1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!
  4. »
  5. Info

Comparativa entre Nokia lumia y Samsung Galaxy s2

les recomiendo que lean un poco esta buena esta comparativa puntuen si les gusta recomienden y si no comenten xD gracias



Son dos de los terminales más equipados de las compañías líderes en el mercado de la telefonía móvil. Nos referimos al Nokia Lumia 800 y al Samsung Galaxy S2, smartphones que se encuentran a la venta en el mercado español y que muy pronto contarán con sucesores o alternativas interesantes que mejorarán sus prestaciones. Mientras tanto, siguen y seguirán siendo propuestas especialmente ideadas para los usuarios más exigentes, aunque en este caso estamos ante dos smartphones muy distintos. En efecto, el Nokia Lumia 800 es un dispositivo equipado con Windows Phone, el sistema operativo de Microsoft, mientras que el Samsung Galaxy S2 funciona con Android, plataforma de cabecera para la compañía coreana. Habrá que ver, en este sentido, por cual de los dos prefieres decantarte.

Nokia ha decidido desafiar al mercado con una nueva familia de dispositivos con un diseño de lo más especial, puesto que no se asemeja a ninguno de los terminales que hasta la fecha han formado parte del catálogo de Nokia. Por otra parte, el Samsung Galaxy S2 sigue siendo una apuesta segura para los amantes de la tecnología de Samsung. De hecho, es una pieza fundamental en el olimpo actual de los smartphones, siendo considerado uno de los mejores del momento. A continuación, te ofrecemos un análisis detallado y contrastado de este par de dispositivos para que puedas saber más sobre cada uno de ellos y tengas suficiente información para adquirir uno u otro si lo que quieres es renovar tu viejo terminal.



Diseño y pantalla

Si te fijas en las imágenes, el Nokia Lumia 800 tiene un diseño muy particular que sigue la estela del Nokia N9 y que probablemente tendrá un papel muy importante en los dispositivos del futuro. Tanto es así, que también está especialmente creado para aquellos usuarios que tengan muy especialmente en cuenta la estética y el diseño. Para empezar, hay que decir que se apunta las siguientes medidas: 116,45 x 61,2 x 12,1 milímetros y un peso de 142 gramos. Su compañero en esta comparativa, mide 125,3 x 66,1 x 8,49 milímetros y pesa 117 gramos, de manera que nos encontramos ante un teléfono más ligero, a pesar de que sea un poco más largo y ancho. Los materiales de fabricación no tienen nada que ver los unos con los otros, puesto que el Nokia Lumia 800 está recubierto con una carcasa de policarbonato en tonalidades mate que contrasta con los acabados en plástico brillante del Samsung Galaxy S2. Como sabes, este último solo se vende en color negro y en blanco, a diferencia del Nokia Lumia 800 que también se comercializa en los colores neutros y en un par de versiones de color cian y magenta.

El Samsung Galaxy S2 cuenta con una pantalla Super AMOLED Plus de 4,3 pulgadas que gustará especialmente a aquellos usuarios que tengan especial predilección por los paneles extensos, aunque para el caso también disponen de otra opción de altura: el Samsung Galaxy Note. El mismo panel cuenta con una resolución de 480 x 800 píxeles, mientras que el del Nokia Lumia 800 apenas llega a las 3,7 pulgadas. En este caso, tenemos que hablar de una pantalla AMOLED táctil capacitiva con una resolución idéntica y aderezada con la famosa tecnología ClearBlack que últimamente suele integrar Nokia. Se trata de una capa que mejora muchísimo el contraste y la visualización en situaciones en las que la luz del sol, por ejemplo, pega sobre la pantalla del terminal.



Conectividad

Ambos teléfonos están perfectamente preparados para la conectividad más avanzada. De hecho, los dos permiten al usuario acceder a redes 3G o lo que es lo mismo, al Internet de banda ancha. Se trata de poder navegar de una manera ágil y rápida, además de poder subir contenidos o de descargar el correo electrónico sin tener que esperar más tiempo del que quisiéramos. Tanto el Nokia Lumia 800 como el Samsung Galaxy S2 son compatibles con las redes inalámbricas Wi-Fi a través del protocolo 802.11 b/g/n, disponen de Bluetooth 2.1 con A2DP e incorporan GPS con soporte A-GPS. Esto significa que podemos utilizarlos como si fueran un navegador GPS dedicado, tanto en el coche como en nuestras rutas a pie, para encontrar lugares o registrar nuestra ubicación. El Nokia Lumia 800 lo hace con el servicio Nokia Maps y Nokia Drive y el Samsung Galaxy S2 está estrechamente vinculado con Google Maps y Navigator, el servicio de navegación que ofrece instrucciones por voz.

En el apartado de las conexiones físicas, el Samsung Galaxy S2 cuenta con una entrada USB 2.0 que nos servirá para conectar el dispositivo al ordenador, sincronizar contenidos, gestionar actualizaciones o cargar la batería del terminal y una salida de 3,5 milímetros que nos permitirá conectar unos auriculares para escuchar música sin molestar a nadie. El Nokia Lumia 800 también incorpora estas dos prestaciones pero se diferencia claramente con el Samsung Galaxy S2 por una cuestión importante: el dispositivo de Nokia no cuenta con una ranura para tarjetas microSD, a diferencia del Galaxy S2, que tiene la opción de ampliar su memoria interna a través de este método. Una de las características más criticadas del dispositivo con Windows Phone es precisamente esta: el hecho de no poder insertarle dosis de memoria adicional con una tarjeta de 32 GB. En su lugar, el usuario tiene la opción de conectarse al servicio SkyDrive de Microsoft, espacio en el que tiene reservados 25 GB de datos en la nube. Para compensar esta carencia, el Nokia Lumia 800 se posiciona como abanderado en la cuestión de las nuevas comunicaciones, puesto que integra un chip NFC (Near Field Communication)



Cámara fotográfica y multimedia

La cuestión de la cámara fotográfica es muy importante para la gran mayoría de usuarios de smartphones. Tanto es así, que Nokia y Samsung tienen muy claro que es necesario equipar convenientemente a los terminales inteligentes con buenas cámaras. Vamos a analizar las de este par de terminales. La del Nokia Lumia 800 dispone de un sensor de ocho megapíxeles y llega equipado con una óptica del prestigioso fabricante alemán Carl Zeiss, algo que viene siendo habitual en la gran mayoría de smartphones de gama alta que presenta la finlandesa. La cámara en cuestión dispone de añadidos tan interesantes como el autoenfoque, el flash LED y la capacidad para grabar vídeos en alta definición (720p). El Samsung Galaxy S2, por su parte, también incorpora un sensor de ocho megapíxeles, lo que garantiza la obtención de instantáneas en una calidad superior con respecto a cámara de menor envergadura.

En este caso, además de flash y de autoenfoque, el sistema fotográfico hace gala de un zoom digital de cuatro aumentos, además de varios modos de disparo: autorretrato, sonrisa, belleza, panorámica, acción y animación. Ofrece ajustes de calidad y efectos fotográficos (negativo, gris, sepia), además de un regulador de brillo. Como puedes imaginar, la cámara también es capaz de grabar vídeo en alta definición, solo que en este caso lo hace en FullHD (1080p). Finalmente, hay que decir que el Samsung Galaxy S2 incorpora una cámara secundaria para realizar videollamadas de dos megapíxeles que no encontrarás en el Nokia Lumia 800. Una lástima.



Memoria y sistema operativo

En el apartado de la memoria interna, el Samsung Galaxy S2 y el Nokia Lumia 800 van a la par. Y es que ambos cuenta con una memoria de usuario de 16 GB ampliables, aunque sea a través de distintos métodos. Como te decíamos al principio, el Samsung Galaxy S2 incorpora una ranura para tarjetas microSD que permitirá al usuario extender su memoria con tarjetas hasta 32 GB. El Nokia Lumia 800, en cambio, prescinde de este pequeño añadido porque no puede ampliar la memoria de usuario del mismo modo. A cambio, Microsoft y Nokia ofrecen una alternativa de almacenamiento en la nube a través de SkyDrive, un servicio propiedad de la de Redmond, que otorga a cada cliente 25 GB gratuitos para guardar, fotos, vídeos e imágenes sin manchar la memoria del propio terminal. Es una opción que tendrá que ser evaluada por cada usuario o futuro comprador. Por otra parte, una de las principales prestaciones del Samsung Galaxy S2 tiene que ver con su GB de memoria RAM, mientras el Nokia Lumia 800 se conforma con los tradicionales 512 MB.

El Samsung Galaxy S2 también sale ganando en el apartado del procesador. De hecho, el buque insignia de Samsung hace gala de un procesador de doble núcleo ARM Cortex-A9 corriendo a una velocidad de 1,2 GHz. El Nokia Lumia 800, por su parte, funciona a través de un procesador mononúcleo a 1,4 GHz. Microsoft ha indicado en múltiples ocasiones que Windows Phone, el sistema operativo para móviles, no requiere de un procesador más equipado que el que ya está en marcha en sus terminales Nokia. En cualquier caso, la comparación entre ambas fichas técnicas es clara y contundente y los procesadores, como es lógico, son bien distintos.

Como ya sabes, el Samsung Galaxy S2 funciona a través del sistema operativo Android en su versión 2.3 o Gingerbread, aunque muy pronto se actualizará a una edición más avanzada y potente: Android 4.0 Ice Cream Sandwich, lo que otorgará al terminal un rendimiento superior, ayudado por el gran procesador que incorpora en su corazón. El Nokia Lumia 800, por su parte, funciona a través de Windows Phone 7.5, edición que también se conoce bajo el apodo de Mango. Se trata del novísimo sistema de cubos que Microsoft ha puesto a disposición de una pequeña familia de terminales. Se espera que en un futuro aparezcan más dispositivos, sobre todo dentro de la familia Nokia. En este caso, el nuevo Nokia Lumia 800 ofrece al usuario una experiencia adaptada a Internet, a las redes sociales y en general, al tipo de prestaciones que esperaríamos de un smartphone. El Samsung Galaxy S2, además, cuenta con todos los servicios gratuitos de Google y con acceso al Android Market, el popular mercadillo de software con más de 400.000 aplicaciones a disposición de sus clientes. Los de Redmond ya han habilitado el Marketplace con una sección especialmente ideada para los nuevos clientes de Nokia. De hecho, la intención de ambas compañías es la de crear un ecosistema propio y bien nutrido.



Autonomía

Los del Nokia Lumia 800 y el Samsung Galaxy S2 son dos universos comparables, pero con reservas. Además de contar con sistemas operativos distintos, la experiencia y la audiencia a la que van dirigidos es bien distinta. Lo mismo ocurre con el sistema de la batería, de por sí difícil de definir. El Samsung Galaxy S2 cuenta con una batería de iones de litio con capacidad para 1.650 miliamperios y según explica la propia Samsung, es capaz de ofrecernos un tiempo de conversación de 9 horas en 3G y de 18,3 horas en 2G. El Nokia Lumia 800, por su parte, incorpora una batería de 1.450 miliamperios y ofrece la siguiente autonomía: 9,5 horas en conversación 3G, 335 horas en espera 3G, 55 horas de reproducción musical y 6,5 horas de reproducción de vídeo. Estamos ante unos balances prácticamente idénticos, teniendo en cuenta que los sistemas de batería todavía son bastante rudimentarios con respecto a las grandes prestaciones que ofrece la mayoría de estos terminales. En este sentido, habrá que estudiar seriamente los balances a través de la experiencia individual, puesto que estos tiempos se han obtenido a través de sistemas de medición estándares, sin tener en cuenta los patrones de uso más particulares.



Opiniones

Está claro que a la hora de elegir entre uno de estos dos dispositivos, para muchos pesará muchísimo un argumento puramente arbitrario como es el de la preferencia por una u otra marca. Están los fans de Nokia que seguirán adquiriendo dispositivos de la finlandesa y también están los amantes de la tecnología de Samsung, que confiarán ciegamente en las prestaciones que quiere ofrecerles la firma coreana. Otros usuarios, serán los que apuestan por la novedad: un teléfono móvil Nokia equipado con Windows Phone y otros, simplemetne se decantarán por la estética y por el diseño, que también es otra opción. Está claro que los usuarios que buscan un buen motor interno tendrán que fijarse en el Samsung Galaxy S2, mientras que los que pretendan explorar un nuevo mundo de aplicaciones, con un procesador algo más sencillo, pero con una cámara potente y eficaz podrán decantarse por el Nokia Lumia 800. Luego están cuestiones menores – para muchos definitivas – como el hecho de que el Nokia Lumia 800 no disponga de una ranura para tarjetas microSD, cuente con chip NFC o tenga una batería más o menos potente. La decisión final está en manos del usuario y es más personal que nunca, puesto que nos encontramos ante dos grandes alternativas dentro del olimpo de los mejores smartphones del momento.
0
0
0
0No hay comentarios