Check the new version here

Popular channels

De Rico a Pobre - De Pobre a Rico.

Esta mañana leyendo en internet encontré dos casos muy especiales:




El primero es una breve historia, la de Nelson Bunker Hunt (EE.UU),el magnate estadounidense que supo ser el hombre más rico del mundo por sus acciones en el petróleo, recorrió el planeta, ya que en tan solo un día, perdió toda su fortuna.


Nelson Bunker Hunt nació en 1926 en una familia numerosa en el estado de Arkansas, EE.UU y heredó de su miles de millones de dólares junto con la empresa petrolífera Placid Oil Co, cuyos activos se ampliaron con el descubrimiento de un nuevo yacimiento en Libia.

Además tenía propiedades en Australia, empresas azucareras, bancos, una colección de monedas antiguas, haciendas con ganado, caballos y hasta una cadena de pizzerías.

Su capital rondaba entre los 8.000 millones y 16.000 millones de dólares en los años 80, aunque ni el sabía cuanto dinero tenía. “No tengo la cifra en mi cabeza. Las personas que saben su valor, por lo general no valen tanto”, afirmó en una de entrevista.


Sus empresas en Libia fueron nacionalizadas por el coronel Muammar Gaddafi en 1969, en unos años se hizo con 200 millones de onzas de plata. Pero el día 27 de marzo de 1980, conocido como el ‘Jueves de la Plata’, se produjo una caída estrepitosa en el mercado del metal que le costó al magnate 1.000 millones de dólares. Además, los precios del petróleo y el azúcar empezaron a caer. El empresario tuvo que solicitar la protección de bancarrota.

Durante el último período de su vida, vivió con su esposa en una casa modesta en Dallas, Texas, dejando atrás los lujos de la riqueza. Terminó sus días en un geriátrico a causa del Alzheimer y falleció el martes, 21 de octubre, a los 88 años de edad, el que supo ser el hombre más rico del mundo.








La segunda historia es todo lo contrario, un joven que paso de ser muy pobre a un empresario millonario. La historia es un poco mas larga pero les puedo asegurar que vale la pena:


Estamos hablando de Luis Noboa Naranjo, quien nació en una ciudad muy pequeña llamada Ambato allá por el año 1916, Su padre fue un modesto odontologo y su madre una preocupada ama de casa y también tenia dos hermanos siendo él, el segundo. Para desgracia de la familia el padre quien era el sostén del hogar fallece cuando Luis tenia apenas 5 años, lo que los puso a todos en una situación muy complicada.

La madre de Luis en busca de oportunidades decidió mudarse con los niños a la que entonces era la ciudad mas importante del país llamada Guayaquil, llegando allí pudo conseguir trabajo en un hotel como empleada de limpieza. Consiguieron un lugar en muy malas condiciones para vivir, tan reducido era el espacio que todos tenían que dormir en una pequeña cama y en un ambiente totalmente precario.

La trabajadora mujer consiguió meter a sus hijos a la escuela para que se eduquen, pero muchas veces el dinero no les alcanzaba ni para comer. Luis y su hermano mayor en ocasiones convencían al pastelero del vecindario para que les fiara unos cuantos panes, los cuales eran la merienda de toda la familia. Luis y su hermano para pagar la deuda con el pastelero tenían que ahorrarse el dinero del transporte e ir caminado a la escuela casi todos los días.


Luis a los 8 años de edad ya tenia un pensar muy maduro y era distinto a los demás niños, pues él sabia que no se la podía pasar jugando, en vez de eso decidió los fines de semana buscar alguna forma de ganar dinero. Fue así que consiguió meterse al mundo del boxeo anunciando los Round en cada pelea, el primer dinero que le pagaron fue muy poco, pero para Luis significaba mucho. Ese mismo día corrió donde su madre y le entrego el dinero con lagrimas en los ojos, fue un momento muy emotivo para ambos.

Desde ese día Luis no paro de buscar nuevas formas de ganar dinero, lo primero que hizo fue, después de clases ir a la calle a lustrar botas con una pequeña caja de madera donde llevaba los materiales que había comprado con dinero de las peleas de Boxeo. A los 10 años de edad le ofrecieron vender periódicos y revistas, a lo cual Luis acepto. El pequeño se volvió un gran vendedor, se ubicaba en pleno centro de la ciudad, y lograba vender hasta 100 ejemplares por día.

En la revista empezaron a sentir todos un especial cariño por el pequeño Luis, considerándolo su vendedor estrella. Con las pequeñas comisiones que ganaba empezó a comprar utensilios para vender por su cuenta, como por ejemplo pasta, papel, cepillos, Etc.
Todo el dinero que lograba reunir se lo llevaba a su madre, ya por lo menos alcanzaba para comer algo decente.


Un día cuando Luis ya contaba con 12 años salio a la calle como de costumbre en las tardes a vender unos paños para pulir metales, cuando de camino observa un gran Banco al que decidió entrar porque le llamo la atención, casualmente se topa con un alto ejecutivo llamado Juan Xavier Marcos, quien era hijo del dueño del Banco. Entonces dirigiéndose al ostentoso caballero Luis le dice: "Reciba un cordial saludo caballero, vengo a venderle un tipo de paño especial para limpiar metales, pues he observado que en este edificio hay muchos metales y ninguno reluce", efectuada esta demostración al joven Marcos, este quedo impresionado con la fuerte personalidad del pequeño emprendedor, y con una gran sonrisa le ofreció trabajo como conserje.

El pequeño Luis le dijo que tenia que pensárselo, durante la noche en su casa lo pensó durante horas, y el problema era que la cantidad de dinero que le ofrecía el joven Marcos era menor de lo que él se podía ganar en sus trabajos en la calle. Finalmente decidió tomar el empleo como conserje del Banco, llegando a la conclusión de que la enseñanza que obtendría en ese ambiente le podria ser de gran valor.

Ese mismo año acabo los estudios primarios y le hizo saber a su madre que él ya no iba a estudiar más, pues necesitaba del tiempo para su nuevo empleo. En el banco todo le fue de maravilla, él era el encargado de llevar la correspondencia y muchas otras labores mas, ademas de que Juan X. Marcos siempre le brindaba consejos, y en ocasiones lo sentaba a Luis junto a él en la oficina y le explicaba como funcionaba aque negocio. El pequeño Luis quedaba fascinado con esas conversaciones, pues para él este mundo era lo suyo.

Luego de un año trabajando en el Banco, Luis le pidió un préstamo a Juan X. Marcos de s/. 3.000 Sucres (que era la moneda de ese entonces, equivalente mas o menos a $300 dolares actuales) diciendo que en tres meses tendría de vuelta el dinero con su respectivo interés. Llegado el día pago absolutamente todo tal y como lo prometió y pidió ahora uno de s/. 6.000 con las mismas condiciones, luego pidió uno de s/. 10.000 a lo cual Juan X. Marcos viendo que ya era una cantidad considerable para un niño de 13 años, le pregunto con una sonrisa ¿En que negocio somos socios?, luego descubrió que el pequeño pero astuto Luis se enteraba de los remates de la Aduana para aprovechar las ofertas y vender después al doble y hasta el triple del precio las mercancías adquiridas.


Trabajó hasta los 17 años con Juan Marcos y decidió marcharse, pero se volverían a encontrar mas adelante. Decidió poner su propio negocio, pues era lo que siempre había soñado, y había reunido el dinero suficiente. Monto una casa de cambio en la cual no le iba nada mal gracias al trabajo duro de 16 horas diarias, entonces a los 19 años también incursiono en la exportación de arroz por medio de su pequeña empresa, a pesar de que la exportación de arroz era un negocio que aun no se explotaba de manera adecuada en el país, debido a que la guerra había empezado y el transporte representaba un riesgo.


A pesar de ello, a los 25 años se asocio con Juan X. Marcos para meterse a la exportación de arroz en grande, ese año logro exportar 110 mil quintales de arroz con lo que ganó su primer millón de Sucres. Rápidamente se volvió el mayor exportador de arroz.

Un año después sin dejar de exportar arroz, ingreso a la empresa Standard Fruit Company una de las grandes exportadoras de banano. A los 40 años una vez aprendido todo sobre el negocio del banano, decidió exportar banano por su cuenta y adquirió una concesión de la marca Quacker Oats y luego también adquirió molinos Poultier, creando ese mismo año su gran empresa y futuro imperio, la Industrial Molinera y Exportadora Bananera Noboa.

Sin embargo, no dejo de tener alianza con la Standard Fruit Company, transportando en ocasiones su banano en la que mas adelante seria su gran flota de buques. Así este humilde hombre se convirtió en el Rey del banano y acumuló la fortuna más grande del Ecuador, que es un país relativamente pequeño, donde nunca antes alguien había creado tan grande imperio y mucho menos desde cero. De esta manera Luis Noboa Naranjo fue el primer y único hombre hasta la fecha en Ecuador, en ser nombrado en la prestigiosa revista Forbes como el hombre mas rico del Ecuador con una fortuna de $1.200 millones de dolares, suma bastante considerable para la fecha.


Finalmente Luis Noboa muere en la ciudad de New York en 1994 a la edad de 78 años, debido a una insuficiencia cardíaca. Definitivamente Luis fue un gran emprendedor y líder que supo forjar su destino a pesar de las circunstancias adversas que le puso la vida en frente.






ESPERO QUE ESTAS DOS HISTORIAS LES HAYAN GUSTADO. UN GRAN SALUDO A TODOS
0
0
0
0No comments yet