Check the new version here

Popular channels

¿De Linux a Windows en Múnich? La verdad no es tan simple


¿De Linux a Windows en Múnich? El portavoz del consejo de la ciudad alemana de Múnich, Stefan Hauf, ha salido al paso de la información sobre la migración de los equipos informáticos municipales de Linux a Windows. La verdad no es tan simple y asegurarlo es incorrecto ya que esa decisión no se ha producido, explica Hauf en unas declaraciones que comentamos junto a un resumen del caso para información general.
Historia de una migración

El ayuntamiento de Múnich saltó a los medios cuando hace una década decidió migrar su infraestructura TI desde Windows y Office a Linux y suites ofimáticas de código abierto. Una decisión que supuso todo un espaldarazo al uso del software libre en la administración pública, por el gran número de equipos actualizados (15.000) y por la importancia de la ciudad que lo llevó a cabo.

Años después, la alcaldía hizo balance del proyecto calificándolo de todo un éxito al menos en costes: “dejar de lado a Windows y Microsoft Office ha supuesto un ahorro de 11,6 millones de euros en el gasto de licencias”.

Más recientemente, desde el municipio se informó de la finalización de la migración de equipos y como el coste no era el único objetivo sino reducir la dependencia del software propietario, destacaron la adopción de Open Document como formato estándar a utilizar para compartir y colaborar en documentos oficiales.

Algo que por cierto acaba de realizar Reino Unido con el objetivo de “romper el oligopolio de los formatos propietarios y facilitar el uso de software de código abierto sin tener que comprar una determinada marca de software”. La decisión de Reino Unido facilitará la llegada de nuevos proveedores a los concursos en las administraciones británicas y un mayor número de soluciones software. Además, obligará a Microsoft y Google a mejorar el soporte a ODF en Office y Docs/Apps una vez convertido en formato estándar oficial.
Respuesta de Microsoft al caso Múnich

Más allá de la pérdida de unas miles de licencias de Windows y Office, en Microsoft fueron conscientes del perjuicio que para sus intereses podía suponer este proyecto si tenía éxito y se convertía en ejemplo a seguir por otras administraciones.

Por ello, el mismísimo CEO, Steve Ballmer, voló a Múnich antes de la aprobación del proyecto e intentó convencer al alcalde sobre la “mala decisión” que tomarían si reemplazaban el software de Microsoft con alternativas de código abierto. No tuvo éxito y semanas después el consejo de la ciudad aprobó el proyecto LiMux.

Posteriormente, Microsoft informó que el proyecto habría costado 60 millones de euros, mucho más que el coste de la actualización a productos de la firma por aquellos entonces, Windows XP y Office 2013. Un extremo negado repetidamente por el ayuntamiento.

Más tarde y casualmente, Microsoft trasladó su sede en Alemania a las afueras de Múnich lo que da idea de la importancia de este proyecto de software libre, no ya por él mismo sino como ejemplo.
¿Qué está pasando y pasará en Munich?

Las últimas elecciones municipales han provocado un cambio de alcalde en Munich. El actual equipo de gobierno acusa al anterior de basar el proyecto LiMux en decisiones políticas. Aseguran que la falta de compatibilidad han provocado quejas entre los funcionarios y que ni siquiera se ha producido el comentado ahorro de costes.

Mientras, la oposición acusa al alcalde de “ser amigo de Microsoft” y querer cargarse el proyecto de software libre por ese y no otro motivo.


Así las cosas, el portavoz del consejo de la ciudad que tomará la decisión final, ha salido al paso con unas declaraciones que intentan aclarar la situación. Básicamente, comenta que aseverar que “Munich reemplazará Linux por Windows” es incorrecto porque no es una decisión que esté tomada:

“El nuevo alcalde ha pedido a la administración que reúna datos para que podamos decidir y hacer una propuesta de la forma de proceder en el futuro… No sólo para Limux sino para toda la infraestructura TI. Se trata de revisar la organización, los costes, el rendimiento, la capacidad de utilización y la satisfacción de los usuarios”.

El informe lo realizarán técnicos internos del Consejo y tendrá en cuenta sistemas operativos y paquetes de software tanto libres como propietarios que mejor satisfagan los criterios mencionados.

“Nada está decidido porque primero tenemos que valorar el informe. Incluso, si no es claro, pediremos opinión a un grupo de expertos externos”, explica el portavoz de un consejo dividido entre grupos políticos (pero dicen todavía favorable al mantenimiento del proyecto libre) y en la conveniencia de usar software libre, propietario o ambos.

No se ha fijado fecha para la finalización de la revisión de infraestructura TI de Múnich por lo que en resumen, todo está abierto. A nadie se le escapa que está en juego mucho más que unas miles de licencias.






post de ayer comentando sobre la misma situacion

Munich se da cuenta de que saltar a Linux fue un terrible error

http://www.taringa.net/posts/info/18063607/Munich-se-da-cuenta-de-que-saltar-a-Linux-fue-un-terrible-er.html?notification
0
0
0
0No comments yet