Check the new version here

Popular channels

¿Cuánto costaría visitar el Titanic?





El 10 de abril de 1912, el Titanic zarpó del puerto de Southhampton, en Inglaterra. Su destino, Nueva York. Era el barco de pasajeros más grande construido hasta esa fecha. Llevaba 2223 pasajeros, entre los que estaban muchas de las personas más ricas del mundo. También iban cientos de inmigrantes que buscaban llegar a Nueva York para cumplir el sueño americano. Esa riqueza y esos sueños terminarían en el fondo helado del Atlántico.

“A este barco no podía hundirlo ni Dios”, dijeron entonces.

El 14 de abril, a las 23:40 horas, el inmenso transatlántico se estrelló con un iceberg, al sur de la Isla de Terranova y se hundió dos horas después. Murieron 1514 pasajeros. El mundo se estremeció con la tragedia marítima más grave sucedida hasta ese momento. Y así, en torno al Titanic surgieron cientos de historias, algunas con ciertos tintes románticos y que se han ido popularizando con el tiempo. No cabe duda de que el Titanic es el barco más famoso del planeta.

En 1997 la película, protagonizada por Leo DiCaprio y Kate Winslet, dirigida por James Camneron, una de las más taquilleras de la historia del cine, aportó más elementos para que la increíble aventura del Titanic atrajera más atención y se convirtiera en un mito.


Podría decirse que hay gente que quiere ver los restos del barco, tanto como hay gente que quisiera ver la Tierra desde el espacio.


Los restos fueron descubiertos en 1985 por el oceanógrafo de National Geographic Robert Ballard, a una profundidad de 3784 metros, en la mitad de una de las zonas marítimas más agrestes y poco exploradas del mundo. Visitar el naufragio puede ser una de las empresas más complicadas, costosas, pero increíbles que cualquiera pueda soñar. Está tan abajo, que muy pocos se ha atrevido a ir hasta allá.


No será un viaje barato. El que quiera ir (sin contar los costos de traslado hasta Canadá desde Colombia), deberá pagar la ‘módica’ suma de 105.129 dólares (305.358.744 millones de pesos).


“Tal vez ahora, Blue Marble Private, al modo de aquellas navieras, se convierta en referencia de los viajes submarinos al fondo del Atlántico. Sin duda, se trata de una experiencia única, y tal como remarcan desde la empresa, hay muchas menos personas que hayan podido ver el pecio del Titanic que las que han visto la Tierra desde el espacio, o, incluso, escalado el Everest. De todas formas, se contempla una corta pero intensa carrera comercial. Tal como se descubrió recientemente, es posible que los restos del Titanic desaparezcan en unas dos décadas, devorado por una bacteria que se alimenta pegada a las superficies de acero del navío”, escribió National Geographic.
0
0
0
0
0No comments yet