Canales populares

de los cuernos dicen que nadie se salva....







Ellas tra­ba­jan y se sien­ten due­ñas de sus cuer­pos. Se cui­dan más que los hom­bres a la ho­ra de de­jar in­di­cios y se­ña­les. Pe­ro no re­ve­lan su se­cre­to ni a sus ín­ti­mas ami­gas. Hoy son tan in­fie­les co­mo sus es­po­sos, pa­re­jas o no­vios, se­gún una in­ves­ti­ga­ción es­tadou­ni­den­se.
Las dos caras de una moneda

“Si las mujeres cansadas de la rutina tratan en la mayoría de los casos de resucitar con la infidelidad el romance perdido, los hombres intentan saciar en una relación clandestina su necesidad primaria de sexo impulsada desde niños por esa creencia que cuántas más mujeres tienen, más y mejores hombres son”, adujo Del Sueldo Padilla.
Sin embargo, hay muchísimos que no se atreven a confesarlo. Y aun más, la infidelidad que era casi un monopolio del varón hoy, según una investigación del Journal of Couple and Relationship Therapy de Estados Unidos encuentra en las mujeres mayores de 25 años a sus más emblemáticas exponentes que juegan tan fuerte como los hombres en esta cuestión prohibida y muy deseada, que inclusive puede evitarse o revertirse si estamos atentos y sabemos actuar a tiempo, según opinan algunos terapeutas y sexólogos.




Para que se produzca una infidelidad es necesario que se cumpla la “Regla de las C”: Curiosidad, Calentura y Confidencialidad. El infiel engaña porque puede hacerlo, ya sea porque halló quien busque aventura, porque se dio la situación y/o porque cree que nadie lo sabrá. Si supiéramos que contamos con confidencialidad absoluta y garantía de que nadie se enterará jamás, todos seríamos infieles. Si no lo somos es para no herir a nuestra pareja y por respeto a la persona que esta a nuestro lado. Para la mayoría de los infieles no interesa tanto con quién poner los cuernos sino el hecho de hacerlo.
La infidelidad no tiene nada que ver con lo que la pareja oficial sea, haga o deje de hacer. El infiel tiene una tendencia a serlo, por un motivo u otro.

¿Cómo detectar a un infiel al instante?

El infiel elige sus ropas con más cuidado que antes,inventa motivos para estar cada vez menos tiempo en casa. Se baña en perfume(para que uno no pueda sentir el perfume de la persona en discordia), y habla de temas que antes no dominaba. Cambia de gustos súbitamente, se ofende cuando le insinúan que miente y no quiere tener sexo con su esposa,tienen siempre sus celulares a fuera del alcance de sus parejas e incluso les ponen la clave pin para que uno no pueda acceder a ellos.

¿Es posible perdonar y olvidar una infidelidad?

Pedir perdón es una especie de sucia manipulación post-traición de parte de quien ha cometido la falta. De primeras, sólo es posible dejar pasar el incidente y no seguir hablando de ello. Pero está claro que no se olvida jamás, por lo cual el infiel tendrá que cuidarse mucho más que antes del engaño, para volver a ganarse, aunque sea una parte, de la confianza del otro.



La otra cara de la moneda de la infidelidad, es el engañado. “Llegué a estar 10 años en pareja y con una hija de siete años hasta que descubrí que mi mujer me fue infiel. Encima de confesármelo me dijo que ya no me amaba y me exigió que me fuera de casa. Hace un año que me alejé y vivo solo, pero ahora ella no deja de acosarme, rogarme y pedirme perdón para que regrese. Creo que ya no es lo mismo y nunca lo será. Y a raíz de ello considero que no sirve de nada intentar algo otra vez”, explicó Gastón.

"estuve 4 años en pareja y conviviendo hasta que descubri que mi novio era infiel y tras confesarme que aprovechaba cuando yo no estaba para llevarse a su amante a nuestra casa para acostarse con ella en nuestra cama matrimonial lo abandone,la confianza ya estaba perdida y no servia de nada seguir una relacion donde yo no confiaba y donde no me respetaban" aporta otra persona.

La infidelidad, según el denominador común de los usos y costumbres, es toda relación amorosa que se da fuera de una pareja estable. La doctora Amelia del Sueldo Padilla, presidenta de la Sociedad Científica de Sexología y Educación Sexual del Colegio Médico de Tucumán, explicó que la monogamia fue instaurada a fuego en nuestras conciencias aunque para muchos sea insostenible. El adulterio está castigado por los Diez Mandamientos; está mal visto, trae problemas sociales y fundamentalmente mucha culpa. “Incluso que el varón sea infiel lo prestigiaba, era la forma de revalidar su condición de macho”, dijo Del Sueldo Padilla.



"ahora me doy cuenta de que el amor no es para toda la vida y, que habitualmente, una se queda con el otro por comodidad, por los hijos o por costumbre. De todas formas para ser infiel hay que hacerlo bien, para no hacer sufrir al otro”, dijo Sabrina.

“Es muy común descubrir las infidelidades por descuidos básicos del adúltero. Deja pistas tan obvias como ridículas (una cartita, el e-mail abierto,o un preservativo). “Es como que tienen culpa y creen que deben ser castigados, y la resuelven dejando que la situación se devele”, dijo Amelia.











APORTE AGREGADO GRACIAS A CAPSULEBOY (Y OPINO IGUAL QUE VOS TAMBIEN):

La señora bixby y el abrigo del coronel


El señor y la señora Bixby vivían en un apartamento pequeño. El señor Bixby era dentista y la señora Bixby era una mujerona a la que le gustaba la bebida.
Una vez al mes, la señora Bixby iba a Baltimore para visitar a su anciana tía, pasaba con ella la noche y al dia siguiente regresaba. El señor Bixby lo aceptaba con el acuerdo de que él nunca iria y ella estaba muy de acuerdo.
La verdad era que la anciana era para la señora Bixby una coartada. Ella pasaba la mayor parte de sus estancias con un hombre.
El coronel era riquísimo y vivía en una casa preciosa sin esposa ni familia.
El coronoel y la señora Bixby se veían con poca frequencia y así no se cansaban el uno del otro.
Un dia el coronel a traves de un sirviente suyo, le dió bixby una caja enorme la cuál contenia un abrigo de visón precioso junto a una carta donde le decia que ya nunca se volverían a ver.
Quedaba dos horas y ella no sabía que hacer con el abrigo ya que su marido sospecharia... así que fue a empeñarlo diciendo que lo volveria a ir a buscar.
Ella le dijo a su marido que en el taxi se había encontrado una papeleta en blanco, y él observandola minuciosamente le contestó que era una papeleta de empeño.
El señor Bixby insitió a ella que despúes de trabar pasaria a recojerlo y se lo traeria. Cuando volvió a trabar le enseñó un ridiculo cuello de piel.
La señora Bixby se quedó parada, a punto de gritar. Y se fué a "matar" al prestamista cuando en ese preciso momento la señora Pulteney, la secretaria le dijó un dia soberbio ¿verdad? comentó con una sonrisa y envuelta con el precioso abrigo de visón negro que el coronel había regalado a la señora Bixby.



fuente:google,entrevista a la Dra.Amelia.
+2
0
0
0No hay comentarios