Check the new version here

Popular channels

Cristina y el caballo degollado en El Padrino I.

Quien no ha visto el Padrino I que se abstenga de leer esta nota.

En esa maravillosa plícula, el caballo se llamaba Khartoum y pertenecía a un tal Jack Woltz, un productor de Hollywood que se negaba a cumplir las pretensiones de Don Corleone, El Padrino.

Woltz se despertó una mañana y descubrió dentro de su cama la cabeza degollada de Khartoum su mas amado pura sangre valuado en esos años de 1970 y pico en más de US$ 800.000. (hoy serían más de US$20.000.000)

Días después, el Padrino se enteró que su protegido Johnny Fontane, ya tenía su papel en una película ambientada en la Segunda Guerra Mundial algo que el productor rechazaba conn toda su alma porque el tipo era un asqueroso.

Los Buitres están hartos del discurso bélico de Cristina y decidieron utilizar el método del Padrino para cobrar su deuda excesiva, que Thomas Griesa reconoció en un controvertido fallo judicial. CFK no tiene caballos, pero es amiga y socia de Lázaro Báez, el prototipo de empresario kirchnerista.

Si no hay acuerdo, la cabeza ensangrentada (financiera y penalmente no literalmente) de Báez llegará a los tribunales para provocar un escándalo judicial sin antecedentes en la historia argentina.

Carlos Menem benefició a importantes empresas nacionales y extranjeras y su patrimonio se multiplicó a la enésima potencia en diez años de mandato. Menem no se hizo socio de sus beneficiados y debió dibujar sus declaraciones juradas para ocultar la abrupta evolución de sus bienes y sus depósitos. El expresidente nunca se caracterizó por tener compañías y monitorear la fortaleza de sus balances contables.

Cristina Fernández de Kirchner tiene varias empresas y firma acuerdos comerciales que permiten justificar sus declaraciones juradas. CFK tiene con Báez un contrato que evita pérdidas en su hotel de Santa Cruz, aún cuando la temporada turística sea un fracaso al cien por ciento. Báez es buen amigo de la familia Kirchner y un empresario generoso con la Presidente de la Argentina.

A diferencia de Menem, que fue acusado por cobrar comisiones en cada una de las privatizaciones, los amigos empresarios de Cristina están siendo investigados y sin duda serán condenados por haber incorporado como socios ocultos a distintos integrantes de la familia presidencial.

Y esta distinción es importante, no sólo para cuantificar la ética de los jefes de estado, sino también para seguir la ruta del dinero y ponderar los millones de dólares que cayeron en las cloacas de la corrupción.

Si Menem cobró una comisión por vender armas a Ecuador, su depósito final es muy difícil de advertir y puede mimetizarse con cierta facilidad. Un pago, una sola operación de lavado y millones de giros electrónicos alrededor del planeta.

En cambio, si sos socio y beneficiaste a un conglomerado de empresas con millones de dólares por la concesión de obras públicas, el rastro del dinero sucio, los asientes contables y la apertura de empresas fantasmas, es más fácil de descubrir por su volumen y periodicidad. Sólo hay que tener voluntad y millones de dólares para gastar en la pesquisa.

Los Buitres quieren que CFK pague la sentencia dictada por Griesa y usan la estrategia filmada por Coppola en la escena del caballo.

Están confirmando los pagos de los certificados de obra, los giros del dinero, las razones sociales de las compañías de cartón, los testaferros y las cuentas finales adonde se depositaron las supuestas coimas. Tienen sólidos indicios y el trabajo profesional de la justicia de los Estados Unidos, que no recibe amenazas por teléfono u ofertas millonarias para evaporar las presuntas evidencias en contra de Báez, la familia presidencial y ciertos funcionarios que asumieron en mayo de 2003.

Con quien cree CFK que se ha metido de la mano de uni profesor de economía que nunca condujo nada política ni empresarialmente? Se ha enfrentado con su Bestia Negra, con gente inescrupulosa y lo que es peor muy poderosa, mas poderosa económicamente que lo que cualquier lector puede imaginar.

Disponen de factores determinantes: enorme cantidad de dinero, muchísimo mas poder que CFK y tiempo. Carecen, a su favor totalmente de escrúpulos.

CFK ya está informada de la estrategia Buitre y teme por la suerte de Báez, aunque en realidad debería temer por su suerte.

Aún no sabemos si lo hace por solidaridad personal, o en causa propia. Los Buitre sólo quieren cobrar la deuda a la Argentina y no les importa que esa pretensión afecte la estabilidad política del país, la salud de CFK y menos una enorme crisis en argentina. O CFK no sabe, no quiere o no puede neutralizarlos solo el tiempo (breve) lo dirá pero en cualquier caso los que perdemos por sus caprichos somos los habitantes, todos y todas.

En El Padrino, la cabeza de Khartoum era real. Perteneció a un caballo que fue comprado por una fábrica de comida para perros sofisticados: como Simón, la mascota presidencial, que mueve la cola cada vez que Báez aparece por la quinta de Olivos.
0
0
0
0No comments yet