Check the new version here

Popular channels

Denuncian que faenaban perros para comérselos(actualizado)

En Mendoza

Un matrimonio fue detenido en Las Heras, acusados de maltratar a los animales. Asociaciones protectoras difundieron el caso, con sus impactantes imágenes, en Facebook,



Una pareja fue detenida acusada de maltratar animales en Las Heras (Gran Mendoza). Incluso algunos vecinos y asociaciones protectoras denunciaron a través de las redes sociales que faenaban perros para comérselos, aunque esa versión no fue confirmada por las autoridades judiciales.

El hombre de 40 años y su mujer de 20 están aprehendidos en la Comisaría 36. Viven en extrema pobreza, una precaria carpa en un lote usurpado de la calle Eva Perón, a pocos metros del hospital departamental. Tienen un hijo de un año y medio, que ahora quedó a disposición de un organismo estatal.

Graciela es la vecina que denunció a través de Facebook el maltrato a animales por parte de la pareja. Ingresó al asentamiento y tomó fotos de perros colgados de árboles, que rápidamente se viralizaron. "Me metí a escondidas y estaban los perros colgados. Lo subí a Facebook y empecé a buscar organizaciones protectoras. Hoy me contactaron con un comisario y realicé la denuncia", contó la mujer. "Los animales estaban siendo sacrificados en el medio de la finca que nadie puede ver por las calles", agregó.

Cuando llegaron los policías encontraron varias fosas con animales muertos, en estado de descomposición, y otros colgados de un árbol. "Sospechamos que puede haber más enterrados. Vamos a hacer los rastrillajes con Policía Rural", comentaron fuentes de la fiscalía.

Una de las hipótesis que se manejó en un primer momento fue que la pareja faenaba animales para comer. Pero el fiscal a cargo de la causa, Fernando Giunta indicó que "al ver el estado de los animales, no se ve que hayan servido de alimento para las personas".

Mónica, otra vecina, aseguró que varias personas llevaban alimentos para la familia y los animales. "Nunca pensamos que estaba sucediendo esto. Es más la señora que vive acá siempre andaba con perros, pero de un momento a otro comenzamos a ver que no había tantos perros como al principio", comentó.


Así se inició la investigación de los perros colgados en Mendoza

Detuvieron a una pareja en una misérrima morada. Desmintieron la versión de que comían a los canes y se habla de un ritual.



Daniel sale en su bicicleta a andar por el barrio. Pedalea tal vez fantaseando con que es un competidor de cross. Uno de los callejones del predio del complejo Dinosaurio, en Las Heras, es la pista perfecta para tomar carrera. Sin embargo, una imagen corrompe el juego. En una hilera de olivos, dos perros, cachorros de pocos meses, muertos desde hace un tiempo, penden de unas sogas. Uno está casi sentado, sin apoyar las patas delanteras. El otro, a 50 metros del primero, cuelga a un metro del piso con la boca abierta denunciando la asfixia que le produjo la muerte.

“Vino corriendo y me contó llorando lo que había visto. Fui, saqué fotos, las subí a Facebook y convoqué a protectoras para que me ayudaran”, relató Graciela (40), una proteccionista independiente de la zona que recibió el alerta del chico, cuyo nombre se resguarda por cuestiones legales.

Indicios
La mujer consiguió, por primera vez en mucho tiempo, que las autoridades le prestaran atención. Es que las fotos ofrecían un claro indicio de una violación a la Ley Sarmiento, que sanciona la crueldad animal.

En una casilla con nailon como paredes y chapas como techo, ubicada a la vera de la calle Eva Duarte de Perón, a unos mil metros al norte de la coqueta torre Parque Milénica y a unos 500 metros al este del hospital Carrillo, una pareja joven y un pequeño de un año y medio miraban impávidos el despliegue policial.

Junto con el fiscal Fernando Giunta y el ayudante fiscal Agustín Quiroga, de la Oficina Fiscal Nº6 de Las Heras, llegó personal de Investigaciones. Fue la propia Graciela quien los guió hasta los cuerpos de los animales. Con la correspondiente orden, se allanó el lugar y se detuvo a los adultos sin resistencia alguna, mientras que el chico sería puesto después bajo custodia del Órgano Administrativo Local (OAL) para tutelar sus derechos.

Rastrillaje
En el lugar, los policías encontraron, además, el cuerpo de otro can, al parecer una hembra dogo que habría muerto de inanición y deshidratación atada a una cadena.

Metros más allá, unas bolsas de plástico destilaban un olor pestilente que presagiaba más cadáveres, con lo cual el fiscal Giunta consideró pertinente convocar a la Policía Rural para realizar un rastrillaje más exhaustivo.
En la puerta, mientras tanto, más y más proteccionistas se autoconvocaban, sumadas a vecinos y curiosos que aportaban “datos” a la escena.

El rumor más fuerte que se corría era que en ese lugar se mataba a los animales para luego comerlos, versión que fue desmentida por el fiscal Giunta.

El magistrado aseguró: “No hemos encontrado ningún elemento que avale esta teoría. Además, los cuerpos están en un estado de descomposición tal que no evidencian ninguna maniobra de faena”.

Otra de las pistas que investiga la Justicia es la posibilidad de que la matanza forme parte de un ritual de alguna práctica religiosa, según han indicado algunos vecinos.

La pista umbanda: suelen recurrir al sacrificio de animales basura y suciedad
Un pequeño cantero con plantas, unas flores de plástico, una figura de cerámica de unos 25 centímetros de alto y restos de una fogata llamaron la atención del fiscal que investiga el caso de los perros que aparecieron muertos y colgados en una propiedad de Las Heras.

Teniendo en cuenta el contexto de basura y suciedad de la casilla ubicada a la vera de la calle Eva Perón, en Las Heras, donde la policía detuvo ayer a una pareja acusada de maltrato animal, ese cantero se veía demasiado cuidado. El fiscal ordenó retirar la figura para su evaluación. Según vecinos, por las noches se quemaban cosas y eso puso a rodar la pista umbanda, que suele recurrir al sacrificio de animales.

Los detenidos y su pequeño hijo vivían en la miseria absoluta
Una de las cosas que más llamó la atención de los periodistas que ayer estuvieron en la “casa de los perros colgados” fue el estado de pobreza alarmante en la que vivían los moradores, muy cerca del hospital Carrillo.





Dos de los animalitos estaban colgados con bolsas de nylon sobre olivos, mientras que el restante se encontraba tirado en medio del descampado, todos en avanzado estado de descomposición. La escena fue descubierta ayer por una vecina, quien realizó una denuncia para que la Justicia pudiese intervenir.
Además de los cadáveres de los perros, se encontraron conejos, gallinas y cuyes vivos, que se fueron retirados por personal de la Policía Rural, y cinco cachorritos de menos de un mes, que la Sociedad Protectora de Animales se encargará de cuidar.

Es indignante ver como pasa esto mi opinion seria que los encierren por ese abuso de estos pobres animales que no hacen mal
0No comments yet