcar y vainilla. Algunas veces, para sustituir el agua, este plato se hace con abundante leche y algunas personas le añaden un toque de canela en polvo.

El asado




Principalmente se hace con carne de res o de cerdo, en trozos o enteros, y se ponen en varas o brasas para que se cocinen lentamente. A parte de la carne que se usa en el asado, también se cocinan entrañas y diferentes embutidos como salchichas, morcillas y chorizos.

+222
68
1
68Comentarios