Info

Crece la version de acuerdo entre el socialismo y Randazzo





Las nunca interrumpidas negociaciones entre Florencio Randazzo y un sector del socialismo, volvieron a tomar fuerza según dejó entrever el propio ministro del Interior y Transporte la semana pasada cuando visitó Rosario para comprobar el avance de las obras para que el tren regrese a esa ciudad santafesina.

Paseándose junto a la intendenta socialista Mónica Fein –una foto que el ministro repite prácticamente cada mes-, Randazzo no ahorró elogios hacia Hermes Binner y el socialismo en general. “Más allá de las diferencias que uno tiene con Binner, es un hombre de la política que cree en la independencia de la política misma”, afirmó y luego de cumplir con el obligado lamento porque se bajó de la carrera presidencial, pidió directamente a los socialistas “que a nivel nacional nos acompañen”.

“Está claro que hay una gran línea divisoria: los candidatos del poder económico, mediático, la corporación judicial y los que son independientes de esos factores de poder”, agregó en otro centro a los socialistas.

La Política Online ya había anticipado en exclusiva el año pasado que Randazzo pensaba en el gobernador socialista Antonio Bonfatti para integrar su boleta presidencial. Como era previsible, esto fue desmentido por los socialistas, pero luego la realidad se encargó de acomodar los tantos, cuando días después de publicada la primicia, el propio Randazzo en presencia de Bonfatti y durante una conferencia de prensa dijo que “estaría bueno” que lo acompañe en la fórmula presidencial.

Sugestivamente, días atrás Bonfatti se reunió en la Casa Rosada con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en un encuentro que los medios oficialistas difundieron sin abundar en los temas analizados.

A su vez, la renuncia de Binner a la candidatura presidencial, generó todo tipo de sospechas adentro del Frente Progresista que lidera el socialismo. “Alguna relación entre el gobierno nacional y el socialismo existe”, afirmó el precandidato a gobernador, el radical Mario Barletta, que enfrentará al socialista Miguel Lifchitz en las primarias.

“Me ha sorprendido la falta de firmeza en el reclamo por la deuda de obras de infraestructura que Nación tiene con la provincia como la falta de firmeza en el reclamo del retorno de las fuerzas federales para pelear contra el narcotráfico y lograr más seguridad”, agregó Barletta en comunicación con LPO.

“No puedo aseverarlo pero algo hay”, subrayó el dirigente radical. También reconoció sorpresa por la ausencia del gobernador Bonfatti y de la intendenta Mónica Fein en la marcha del 18F y la inauguración de la muestra rural Expoagro, que organizan Clarín y La Nación.

“Me llamó mucho la atención que el gobernador no asistiese a la marcha del 18F cuando todos los santafesinos nos expresamos por mayor justicia y contra la impunidad” y agregó “Tampoco fue a Expoagro ¿Por qué? ¿Por qué lo organiza Clarín y La Nación?”, se preguntó.


Por su parte, el kirchnerismo ha reforzado su atención en la provincia de Santa Fe y no sólo con la reapertura del ramal ferroviario, sino también con el arribo del tren sanitario que depende del Ministerio de Salud a la localidad de Villa Gobernador Gálvez, ciudad vecina a Rosario.

Según indicó Randazzo, Cristina tiene programado para el próximo mes de mayo visitar Rosario. Para entonces, con los números de las PASO provinciales, la Presidenta inaugurará la nueva estación personalmente y no mediante video conferencia.

Miguel Lifschitz, el más perjudicado

El nuevo mapa electoral que plantea la renuncia de Hermes Binner a la precandidatura nacional y las tensiones hacia adentro del Frente Progresista afectan particularmente la carrera hacia la gobernación del ex intendente de Rosario Miguel Lifschitz.

Con las encuestas dándole una ventaja a Miguel del Sel, sobre todo con el respaldo de Carlos Reutemann y sin un referente claro del Frente Progresista a nivel nacional, al socialista se le hará cuesta arriba mantener alineado al radicalismo, más aún cuando su dirigencia nacional amenaza con cerrar un acuerdo con el PRO.

Desde el mismo socialismo afirmaron a LPO, que el ingeniero tampoco cuenta con el apoyo necesario de su partido para revertir la diferencia con del Sel.

“Bonfatti tampoco ve con malos ojos que gane del Sel. Eso le permitiría al actual gobernador, que encabeza la lista a diputados provinciales, convertirse en el referente de la oposición”, agregaron.

Una lógica similar a la que estaría evaluando por estas horas Cristina Kirchner a nivel nacional.

A su vez, Binner volviendo a la provincia, tampoco estaría dispuesto a entregarle las riendas del partido a Lifschitz quien, en caso de ganar la gobernación y Mónica Fein llegase a renovar la intendencia de Rosario, desplazarían en la conducción del socialismo al histórico líder del partido.

Fue primicia de este medio los intentos de Binner, pocos días antes del plazo de cierre de listas, de bajar a Lifschitz de la candidatura a la gobernación. Operación que el ex intendente logró sortear pero que dejó heridas que anticipan conflictos futuros.