Check the new version here

Popular channels

Controversia por la reducción de la carga horaria de docente

Controversia por la reducción de la carga horaria de docentes



Las horas cátedra permitidas en el Estado para profesores de secundario y terciario pasarán de 66 a 40.



Marcelo es profesor de Inglés con 15 años de antigüedad. Cumple el máximo de carga laboral permitida por el Estado a los docentes, 66 horas cátedra (o 55 horas reloj), en los niveles secundario y terciario. El viernes pasado le informaron que mañana deberá participar de una reunión, sin suspensión de actividades, en la que se analizará el tope de horas cátedra. Efectivamente, ya llegó a las instituciones educativas un borrador de decreto para aprobar un nuevo régimen de acumulación de cargos y/u horas cátedra para el personal incluido en el sistema educativo de la Provincia. Desde julio de este año autoridades del Ministerio de Educación y miembros de la agrupación Docentes Unidos de Salta (DUS) trabajan en la reforma del Estatuto del Educador, que no sufre modificaciones desde 1996. En ese marco también examinan alternativas para introducir cambios en la grilla salarial. La fijación de un nuevo régimen de acumulación de horas y cargos para el ejercicio de la docencia que bajará la carga horaria máxima vigente de 66 horas cátedra a 45, en el caso del profesor, es el punto central del proyecto y ya está generando controversias. El Ministerio asegura que se respetarán los derechos adquiridos de los profesores que estén por encima de esa carga horaria. Así se les otorgarán dos opciones: continuar cumpliendo el excedente en tareas frente a alumnos o trabajar en proyectos de investigación y desarrollo pedagógico, programas especiales nacionales o provinciales que ejecutan las instituciones.
Alerta, Marcelo se comunicó con El Tribuno para denunciar que la convocatoria a participar fue efectuada con una celeridad inusitada y que "los sindicatos trabajan de espaldas a los docentes, según parece, porque nadie consultó nada". Pero principalmente, cuestiona que no haya propuestas de equiparación del valor de las 66 horas con las 45 ni reconocimiento de igualdad salarial de las horas entre sí. Hay que recordar que el importe de la hora cátedra disminuye a partir de la número 31, reducción que se acentúa más después de la número 45 hasta la 66. Por ello la única vía que encuentran los docentes para engrosar su salario es acumular cargos. Por ejemplo, a Marcelo, que pidió a El Tribuno reserva de su identidad, el ejercicio efectivo de su profesión lo lleva a desplazarse entre tres instituciones educativas y durante los tres turnos para obtener un sueldo en mano de $14.000. "Todo esto me parece muy injusto. Si el Gobierno quiere que trabajemos menos horas para dedicarnos más y mejor a nuestra tarea docente, que pague más por la hora cátedra", cuestiona.
Agrega que el ideal de una educación de calidad con igualdad de oportunidades resulta imposible sin capacitación docente continua. Sin embargo, las condiciones de contratación y la duración de los proyectos de investigación aún no son claras. "¿Durarán hasta que nos jubilemos? ¿Durarán lo que le queda de vida a este gobierno?", se pregunta.
La postura de DASa
Ante la difusión del proyecto de decreto, Docentes Agremiados de Salta propone que se otorgue a quien supere las 45 horas el derecho de reducir su prestación, con goce de haberes en el excedente hasta que se jubile. También equiparar el valor salarial de las 66 horas con las 45. Igual valor salarial para las horas de la carga laboral y respetar los derechos adquiridos. La remuneración de las horas excedentes, en los tratamientos de acuerdos salariales.
0No comments yet