Canales populares

Copo de nieve el sindrome que explica porque todo nos ofende



Tan bella y frágil como un copo de nieve, así es la generación de jóvenes que no saben lidiar con su propia existencia.


Las personas que llegaron a la "adultez" entre los años 2010 y 2017 son más susceptibles que ninguna otra generación, además de ser expertos en desafiar al mundo sin importar cuántos o cuáles sean sus argumentos. Por lo tanto, y según una investigación que continúa en proceso –realizada por profesores de Yale, Oxford y Cambridge– los jóvenes / adultos de esta sociedad no poseen la capacidad para superar circunstancias traumáticas. De hecho, son la ola de hombres y mujeres con menor tolerancia a la frustración y mayor facilidad para convertir cualquier situación en un problema de magnitudes insuperables.




Cada generación refleja la sociedad en la que le tocó vivir y la característica más clara de los "copo de nieve" es su escasa inteligencia emocional.

¿Por qué y de dónde surgió esta formación de extrema vulnerabilidad? Hay tres razones concisas por las que los adultos más jóvenes del presente poseen tan poca resiliencia:





1. Sobreprotección


Esta problemática tiene sus orígenes en la educación que recibieron los que pertenecen a la generación que se convirtió en "adulta" a partir del 2010. Generalmente se trata de niños criados por sus padres de manera sobreprotectora y siempre intentando resolverles el más mínimo problema. Es decir, estos padres no le dieron la oportunidad a ninguno de estos infantes de resolver sus propias dificultades y por ello nunca se enfrentaron al mundo real ni desarrollaron tolerancia a la frustración. No exploraron diversos caminos y nunca conocieron sus límites ni su potencial, lo cual se convirtió en un patrón de comportamiento dañino.





2. Egoísmo exagerado

En otras palabras, un sentido del "yo" exacerbado y derivado de la atención desmedida que las familias de estas personas ponían en ellos. Los copo de nieve se creen especiales y únicos porque eso les enseñaron; pero al no poner límites ni mostrarles la unicidad, ese sentido del "yo" se convirtió en egocentrismo y la creencia equivocada de que no necesitan esforzarse por nada. Los jóvenes / adultos de hoy creen que con ser especiales ellos tienen el éxito asegurado, y cuando no obtienen lo que quieren es difícil que luchen por ello, pues prefieren victimizarse.





3. Inseguridad y miedo

A todos los que se desarrollaron en este intervalo de tiempo se les trató de dar, sin pedirles nada a cambio, un espacio seguro. Esto quiere decir que su entorno siempre fue estable y eso los llevó a encerrarse en una burbuja de cristal. La zona de confort que los padres de esta generación carearon los mantuvo a salvo, no sólo de los peligros, sino del mundo real. Ahora el síndrome copo de nieve convierte a la mayoría de los jóvenes en personas inseguras y con muchos temores porque no saben cómo enfrentarse a la realidad y mucho menos a los sucesos negativos.





Características de una persona que sufre el Síndrome Copo de nieve:

+Consideran una opinión opuesta a la suya la peor de las ofensas.

+Viven en una cultura paranoica.

+Consideran un abuso casi cualquier acto.



+Aseguran que toda situación puede generarles un trauma.

+No logran sobreponerse por sí solos ni de manera inmediata.

+Son víctimas y nunca culpables.



+No toleran sus propios errores ni los de los demás.

+Desertan cuando algún obstáculo se les antepone.

+Desmotivarse les es sumamente fácil.



+Son hipersensibles a la crítica.

+Responsabilizan a los demás de su su éxito y futuro.






Resumen lvl 5: Básicamente nosotros (me incluyo) la generación de los "copos de nieve" somos así por el ambiente donde la mayoría fuimos criados, no nos dieron la oportunidad de explorar y conocer y es por ello que nos ha tocado conocer y a prender a estar en el mundo a la "manera dura".

19Comentarios