Info

Curiosidades de Singapur

SINGAPUR ES UN PAÍS, Y UNA CIUDAD A LA VEZ

Si tenemos que elegir una curiosidad para empezar, es que Singapur puede ser muy reconocido en el mundo, pero cuando lo buscamos en el mapa puede que no lo veamos a primera vista. Hay que buscar bien, está ahí, chiquito pero poderoso. Con sus 710 km2 ocupa el puesto 191º del ranking de países por superfice, pero se las arregló para ser una de las economías mas importantes del mundo. Para resolver el problema de la falta de espacio, el gobierno manda a rellenar tierras constantemente, creando un terrible impacto en el ecosistema. Desde 1960, la superficie del país creció en un 20% y ya hay proyectos para comenzar a construir bajo tierra, hasta 38 pisos subterráneos. Increible pero cierto…




LA CIUDAD DE LAS MULTAS



Si por algo se la conoce a Singapur en el mundo es por la cantidad de multas que impone. Tal es la fama que se hizo que hasta venden los suvenires para turistas describiéndola como tal. La que más llama la atención mundialmente es la prohibición de consumir chicle. Vamos a aclarar algo al respecto: lo que está prohibido es venderlo y escupirlo en las calles, por lo tanto, si llevás chicles en tu mochila y los consumis como se debe (tirándolos en un tacho de basura), no vas a ser acusado como traficante de goma de mascar… (?). Puede ser que no veas ningún policía cerca y te quieras pasar de vivo con Singapur, pero cuando pensaste que zafabas, de entre la multitud va a aparecer el buchón. No es un patriota justiciero con ganas de hacerte cumplir la ley, sino uno de los tantos policías encubiertos que caminan las calles sin uniforme para que sientas su presencia sin verla.

NO PODRÁS COMPRAR CHICLE, PERO LA PROSTITUCIÓN ES LEGAL…

El gobierno decidió tomar esta decisión ya que es algo que igualmente va a pasar, sea legal o no, entonces mejor que estuviera regulado. Las prostitutas tienen que sacar una licencia que se renueva cada seis meses después de pasar un chequeo médico. De esa forma evitan la disperción de enfermades.

Tristemente, Singapur se convirtió en un destino de prostitución de lujo, y la demanda aumenta más de un 20% durante la carrera nocturna de Fórmula 1 en Septiembre. Los empresarios ricos que presencian el evento contratan “compañeras” para hacerlas pasar por sus mujeres, y tienen muchas pretensiones a la hora de elegir. Eso sí, están dispuestos a pagar hasta USD 50.000 por tan sólo unas horas.

Otra perlita (negra) sucedió este año cuando condenaron a tres árbitros libaneses por arreglo de partidos en Singapur, el pago no era en efectivo, sino a cambio de costosas prostitutas


LOS CUATRO IDIOMAS OFICIALES DE SINGAPUR

Como resultado de su multiculturalidad, el país tiene cuatro lenguas oficiales: inglés, chino mandarín, tamil (del sur de India) y malayo. Ah, y una no oficial: el Singlish, una deformación del inglés donde se mezcla con las otros tres idiomas, en especial con el malayo. El Singlish es el idioma casual que usan cuando las personas no hablan el mismo idioma nativo, pero lo consideran vulgar para situaciones formales.

Si escuchás que dicen “lah” después de cada oración, o te dicen “We go makan” cuando quieren ir a comer, estás experimentando el singlish en primera persona. No será reconocido por el gobierno, pero es una marca registrada del país.




las famosas “vending machines”. En Italia, por ejemplo, no hay lugar donde vayas que no encuentres una. En Hong Kong, estas simpáticas maquinitas te venden hasta paraguas, pero lo que nunca habíamos visto es una como ésta, que te vende sanguchitos… ¡tostados en el momento!




TAKE AWAY, PLEASE!

Una de las curiosidades que más llama la atención del Sudeste Asiático, es que cuando pedís una bebida de envase retornable para llevar, te la den en una bolsita para así quedarse con el envase. Pero claro, Singapur es muy top y quiso inventar esta manera híbrida de llevar tus bebidas.




DÉJALOS CORRER…

Aunque el país esté altamente superpoblado, y el aire tenga intolerables cantidades de contaminación, siempre se puede encontrar un rincón donde parece que el mundo dejó de girar. Tanto en sus tranquilos callejones como en los hermosos parques. Un respiro dentro del ajetreo de las grandes urbes…






SI MANEJAR PUEDE SER UN DOLOR DE CABEZA PARA MUCHOS, ¡NI TE CUENTO EN SINGAPUR!

¡Pucha que es cara la vida en Singapur! El alquiler, la educación, las salidas y claro, mantener un auto. Por ejemplo, los vehículos con patente de Singapur tienen limitada la cantidad de nafta (combustible) que pueden cargar en Malasia, porque muchos cruzaban la frontera hacia Johor Bahru solo para llenar el tanque y volver (1L de Regular cuesta alrededor de USD 1,75 en Singapur mientas que en Malasia cuesta USD 0,59).

La primer foto que ves abajo es la de uno de los peajes que va cambiando el precio de acuerdo al horario en el que pases por abajo. ¡Si no conocés bien las calles de la ciudad puede ser que pases por varios de ellos sin saberlo!

La patente roja en el auto de la segunda foto indica que el vehículo sólo puede circular los fines de semana. Lógicamente estos pagan menos de patente y por lo general son autos más caros que los que utilizan para todos los días.






¿SABÍAS QUE PODÉS ANDAR EN GÓNDOLA ADENTRO DE UN SHOPPING? SINGAPUR TODO LO PUEDE…

La adicción por el shopping y por gastar plata en cualquier porquería cosa, lleva a puntos extremos como éste. Para que tu “shopping experience” sea única e inolvidable, podés pasear por el shopping Marina Bay Sands nada más ni nada menos que… ¡en góndola! Un paseo de 10 minutos viendo vidrieras y gente pasar te va a costar USD 8.



CUANDO CALIENTA EL SOL (ME CUBRO LA CARA)…

La obsesión por la piel blanca como un papel es común en Asia, y claro que esta señorita superficial que es Singapur no podía quedarse afuera de la tendencia. La ecuación por estas tierras dice que piel bronceada = trabajar bajo el sol = clase baja. Sin ningún pudor, madres nos mostraron fotos de sus hijos y nos dijeron “no es muy lindo, es demasiado oscuro”. Por eso, además de la interminable variedad de cremas blanqueadoras que se ponen cada noche antes de ir a dormir, las mujeres siempre van a andar con un paraguas para cubrirse del sol. Justamente lo opuesto a lo que pasa por casa. Costumbres como ésta nos hacen acordar que estamos del otro lado del mundo.




HDB, DONDE VIVE EL PUEBLO

Si bien Singapur es famoso por su calidad de vida y es el país con el 4to PBI per cápita más alto del mundo, muy pocos son los que pueden permitirse el lujo de vivir en una casa, ni siquiera en un condominio. Para los que no son Eduardo Saverin (co-fundador de Facebook que vive en Singapur) les quedan los poco elegantes cuadrados de cemento conocidos como HDB (House Development Board), la solución a los problemas de espacio que dio el gobierno por ahora. Pero a diferencia de otros países, vivir en estos edificios públicos no es considerado un signo de pobreza, si no diríamos que un 85% del país es pobre y nada más lejos de la realidad. Los del centro de la ciudad siguen siendo tan prohibitivos como vivir en un lujoso condominio de las afueras, por eso la mayoría vive en barrios como Tampines, Woodlands, Geylang o Bukit Merah.




ESTACIONAMIENTOS PARA BICICLETAS… ¡DE DOS PISOS!

Si hay algo que caracteriza al país es la falta de espacio. Todos sus estacionamientos son de varios pisos… ¡hasta los de bicicletas!




ENVIANDO OBJETOS AL MÁS ALLÁ…

Gran parte de la población del país es de orígen chino. Como tales, la tradición dice que todos los años le deben enviar objetos que sus familiares puedan necesitar en la dimensión desconocida.




TODOS JUNTOS EN CONTRA DEL CRIMEN

Sin duda, Singapur es uno de los países más seguros del mundo, pero nada de dormirse en los laureles. Durante nuestra visita en el 2009 pudimos participar de la campaña “Low crime doesn’t mean no crime” y en la actualidad ponen estos carteles en los lugares donde se cometió un crimen para alertar a los vecinos.