Check the new version here

Popular channels

De profundis, Oscar Wilde

Por muy terrible que haya sido lo que me hizo el mundo, mas terrible ha sido lo que yo mismo me he hecho


Portada de De profundis


De profundis es una carta escrita por Oscar Wilde en 1897 durante su estancia en la prisión de Reading.
En esta carta que estaba dirigida a Lord Alfred Douglas, Wilde escribe su sentir y pesares por haber sido privado de su libertad. Bella, empática, triste, conmovedora, irritante, reflexiva, espiritual, demasiados calificativos podría tener y aun así serían insuficientes.


Un poco sobre el encarcelamiento de Wilde

Oscar Wilde se casó con Constance Lloyd el 29 de mayo de 1884 y procrearon a dos hijos, Cyril y Vycyan, y aun cuando tenía su familia, Wilde solía pasar gran parte de su tiempo con Alfred Douglas, lo llevaba de viaje con él, dormía en la misma casa que rentaba, comían y cenaban juntos y por lo mismo su relación no fue bien vista por la sociedad y más aún por el padre Alfred, el marqués de Queensberry

Oscar Wilde y Aldfred Douglas


Douglas tenía conflictos con su padre lo que provoco que Wilde por la relación y por el cariño y amor que sentía por él, demandara al marques por difamación tras que exhibiera, en el club social que el poeta frecuentaba, la relación que sostenía con Lord Alfred Douglas, pero todo esto se volvió en su contra y Wilde fue encarcelado acusado de sodomía.
Wilde fue encarcelado en 1895 y pasó dos años en la cárcel de Reading y durante este lapso de tiempo su esposa decidió dejarlo así como también perdió la patria potestad de sus hijos, y fue sumido en la miseria ya que su riqueza así como todo lo que poseía fue subastado y dado al marqués.

Alfred Douglas


De esta manera Wilde paso esos dos años en la prisión y es en este tiempo en que al no recibir ninguna carta ni contestación alguna de Douglas que decide escribir “De profundis”, en la cual más que reprochar algo a su amigo, se reprocha a si mismo por haberse permitido que le causara tanto daño

Wilde y Douglas

El poeta describe sus días y la forma en como fue adaptándose a la vida en prisión así como también su sentir por no recibir ni una sola carta de Douglas, en la carta también hace referencia a los días que paso con él y el cómo iba entrometiéndose en su vida al grado de ser como un títere, incluso hace referencia a algunas de sus obras que estuvieron a punto no completarlas debido a todo el tiempo que le exigía Douglas a Wilde.

Portada del periodico anunciando el juico contra Wilde




La carta empieza de esta manera:

Querido Bosie:

Después de una larga e infructuosa espera, me he decidido a escribirte, y ello tanto en tu interés como en el mío, pues me repugna el pensar que he pasado en la cárcel dos años interminables sin haber recibido de ti una sola línea, una noticia cualquiera: que nada he sabido de ti, fuera de aquello que había de serme doloroso.

Nuestra trágica amistad, en extremo lamentable, ha terminado para mí de un modo funesto, y para ti con escándalo público. empero, el recuerdo de nuestra antigua amistad me abandona raramente, y siento honda tristeza al pensar que mi corazón, antes henchido de amor, esta ya para siempre lleno de maldiciones, amargura y desprecio. Y tú mismo sientes seguramente, en el fondo de tu alma, que es preferible escribirme a mí, que me hallo en la soledad de la vida carcelaria, que no publicar sin mi autorización cartas mías, o dedicarme poesías, también sin permiso ninguno. Y esto, aunque el mundo nada sepa de las frases afligidas o apasionadas, de los remordimientos de conciencia, o de la indiferencia que te place ostentar en respuesta o como justificación.

En esta carta que he de escribir acerca de tu vida y la mía, del pasado y del provenir, de unas dulzuras convertidas en amarguras, y de unas amarguras que quizá lleguen a convertirse en alegrías, habrá seguramente muchas cosas que han de herir, de hacer sangrar tu vanidad. si así fuese, reléela hasta que esta vanidad tuya quede muerta. Si encuentras en ella algo que creas te acusa injustamente, no olvides esto: que se deben agradecer aquellas culpas por las cuales uno puede ser injustamente acusado. Y si algún párrafo aislado te arras los ojos en lágrimas, llora cual lloramos aquí en la cárcel, en donde ni de día ni de noche se ahorran lagrimas



Parte del manuscrito orginal



Desde el principio de la carta, se puede observar el gran resentimiento y pesar que cae sobre Wilde, pero antes que recriminar a su amigo, se recrimina a si mismo por no haber escuchado a sus amigos incluso a la madre de Douglas cada que le decían que terminaría por dañarlo y que su amistad no le conllevaría nada bueno ya que aunado a la vanidad de Alfred, estaba la disputa entre el y su padre y al mismo tiempo el que nadie viera con buenos ojos la relación. Eso es lo que más se reprocha Wilde, no haberse alejado, no haber tenido el valor ni temple para seguir su vida con su esposa y sus hijos y dejarse arrastrar por su amigo que al final esa amistad fue su ruina


Realmente recomendable, experimentaran muchas sensaciones al leerla, asi que si desean, les dejo una liga donde podran leerla online

De profundis - Oscar Wilde







That's all folks

Pd. cumple el protocolo
0
0
0
1
0No comments yet