Check the new version here

Popular channels

Cristina nos mienten en la cara

El discurso de Cristina el martes pasado y el texto de la reforma procesal penal enviado al Congreso son absolutamente diferentes. O no leyó una mierda el texto o nos caga a mentiras por Cadena Nacional.

El texto enviado al Congreso no modifica para nada los criterios para fijar la prisión preventiva, como había anunciado la Presidenta; la expulsión de extranjeros que delinquen no será obligatoria y el delincuente podrá elegir donde quiere ser juzgado.
La presidenta Cristina Kirchner presentó el proyecto de reforma del Código Procesal Penal como el fin para terminar con "la puerta giratoria" usada por delincuentes para entrar y salir de Tribunales. Incluso pareció dar un giro en su política de seguridad al anunciar el endurecimiento de la prisión preventiva y la expulsión de extranjeros ilegales que cometan delitos.

Pero el discurso, que fue transmitido por la cadena nacional el martes pasado, no se condice con la letra del proyecto de ley enviado al Congreso, en el que los criterios actuales para dictar la prisión preventiva no varían y la expulsión de extranjeros que delinquen no es automática, sino que queda a elección del imputado y siempre y cuando no implique la desunión con su familia o la separación de personas a su cargo.

Los anuncios de la Presidenta alarmaron a encumbrados camaristas y fiscales afines al Gobierno, hasta que fueron a la letra del proyecto y vieron que nada cambiaba, reconocieron a LA NACION. La cadena nacional, en cambio, pareció destinada más a robar las banderas del populismo penal que exhibió Sergio Massa, para rechazar el anteproyecto de Código Penal oficial y que esta semana la Presidenta hizo propias. Massa había liderado a comienzos de este año las críticas a la ley de reforma del Código Penal. El Gobierno quedó paralizado ante esa andanada de cuestionamientos, a los que se sumaron luego legisladores radicales y de Pro, a pesar de que ellos mismos habían participado en la redacción de la norma, y su tratamiento en el Congreso se congeló.

"Hace pocos días tuvimos la experiencia de una persona que había cometido un delito, a vista de todo el mundo, y salió sorprendentemente en libertad", dijo Cristina Kirchner, en alusión al motochorro mediático Gastón Aguirre, que asaltó a un turista canadiense y quedó filmado. "Este nuevo código va establecer la prisión preventiva, para terminar con la puerta giratoria, en base a la naturaleza y circunstancia del hecho, la conmoción social que haya generado", dijo la Presidenta mirando a la cámara de la Cadena Nacional Obligatoria, es decir, mirándonos a los ojos a todos los Argentinos y nos cago a mentiras.
Corresponde la prisión preventiva, dice el artículo 185 del texto propuesto, "en función de la gravedad de las circunstancias, naturaleza, conmoción social del hecho y las condiciones del imputado, que sirvan para decidir los criterios de peligro de fuga o entorpecimiento del proceso previstos en este código"


"Quienes cometan delitos graves van a estar presos desde el primer día de la investigación", había prometido la Presidenta, pero eso no lo dice el código propuesto. El nuevo texto establece pautas por tener en cuenta para el peligro de fuga (arraigo, familia, negocios, trabajo, facilidades para dejar el país, la expectativa de pena, la posibilidad de que sea declarado reincidente) y el modo en que, de estar libre, perjudique pruebas, testigos en su contra o a su familia.
0
0
0
0
0No comments yet