1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!
  4. »
  5. Info

Conoce: La Historia del Halloween





La Historia del Halloween
En una declaración emitida en el año 2009, el Vaticano condenó al Halloween como una fiesta peligrosa llena de varios elementos anticristianos. En México, podemos darnos cuenta que algunas personas le tuercen la nariz a la conmemoración de esta fecha por considerarla como una manifestación muy distante de nuestra cultura. Después de todo, se dice mucho al respecto, pero son pocos quienes examinan a detalle los significados y orígenes de la festividad.


Desde la antigüedad, hemos observado que muchas de las festividades populares giran en torno a los opuestos que rigen al mundo. Uno de los ejemplos más claros de esto sucede con el carnaval, que antecede a todo el periodo de resignación de la cuaresma. En el caso del Halloween, desde hace bastante tiempo, la festividad tiene lugar un día antes de la “Fiesta de Todos los Santos” y, por eso, su nombre se ha inspirado en la expresión, como podrás ver a continuación.
Debido a que el 1º de noviembre posee un valor sagrado extremadamente positivo, los celtas, antiguos pueblos que habitaban las Islas Británicas, creían que el mundo era amenazado en la víspera de la fecha por la presencia de terribles demonios y fantasmas. De esta forma, el “Halloween” nació como una preocupación simbólica donde la festividad, rodeada por figuras extrañas y raras, tenía el objetivo de alejar las influencia de los malos espíritus que amenazaban las cosechas.
En el proceso de ocupación de las tierras europeas, los pueblos paganos adoptaron esta influencia cultural en pleno desarrollo del cristianismo. Al principio, los cristianos celebraban a todos los santos en el mes de mayo. Sin embargo, alrededor del siglo IX, la Iglesia promovió un cambio para que la fiesta sagrada fuera transferida al 1 de noviembre. De esta forma, los barbaros convertidos al cristianismo recordarían la fiesta cristiana en sustitución de la antigua, y ya bien arraigada, fiesta de Halloween.

Debido a esa relación intrínseca con el mundo de los espíritus, posteriormente el Halloween fue asociado con la figura de las brujas y la hechicería. En la Edad Media, se volvió un fenómeno aún más recurrente a medida que la Santa Inquisición persiguió y acusó a varias personas de ejercer la brujería. De la misma forma, los muertos también se volvieron comunes en esta celebración, gracias a que pertenecían a la misma realidad etérea.
Entre todos los entes del más allá, se destacó la antigua leyenda de Stingy Jack. Según esta historia irlandesa, este alcohólico habría invitado al Diablo para que bebieran el día de Halloween. Después de hartarse de bebida, el astuto Jack convenció al Diablo para que se transformara en una moneda y así poder pagar la cuenta del bar. Sin embargo, en lugar de saldar la deuda, Jack pegó la moneda en un crucifijo.
Para librarse de su prisión, el Diablo aceptó un acuerdo en el que prometía jamás importunar a Jack. De esta forma, el demonio fue liberado y nunca más molestó al hombre. Sin embargo, Jack murió y fue rechazado en las puertas del cielo por haber hecho un pacto con el diablo. Al descender al infierno, también fue rechazado por el Diablo gracias al acuerdo que tenían. Viendo que Jack estaba solo y perdido, el demonio le dio un nabo con carbón que le sirvió de linterna.

A su llegada a Norteamérica, los irlandeses adaptaron la fiesta de Halloween cambiando la linterna de Jack por una calabaza iluminada con rasgos humanos. Los disfraces y las máscaras, tan populares entre los participantes de la fiesta, serían una forma de evitar ser reconocidos por los espíritus que vagan en este día. Actualmente, los disfraces son utilizados por niños que tocan las puertas exigiendo golosinas en lugar de alguna travesura contra el propietario de la casa.
De hecho, la celebración de Halloween evoca una serie de antiguos valores de la cultura bárbara-cristiana que se forma en la Europa Medieval. En esa época, varias otras festividades celebraban el proceso de movimiento del mundo destacando los opuestos que constituían al mundo propiamente dicho. En el juego de las oposiciones simbólicas, más que el valor de una simple pelea, el hombre termina por visualizar la alternancia y transformación de los elementos centrales de la vida.
 
Curiosidades.
 
Tradición Celta.
La celebración es una tradición de los antiguos celtas e inicialmente conmemoraba el festival de Shamhain, palabra que dista mucho de significar una maldición: simplemente se trataba de la época en que finalizaba el verano. El evento también celebraba el final de la tercera y última cosecha del año, el inicio de la acumulación de provisiones para el invierno, el retorno de los rebaños de los pastizales y la renovación de las leyes celtas.
Desentrañando la palabra.
En realidad, Halloween es la “abreviación” de la expresión “all hallows’s even”, que significa “noche de todos los santos”.
¿Por qué esta fecha?
Además de lo mencionado anteriormente, existen varias teorías que explican la conmemoración del Halloween el 31 de octubre. Unas dicen que ese era uno de los días de descanso de las brujas en el calendario celta, mientras que otras creen que es la época de la muerte y resurrección de la tierra.
De la celebración celta al Día de Brujas
Roma incluso llegó a celebrar el Halloween algunas veces antes del cristianismo, pero después la fiesta fue tachada como pagana y prohibida por la Iglesia Católica, que apodó a la celebración como el Día de las Brujas.
El gato negro.
Los pobres gatos negros se han hecho de una muy mala reputación gracias a las leyendas antiguas. En éstas se afirmaba que las brujas se transformaban en el animal de color negro y, para contribuir aún más a este mito, algunas personas creían que los gatos eran los espíritus de los muertos, pero no todo está perdido; actualmente el gato negro ha pasado a ser un símbolo de capacidad de meditación, reconocimiento espiritual, autoestima, independencia y libertad.
Caldero, arañas y murciélagos.

Hay quienes creen en los significados ocultos de estos objetos del Halloween.
Las velas indican el camino a los espíritus.El caldero forma parte de la cultura celta y era una pieza fundamental en la decoración. Dentro de éstos se colocaban monedas acompañadas de mensajes con peticiones a los espíritus. Al final de la fiesta, estas monedas debían ser recolectadas y donadas a quien las necesitaba. Mientras que los billetes debían quemarse para que los pedidos fueran atendidos con mayor prontitud.La araña simboliza al destino. El centro de la tela representa el soporte para seguir adelante.El murciélago simboliza la clarividencia, pues al animal capta los campos magnéticos gracias a su propia sensibilidad y energía, yendo más allá de las formas y apariencias.Una paleta exuberante de colores.
Los colores anaranjados, negros y rojos no fueron elegidos por casualidad para representar la festividad.
Naranja: un color asociado con la vitalidad, energía y la fuerza. Los celtas creían que los espíritus se aproximaban a quienes vestían ropas anaranjadas para chuparles la energía.Negro: el color predominante entre mago, brujas y hechiceras.Rojo: simboliza la magia presente en toda la festividad del Halloween.¿Dulce o truco?

La famosa frase “¿Dulce o truco?” también tuvo sus orígenes en Irlanda. Para celebrar la fecha, los niños celtas iban de casa en casa vistiendo atuendos extravagantes y pidiendo provisiones para las festividades de Halloween en nombre de la diosa Muck Olla. Los celtas creían que el único modo de apaciguar a los espíritus del mal era ofrecer comida a esta deidad. Aquellos que se rehusaban a ayudar sufrían las “travesuras” de la diosa. Actualmente, quien aplica el castigo son los propios niños.

Los Post que considero hermosos.






Todos mis Ultimos Post.
http://www.taringa.net/FacilRapido/posts




twitea, retuitea, comparti en facebook, compartilo en taringa... dame ujn punto

comenta.. seguime!
0
0
0
0No hay comentarios