Check the new version here

Popular channels

Cristina: "No hay fronteras ni para la política ni...

La presidenta habló ante los empresarios más importantes de RusiaA

Cristina: "No hay fronteras ni para la política ni para la economía"
Ante una treintena de ejecutivos, convocó a invertir en la Argentina y recibió como respuesta un marcado interés por asociarse con YPF a partir de las oportunidades que abre Vaca Muerta. Destacó las coincidencias estratégicas con el país anfitrión en la pelea con los buitres.




Hoy el mundo es uno solo, no hay fronteras ni para la política ni para la economía." Con esa frase, la presidenta Cristina Fernández reafirmó ayer en Moscú la política de multilateralidad de la Argentina y convocó a una treintena de CEO's y directivos de empresas rusas a invertir en el país en el desarrollo de infraestructura, minería, energía y la provisión de maquinaria con transferencia de tecnología.
En la jornada más económica de la gira, la mandataria argentina cerró por la mañana el Foro Empresarial Ruso-Argentino del que participaron empresarios de ambos países, y luego mantuvo un encuentro más reservado con referentes de las empresas más relevantes de Rusia con intenciones de invertir en la Argentina.
En la extensa mesa se alternaban banqueros de inversión, directivos de empresas de energía, software, de la industria automotriz, la producción de maquinaria y servicios para la industria petrolera y minería, la construcción de centrales atómicas, hidroeléctricas, transporte ferroviario y astilleros.
La presidenta abrió el encuentro, del que también participaron los ministros del gabinete que la acompañan en su visita a Moscú, con un repaso de los proyectos de inversión disponibles en la Argentina, con especial hincapié en la minería y el sector energético. La central hidroeléctrica Chihuido, cuya construcción estará a cargo de la rusa PowerMachine con financiamiento de un banco de la misma nacionalidad, fue uno de los ejemplos recurrentes a la hora de plantear las potencialidades de inversión.
En el ida y vuelta, los empresarios expresaron su voluntad de explorar negocios en la Argentina e incluso ampliar aquellos que ya están vigentes, de hecho buena parte de los hombres de negocios que compartieron la mesa con la presidenta tienen al menos una oficina comercial en Buenos Aires. Participaron representantes de Uralmash, Bank of Russia, Kamaz, Gazprom, Lukoil, Novatek, Rushydro, Renova, Eriell Group y Enex, entre otras.
Además, los empresarios mencionaron las negociaciones que llevan adelante con la ministra de Industria, Débora Giorgi, y no ocultaron su interés por asociarse con YPF ya sea en la exploración y explotación de hidrocarburos como en la provisión de servicios y maquinaria para la industria petrolera, todo con el incentivo que implica el gran imán que es el yacimiento no convencional de Vaca Muerta.
El CEO de YPF, Miguel Gallucio, matizó la espera de la presidenta –que llegó demorada al encuentro–, en una ronda de diálogo con directivos de empresas como el gigante Gazprom y otras del sector petrolero. El directivo de la petrolera nacional llegó ayer a Moscú desde Houston para avanzar en la firma de un acuerdo marco con la empresa rusa.
La presidenta en persona estuvo a cargo de publicitar la posibilidad de invertir en ese sector estratégico y recordó tanto en el encuentro de la mañana como en el de la tarde que la Argentina tiene la segunda reserva de gas no convencional del mundo y la cuarta en materia de petróleo no convencional. "Estamos aquí para que empresarios rusos y argentinos puedan hacer sinergia y articular negocios, Argentina es un país para invertir", afirmó.
Cristina tomó el ejemplo de YPF para subrayar una de las ideas fuerza sobre las que el gobierno argentino trabajó en estos días de intensa actividad en Moscú: la necesidad de avanzar en una integración estratégica que implique la transferencia de tecnología para garantizar el proceso de sustitución de importaciones.
"Es uno de los objetivos que hemos tenido en el proceso de reindustrialización", les marcó la mandataria a los directivos rusos y propuso la conformación de joint ventures (alianzas estratégicas) que permitan "comenzar a desarrollar maquinaria pesada en la Argentina".
La cuestión de la sustitución de importaciones y las políticas argentinas para romper el bloqueo que intentan imponerle los fondos buitre fue tomada como ejemplo por Sergei Danksvert, director del Servicio de Inspección Agrícola y Ganadera de Rusia, que puso de relieve esa experiencia como un modelo a seguir por Rusia que enfrenta sanciones de los Estados Unidos y la Unión Europea a raíz del conflicto en Ucrania (ver aparte).
De hecho, esas negociaciones con Gazprom incorporaron un costado simbólico además del económico, luego de que se supo que la Comisión Europea, el brazo Ejecutivo de la Unión Europea, presentó ayer una denuncia contra la empresa rusa por abuso de posición dominante que, si bien las autoridades de la UE afirmaron que se trataba de una cuestión técnica, se enmarca en la disputa por la península de Crimea.
"Este encuentro es muy importante para nosotros", reafirmó la presidenta ante los empresarios en uno de los salones del hotel Four Seasons, y los convocó a invertir en minería, actividad que consideró que en la Argentina esta sub explotada. "Somos partidarios de que la minería puede ser algo sustentable y compatible con el medio ambiente, ese es el gran desafío del sector", agregó.
Hoy será el plato fuerte de la visita presidencial, la tercera de Cristina Fernández a esta capital. En la víspera, del encuentro que mantendrá con su par Vladimir Putin, la presidenta sostuvo que el "nuevo ordenamiento económico y geopolítico del mundo, que nos permite un mundo más plural, más diverso y más multipolar, también nos exige una conectividad y una relación mucho más intensa."
Y reafirmó: "Más allá de los lazos de amistad tradicionales que ha tenido la Argentina con Rusia, existen muchos puntos en común en nuestras exposiciones en los foros internacionales, para ser más precisos en el tratamiento de un tema que hoy agobia a todo el mundo como es el de las deudas externas y que ha permitido, a partir de una tarea muy intensa por parte de Argentina, que haya sido muy apoyada por el G-77 + China, y por Rusia".
Hoy, en el mediodía moscovita, la presidenta argentina presentará una ofrenda floral ante la tumba del soldado desconocido, en un vértice de la Plaza Roja, y luego recorrerá los pocos metros hasta la entrada del Kremlin donde mantendrá el encuentro con su par ruso Vladimir Putin.
Los mandatarios tendrán una reunión a solas y compartirán un almuerzo, para luego suscribir la larga lista de acuerdos en los que las delegaciones vinieron trabajando en los últimos días. Allí quedará rubricado también el acuerdo para la construcción de la sexta central nuclear y la presidenta anticipó que le planteará a Putin la posibilidad de firmar el convenio para la construcción de la represa de Chihuido sobre el río Neuquén en junio próximo en San Petersburgo. «





Narcotráfico

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, afirmó que el acuerdo de cooperación en la lucha contra el narcotráfico que suscribirá hoy en Moscú con su par de Rusia "es un reaseguro contra la impunidad de las organizaciones criminales que no conocen fronteras".





Acuerdo de defensa

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, no ocultaba ayer su satisfacción en el lobby del hotel donde se aloja la comitiva argentina, luego del encuentro que mantuvo con su par ruso, el general de Ejército Serguéi Shoigú, con quien logró destrabar el acuerdo para la operación de compra de helicópteros y de cooperación entre las fuerzas de ambos países.
En la nueva sede del Ministerio de Defensa ruso, los funcionarios acordaron los términos de un convenio marco de cooperación para fortalecer el desarrollo de la política de Defensa que será firmado hoy ante la presencia de Cristina Fernández y Vladimir Putin.
En el encuentro, que se prolongó por más de hora y media, Rossi y Shoigú acordaron avanzar en la posible adquisición por parte de Argentina de tres nuevos helicópteros MI-17E (que se sumarían a los dos que ya posee la Fuerza Aérea), aunque quedó en estudio la forma de financiamiento bajo la modalidad Estado-Estado.
La compra de los helicópteros se había frenado producto del impacto que generaron en la economía rusa las sanciones que le aplicaron a ese país los Estados Unidos y la Unión Europea, con consecuencias sobre la oferta de financiamiento. Pero ayer Rossi acordó con su par concretar una operación de Estado-Estado, lo que implica que la Argentina no tendrá que recurrir al financiamiento del mercado como si fuera una empresa privada.
"Argentina y Rusia están pasando un momento de situaciones bilaterales intensas", aseguró el funcionario nacional, y agregó: "La relación estratégica entre ambos países es otra expresión del fuerte vínculo de América Latina con los BRICS."
Producto del acuerdo, ambos países se comprometen a realizar intercambios de instructores y cursantes entre los centros de formación para las Operaciones de Paz que mantienen en la órbita de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), así como en la formación de personal militar, entre otras actividades de colaboración.
0No comments yet