Info

Demostrado: el Ébola SI puede transmitirse por el aire



En este artículo no pretendemos alarmar a nadie ni contribuir a la difusión de propaganda interesada y alarmista al respecto del actual brote de ébola.

Pero sí hay algunos aspectos inquietantes que debemos conocer y que nos están siendo ocultados sobre el ébola.

Y es que, aunque las autoridades quieren transmitir una sensación de absoluto control de la situación, los casos de infectados por el brote vienen aumentando desde hace unas semanas, y especialmente, desde que se produjo el primer caso de infección en Nigeria (como dijimos en un anterior artículo, ese fue el punto de inflexión “narrativo”).



Una de las ideas que tratan de transmitirnos por todas las vías las autoridades y los medios de comunicación es que el Ébola no puede transmitirse por vía aérea y que solo se transmite por contacto directo con los fluidos corporales de los infectados.

Bien, pues esto podría ser falso.


A continuación ponemos un extracto de un artículo publicado en naturalnews.com:

Lo que al público no se le está diciendo, es que el Ébola puede transmitirse por vía aérea mediante micro gotas de fluido infectado del paciente suspendidas en el aire, como por ejemplo, las que se producen cuando una persona infectada tose o estornuda, y que incluso pueden transmitirse cuando una persona suda través de la ropa y el sudor toca en muebles o sobre la manija de una puerta.

Otra prueba de la potencial transmisión aérea del Ebola se esbozó en un estudio del año 2012 publicado en la prestigiosa revista Nature.




Los investigadores descubrieron que el ébola se había transferido de una jaula de cerdos a una jaula de monos macacos, sin contacto directo.




Aunque no se determinó el modo exacto de la transferencia del virus, los científicos creen que se podría haber transmitido por el aire a través de vapor de fluido contaminado o a través de micro-gotas expelidas por alguno de los animales infectados.

De hecho, un artículo de la BBC del año 2012 titulado “Crece la preocupación sobre la posible transmisión aérea del Ébola” dice lo siguiente:

“Científicos canadienses han demostrado que la forma más mortal del virus ébola podría transmitirse por el aire entre las especies.

En los experimentos, se demostró que el virus se transmite de los cerdos a los monos sin ningún contacto directo entre ellos.




En sus experimentos, los cerdos portadores del virus fueron alojados en corrales, con los monos en estrecha proximidad, pero separados por una barrera de alambre.

Después de ocho días, algunos de los macacos mostraron signos clínicos típicos de ébola y se les aplicó la eutanasia”


Peró las cosas son aún peores. Resulta que el virus del Ébola se ha mostrado como un gran superviviente cuando se encuentra fuera del huésped.




Al menos esto es lo que dice la Agencia de Salud Pública de Canadá:

“SUPERVIVENCIA FUERA DEL HUESPED: El virus puede sobrevivir en material líquido o seco durante varios días. La infectividad se muestra estable a temperatura ambiente o a 4º C durante varios días, y indefinidamente estable a -70º C. La infectividad puede ser preservada por liofilización


Y es que hay algunos aspectos contradictorios en el mensaje que nos están ofreciendo las autoridades.

Los medios de comunicación no paran de repetirnos que es difícil infectarse de Ébola, sin embargo, el número de médicos y enfermeras infectados va en aumento, a pesar de que en muchos casos han tratado de seguir los protocolos necesarios para evitar la infección, aunque sea de forma precaria en el caso de África.



Además, el Ébola está clasificado como “amenaza biológica de nivel 4″ (level-4 Biohazard) y es por esa razón que los médicos y enfermeras deben protegerse con trajes aislantes cuando tratan a los infectados y éstos deben estar ingresados en instalaciones aisladas y preparadas para tal nivel de amenaza biológica.



Algo contradictorio si nos repiten, una y otra vez, que la enfermedad no se transmite con facilidad y que solo se transmite por contacto directo con los fluidos corporales…

Para complementar los datos expuestos anteriormente, os ponemos dos gráficos de lo más llamativos sobre la evolución del brote, en el que se nos muestra, claramente, que el número de muertos y afectados está aumentando EXPONENCIALMENTE:

Número de casos de infección por ébola reportados desde el 25 de marzo de 2014:



Número de fallecidos por ébola reportados desde el 25 de marzo de 2014:



Todo esto es realmente extraño.

Por un lado, parece que tratan de meter miedo a la población, con una exagerada campaña de propaganda mediática, pero por el otro, acallan información relevante sobre el virus con el fin de evitar el pánico generalizado.

Si realmente el virus pudiera transmitirse por vía aérea, aunque sea de forma muy limitada y precaria, como revelan algunos de los estudios científicos expuestos en el artículo, las autoridades en estos momentos estarían ayudando a su difusión de forma “involuntaria”, y los medios de comunicación estarían ayudando también, con sus mensajes erróneos, a la propagación de la epidemia por todo el planeta.



Una propagación necesaria si quiere realizarse un gran negocio…

Si la situación empeora, ¿nos dirán dentro de unos días o semanas que “acaban de descubrir” que el ébola sí se puede transmitir por vía aérea en determinadas circunstancias? ¿Acabaremos circulando todos con la mascarilla puesta por las calles?



Esperemos que esto no sea así y que las conclusiones a las que llegan dichos estudios, sean, además, erróneas, y que el virus no se transmita por vía aérea.

Además, queremos dejar claro que todo lo expuesto en el artículo, son informaciones extraídas de varias fuentes, especificadas más abajo, y que no tienen porqué ser verdad al 100%.

No queremos crear alarmismo gratuito.

Pero tampoco queremos que nos tomen el pelo y por eso ponemos estas informaciones.

Que cada uno piense por sí mismo, busque sus propios datos y saque sus propias conclusiones…

en los próximas días, las “autoridades” determinarán si la epidemia pasa a ser un tema central para la opinión pública, inundando los medios de comunicación y afectando en gran medida el normal transcurrir de nuestras vidas o si, por el contrario, deciden convertirla en un tema secundario que se vaya apagando paulatinamente, hasta que la opinión pública lo haya olvidado completamente en unos meses.

Atentos, pues, a la evolución de los acontecimientos…