Canales populares

crece la presencia militar inglesa en las islas Malvinas

Rossi .El funcionario del gobierno nacional reivindicó la soberanía en el archipiélago y reiteró la predisposición argentina a negociar por las vías diplomáticas naturales.


El disertante. En la Universidad de Texas, Agustín Rossi revalorizó el nacimiento y proyección del Mercosur.


El ministro de Defensa, Agustín Rossi, denunció que Gran Bretaña "insiste en impulsar el crecimiento de su presencia militar en territorios usurpados al país desde 1833". Dijo que no sólo la Argentina sino América latina en su conjunto "se pregunta por qué el Reino Unido persiste en fortificar a las islas Malvinas cuando no ha existido ninguna clase de amenaza por parte de nuestro país".

Para aclarar más un tema como la disputa con Gran Bretaña, tal vez no tan conocido por el público norteamericano, Rossi reiteró que Argentina manifestó "una y otra vez su disposición al diálogo y a la negociación diplomática como única forma legítima para comenzar a resolver nuestro reclamo de soberanía". Y fue más preciso cuando explicó ante una audiencia integrada por alumnos, profesores e intelectuales que la causa Malvinas "pasó de ser solamente argentina para convertirse en latinoamericana", por lo que "la creciente presencia militar británica en la región es un abierto desafío y una clara amenaza al objetivo de una América del Sur como zona de paz".

A manera de ejemplo, el ministro reveló que Gran Bretaña ha aumentado últimamente la cantidad de efectivos y armas en las islas, y ahora cuenta "con el mismo número de soldados que habitantes". Rossi advirtió de esta situación durante una conferencia que ofreció en la Universidad de Texas sobre "Defensa, eje articulador de la integración latinoamericana".

La actividad forma parte de la gira oficial del ministro por EEUU para entregar las actas secretas de la última dictadura militar argentina halladas el año pasado en el edificio Cóndor, de la Fuerza Aérea, y disertar sobre integración regional.

La valiosa documentación, digitalizada en seis tomos, que registra el pensamiento y planificación de la dictadura a través de las actas de reuniones de altos mandos castrenses, fue entregada por Rossi, anteayer en Washington, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

Lugar en el mundo. El ministro abrió su charla en la Universidad dejando claro la ubicación geopolítica de la Argentina. "Desde hace poco más de diez años —remarcó— la integración latinoamericana se ha convertido en el eje central de la política exterior del país, tanto en materia económica-comercial, política y de defensa", y en virtud de ello "Argentina definió a América latina como su lugar en el mundo y su espacio de inserción natural".

En este marco de definiciones estratégicas, Rossi revalorizó el nacimiento y proyección del Mercosur, "construido a partir del retorno de las democracias a nuestra región como un primer paso a la creación de una identidad compartida". Y recordó el pensamiento de los ex presidentes Néstor Kirchner y Lula da Silva, quienes sostenían que "la integración comenzó a ser percibida no ya como la mera confluencia de intereses económicos sino, además, como un espacio de pertenencia política, histórica y cultural", reseñó Rossi.

El nacimiento de la Unión de las Naciones Suramericanas (Unasur) fue otro de los temas que el ministro destacó en su exposición, por cuanto "se trata —recordó— del primer proceso de integración política de alcance realmente regional ya que participan las doce naciones sudamericanas y que tiene por objetivo la concertación de medidas de integración e interacción en el terreno político, económico, social y de la defensa".

Rossi habló también de la necesidad de consolidar, a través del Unasur, a Sudamérica como una zona de paz y dijo que esto no es un simple eslogan.

"Que exista una situación de paz en el conjunto de la región —aclaró— es un logro político de enormes proporciones si se toma en cuenta nuestra historia, plagada de intervenciones militares que interrumpieron el desarrollo de nuestras democracias".

Y para finalizar, basado en el "anhelo de paz del conjunto de la región", fundamentó el apoyo que recoge el país en su denuncia sobre la militarización de las islas Malvinas. "Pretendemos que una América latina en paz sea nuestra presentación ante el mundo", concluyó el ministro.
0No hay comentarios