Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


Nunca subestimes las cantidad de cosas que pueden ocurrir a 9000 metros de altura.


Solo hay una forma de controlar a un pasajero fuera de sí...

Mientras estás leyendo estas líneas hay unas 10.000 aeronaves volando por todo el espacio aéreo mundial (puedes contarlos en tiempo real en):



Al acabar el día más de 100.000 vuelos se habrán completado con apenas incidentes. Con unos 20 accidentes graves al año (de los de víctimas mortales, aviones grandes y telediario) es muy complicado acabar siendo protagonista de uno de ellos. Pura estadística.

Sin embargo con todos esos desplazamientos —más de 35 millones de vuelos al año— es muy normal que se produzcan todo tipo de anécdotas que parecen increíbles cuando las sacas de contexto. Si viajas mucho, trabajas en una línea aérea o te fijas con detalle es muy probable que hayas vivido alguna de ellas.


Viajeros locos

“Lo que más falla y se estropea de los aviones son los hombres”...dicen los profesionales de la aviación más experimentados; y en un vuelo comercial hay muchos.

Los locos, convictos, delincuentes, borrachos, hooligans, depresivos, agresivos… y hasta los boludos tienen el mismo derecho a volar que tú y la pueden montar en pleno vuelo. Cuando esto pasa, lo normal es reducir e inmovilizar atando al personaje hasta tomar tierra (muchas veces antes del destino). Cinturones de seguridad, cuerdas o cinta americana. Todo vale por un vuelo seguro.



Las escenas suelen ser dantescas y siempre hay un móvil de un pasajero o de la tripulación para capturarlas.






Fenómenos para anormales

La inquietud, el aburrimiento y sobre todo la ignorancia convierten las nubes en humanoides o los brillos de un panel solar en señales extraterrestres. Como ahora todos llevamos una cámara queremos recoger pruebas para salir en los libros de historia. Misteriosamente cuando tomamos tierra y se nos pasa las fotos se convierten en basura o tan solo en una pequeña anécdota.




Porque mira que no distinguir una planta de energía solar en el desierto de una verdadera nave alienígena...





Pasajeros desagradables


En este capítulo todos hemos tenido nuestra desagradable experiencia personal. No hay como un vuelo trasatlántico de 12 horas para conocer todos los tonos de voz, manías, posturas y olores de nuestros compañeros de tortura.

Una cuenta de Instagram —passengershaming— recopila, a modo de denuncia, las fotos de estos maleducados que convierten tu viaje en una auténtica pesadilla.

Todo aquello inimaginable en cualquier manual de conducta o sentido común —todo aquello y más— ha pasado en algún avión, en algún vuelo.

¿De verdad está….?






No siempre tiene que ser humano el pasajero desagradable….






Pero al final no son tanto las máquinas, los accidentes o la naturaleza sino todo aquello que rodea a los que viajan: las personas, con sus cosas, con sus mascotas.

Los animales suelen ir en bodega excepto aquellos que estén catalogados oficialmente como 'soporte emocional' del pasajero... y claro, no siempre son un perro.





...ni tampoco son pacíficos...





¡Ay, ay ay!

Pero a veces —las menos— pasa. Un error humano, de la máquina o una terrible coincidencia se convierte en una pesadilla (o está apunto de hacerlo). Es ese momento de pánico en el que el cerebro se empieza a montar una historia con final siempre trágico y que necesitas documentar para asegurar la indemnización de tus descendientes. Luego tampoco pasa nada pero te quedas con un montón de likes en Redes Sociales...







¿Qué ha pasado aquí? ¿Por qué hay tanta sangre? Parece una película de Tarantino pero en realidad son las consecuencias del choque de un Urubu con la cabina de una avioneta en pleno despegue. Los pasajeros necesitan al Sr Blanco para una limpieza inmediata.





Otras veces la película acaba como el Titanic. Un pasajero grabó con una GoPro el amerizaje completo de una aeronave en Hawaii. Todo ocurre con sorprendente normalidad.... 9 millones de visitas, claro.





La naturaleza es bella...


...y allí arriba más. Rayos, tormentas eléctricas, auroras boreales, eclipses, volcanes en erupción,etc... nunca el hombre tuvo un punto de vista tan privilegiado para contemplar los fenómenos naturales más increíbles. Basta la cámara de un móvil y un poco de paciencia (o millones de vuelos).


Pasajero de un Boeing 777 ✈️ ha capturado el impacto de un rayo ⚡️contra el avión!...




Este rayo fue antes de despegar:





"What a solar eclipse looks like from an airplane window":




Aurora boreal en el mar de Barents captada por el astrofotógrafo ruso Ruslan Merzlyakov desde un avión:





Vista espectacular del volcán Cotopaxi, desde el avión mientras llego a Quito:





Pero, pero, pero…

Insisto, 36 millones de vuelos dan para muchas anécdotas…


Un pasajero de avión se dio cuenta de que la persona a su lado era idéntico a él... ¡Selfie!


Pasajero de avión se envuelve en plástico al volar sobre cementerio ¡Hay cada loco!





"Bienvenido al mundo de glamour de primera clase. British Airways, de Londres a Los Ángeles, asiento 1A."






Si vas a viajar en avión esta Semana Santa permanece atento y recarga el móvil ...nunca se sabe lo que puede pasar allí arriba.