Check the new version here

Popular channels

Con Netanyahu al frente del Gobierno, Israel se parece a Es





Con Netanyahu al frente del Gobierno,
Israel se parece a Estado Islámico




La política educativa del Gobierno actual de Israel sitúa a ese país en la misma línea que Estado Islámico, el grupo extremista cuyos abominables crímenes e intolerancia aterrorizan no solo a Oriente Medio, sino a todo el planeta.


Así lo cree el columnista del periódico 'Haaretz' Sefi Rachlevsky, quien acusa al gabinete de Benjamín Netanyahu de ser tan intransigente como el extremismo islamista.

"Por supuesto, el Estado judío del primer ministro Benjamín Netanyahu no es igual que el Estado Islámico, pero hay una conexión entre ellos, y eso tiene efectos concretos", opina el analista. Si se dieran ciertas condiciones se podría organizar una "alianza regional contra el racismo mesiánico", pero Israel, con su distanciamiento de la cultura y la ciencia contemporánea, es incapaz de dar este paso.

Es más, según Rachlevsky, Israel "sacrifica, en el gueto educativo racista, no solo las almas de sus niños, sino también la capacidad de ser un actor influyente en la región". Si, en cambio, fuera ese tipo de actor, Tel Aviv podría "adoptar un papel estabilizador contra los extremistas".

En el país hay distintos tipos de escuelas secundarias, admite el columnista. Pero aproximadamente la mitad de los alumnos hebreos descubren el mundo a partir de las ideas de Talmud, como la que reza: "Vosotros sois el pueblo elegido, mientras que el resto de las naciones del mundo ni merecen llamarse personas".

La otra mitad de los estudiantes se gradúa sin conocer las ideas de Spinoza, Kant, Platón, Freud, Marx, Buda, Jesús, Mahoma, Einstein, Zhuangzi o Rousseau. La intransigencia de la política educativa deja fuera de los programas escolares el estudio de la herencia metafísica y científica de estas destacadas personalidades.

Para el próximo año es preciso organizar un nuevo sistema escolar fundamentado en la educación científica humanista que permita entrar en el mundo de la cultura y la investigación para evitar que los judíos degraden al nivel de Holocausto, sugiere el columnista. "La alternativa –insiste– es vivir en el mundo del Estado Islámico".


'Haaretz' http://en.wikipedia.org/wiki/Haaretz

FUENTE


=============FUENTE ORIGINAL============
http://www.haaretz.com/opinion/.premium-1.613791

Negligencia educativa de Israel crea un gueto racista

El primer ministro Netanyahu está sacrificando la posesión más preciada de su país: una cultura abierta, revolucionaria y humanista.



El 1 de septiembre, el aniversario del día en que la guerra del racismo, la Segunda Guerra Mundial, estalló, los niños israelíes comenzaron su año escolar. Decenas de miles de niños excitados y curiosos comenzaron el primer grado. ¿Y cómo fue la emoción de este "más pequeños del hato" saludó en el salón de clases? Es mejor no saber.

Aproximadamente la mitad de los alumnos de primer grado se define como Judios fueron enviados a clases de religión y ultra-ortodoxos, en la mayoría de los cuales los maestros perforar en ellos tales ideas talmúdicas como, "Ustedes están llamados humanos, pero las naciones del mundo no son llamados humanos. "

¿Qué pasa con la otra mitad? ¿Qué hicieron los niños en las escuelas públicas no religiosas encuentran, además de las aulas cuyo hacinamiento es incomparable en el Oeste?

La otra mitad no aprende la evolución , la teoría de la relatividad, la mecánica cuántica, la filosofía, la ética o teoremas científicos. No aprenden las ideas de Spinoza, Kant, Platón, Freud, Marx, Buda, Jesús, Mahoma, Einstein, Chuang Tzu o Rousseau. La mayoría ni siquiera aprender muchos de sus nombres.

En ese sentido, las escuelas estatales religiosas y Haredi están en mejor forma. Los estudiantes en el Ponevezh o pista yeshiva Mercaz Harav se introducen desde el principio hasta el material enseñado en la yeshivas de jóvenes y adultos - apropiado para su edad, por supuesto, pero los nombres y el lenguaje son los mismos.

Para todos los esfuerzos para inculcar " la conciencia del Holocausto , "esto no se extiende a la cultura judía que le precedió. La cultura que se ganó el corazón de la mayoría de los Judios antes del Holocausto - la misma cultura cuya abrumadora logros nazi se levantaron contra el racismo - era una cultura de la pasión por el conocimiento. Fue una revolucionaria cultura abierta, humanista. Era una cultura que admiraba el mundo de Einstein, Freud, Zweig, Marx, Kafka, Schoenberg, Berg y muchos más. Y eso es precisamente lo que se ha tirado fuera de las escuelas.

Verdadero Estado judío, del primer ministro Benjamin Netanyahu no es idéntico al del Estado Islámico (anteriormente el Estado Islámico de Irak y Siria), pero hay una conexión entre ellos, y tiene efectos concretos. Puede ser posible formar una alianza regional contra el racismo mesiánico, sino un Israel que se aleja de Einstein, metafóricamente y en la práctica, y encarcela en sí en un racistas sacrificios guetos educativos no sólo las almas de sus hijos, sino también la capacidad de ser un actor influyente en la región. Un jugador que, si no fuera por su esclavitud al racismo y la ocupación, podría haber sido un socio para la creación de nuevas fronteras regionales, que juega un papel estabilizador contra los extremistas.

Cualquiera que esté buscando en las ruinas de conciencia provocado por la espiral vertiginosa de las últimas semanas debería estar preocupado no sólo por el desplazamiento hacia la derecha, sino también por sus raíces. Cuando la organización kahanista Lehava logró impulsar su agenda, que era sobre todo debido a las raíces. Judios y no Judios no pueden casarse en Israel - sí, al igual que en ese estado se estudia tanto. Es el precio de pisotear la educación científica humanista en Israel.

Netanyahu se posicionó como el opuesto de Yitzhak Rabin esta semana, al declarar que la seguridad es la máxima prioridad del país. Fiel al principio de "lo hiciste asesinato y también heredará ?," también sacrificó la posesión más preciada de Israel, reduciendo el presupuesto para las escuelas y la educación superior. No es sólo lo contrario de Ben-Gurion y de Churchill, que durante la Segunda Guerra Mundial se negó a recortar los presupuestos de educación y cultura a favor de la defensa - de otro modo, ¿por qué luchar? Israel, que cuenta con el milagro de la cultura hebrea, ya gasta sólo una décima parte de la norma aceptada en los países desarrollados en la cultura. Y la sustancia es peor que la escasez.

El año que viene un nuevo sistema escolar debe ser fundada, sobre la base de lo que debería ser la base: la educación científica humanística, que le permitirá al mundo de la cultura y la investigación que Judios tomó por sentado antes del Holocausto a florecer de nuevo. Nuestros hijos lleguen a conocer el judaísmo, el cristianismo y el Islam que uno floreció aquí, y la filosofía, la ética y el pensamiento libre de nuevo será la base.

Esto no sólo es deseable y posible, sino necesario. No hay nada sin conciencia. El estado fue fundada en condiciones mucho más duras. La alternativa es vivir en el mundo de ISIS.


FUENTE




0
0
0
0
0No comments yet