About Taringa!

Popular channels

Descubre la belleza de Linux Deepin


Linux siempre ha arrastrado fama de ser un sistema feo y rudimentario. La escasa implicación de los diseñadores en un mundo dominado por programadores ha hecho que este sistema operativo siempre le hayan llovido las críticas por su aspecto. Pese a todo, siempre hay por ahí esfuerzos comunitarios que ofrecen ideas bastante buenas y algunas hasta consiguen tener cierta notoriedad.

Hoy os presentamos Linux Deepin, una distribución de origen chino y clon más de las decenas que hay de Ubuntu en el mundo de Linux. Sin embargo y al igual que Elementary, intenta ofrecer cierta personalidad propia a través de la interfaz gráfica, Deepin Desktop, que toma prestados elementos de GNOME Shell, OS X y Windows 8, con un aspecto bello y muy atractivo que entra por los ojos.


Aparte de su gran atractivo visual, Linux Deepin intenta ser una distribución amigable con el usuario, tanto, que en este aspecto es muy similar a la distribución más famosa basada en Ubuntu, Linux Mint, trayendo por defecto una gran cantidad de software privativo preinstalado, con aplicaciones como Skype o Google Chrome (que está como navegador por defecto), así como muchos de codecs privativos para que el usuario pueda disfrutar de una experiencia multimedia plena desde el primer inicio.

Ahora vamos a detallar algunos aspectos de este bello sistema operativo.
Instalación

La instalación de Linux Depin es bastante sencilla y desatendida, muy al estilo de Ubuntu, aunque aquí el proceso se ve más limpio.

En primer lugar y después de configurar el idioma para la sesión live, el instalador pide de forma sencilla y explícita la configuración del usuario, así como del teclado y la hora. Cabe destacar que Linux Deepin no configura el horario y el teclado a través de forma automática, cosa que si hacen otras distribuciones como su propia “madre”, Ubuntu, así que tocará configurarlo todo manualmente.


Después de configurar los parámetros elementales del sistema toca configurar las unidades de disco. Linux Deepin ofrece un sistema automatizado de particionado de disco para personas que no tienen conocimiento técnicos, aunque también ofrece opciones para personas más experimentadas.

Primeros pasos

El inicio de sesión es sencillamente espectacular, con una imagen animada de fondo, lo que le da mucha más vida y vistosidad al sistema, dejando en evidencia que a nivel de diseño Deepin está mucho mejor resuelta que otras distribuciones Linux.


Luego la pantalla de inicio del escritorio recuerda mucho a OS X, sistema operativo del que se inspira de forma totalmente descarada, sobre todo si observamos el dock de la parte inferior, aunque el sistema que nos ocupa tiene un tema de iconos propio.

En Deepin hay dos elementos que son básicos para manejar el sistema operativo. El primero es el lanzador (Descubre la belleza de Linux Deepin), a través del cual se pueden buscar y ejecutar las aplicaciones instaladas, ya sea escribiendo su nombre o bien buscando a través de las categorías en la parte izquierda, a la que se accede después de pulsar un botón en la parte superior izquierda.

En este aspecto Linux Deepin recuerda y mucho a la interfaz gráfica GNOME Shell, utilizada por defecto en la distribución Fedora, y para los que conocen bien el mundo de Linux es importante mencionar que utiliza Compiz como gestor de ventanas.


El segundo aspecto a tener en cuenta en Linux Deepin es la configuración del sistema (Descubre la belleza de Linux Deepin). Cuando se pulsa el botón el sistema muestra un panel en la parte derecha de la pantalla, a través del cual podremos apagar el ordenador.


Este aspecto es innegable que está inspirado en Windows 8. Desde aquí se puede apagar el ordenador y configurar el sistema, y es que los desarrolladores de Linux Deepin han ido mucho más allá del simple hecho de cambiar la paleta de colores y hacer una operación de maquillaje.

Tenerlo todo recogido en la parte derecha deja una interfaz muy limpia para usar, aparte de que luce francamente bien, con una combinación de colores muy acertada.


Aplicaciones básicas

Como aplicaciones básicas cuenta con una tienda de aplicaciones, un centro de juegos, un reproductor de audio, un reproductor de vídeo y el administrador de ficheros, tan básico en cualquier sistema operativo con interfaz gráfica.
Tienda de aplicaciones

La tienda de aplicaciones es bastante simple en Linux Deepin, se puede localizar las aplicaciones navegando entre las distintas categorías o bien se puede escribir directamente su nombre en caso de conocerlo.

Una vez localizado lo que interesa hay que pulsar sobre el botón que apunta hacia abajo en la fila correspondiente a la aplicación.


Centro de juegos

El centro de juegos es una parte bastante curiosa del sistema, ya que ofrece una serie de juegos sencillos en Flash a los que se puede acceder solo haciendo un clic sobre ellos, y no da para más que echar un rato, así que no hay que ilusionarse con encontrar algún juego AAA de Steam ahí. En él se puede encontrar de todo, desde algún juego gamberro hasta clones de clásicos de los videojuegos como Street Fighter II.


Lo malo es que todo está en chino en el centro de juegos (aunque al jugar luego muchos estén en inglés), lo que dificulta la localización y búsqueda de estos.
Reproductores de audio y vídeo

Los reproductores de audio y vídeo de Linux Deepin resultan sencillos y agradables a la vista, siguiendo la filosofía de este sistema operativo.

Como ya comentamos, este sistema operativo viene con todo lo necesario para ofrecer una experiencia multimedia plena, ya que trae preinstalado los codecs necesarios para reproducir formatos como MP3 y MP4.


Explorador de ficheros


El explorador de archivos de Deepin resulta bastante sencillo, con tan solo dos botones con funciones relevantes. Uno es el que está en la parte superior izquierda (Descubre la belleza de Linux Deepin), que contiene las opciones del explorador de archivos (ventanas, pestañas, copiar, cortar, pegar, etc), mientras que el otro, situado en la parte superior derecha (Descubre la belleza de Linux Deepin), tiene las opciones de visualización (ordenar ficheros, zoom y ficheros ocultos).

El explorador también tiene otros dos botones en la parte superior derecha que corresponde a la vista en modo de iconos y a la vista en forma de lista.
Inconvenientes

No todo iba a ser de color rosa para Linux Deepin. La distribución china, como cualquier otra creación humana, arrastra de ciertos defectos que vamos a mencionar a continuación:

Los repositorios son bastante lentos, así que la primera actualización del sistema, que suele ser un proceso largo por la gran cantidad de programas y aplicaciones que se actualizan, puede llegar a tardar bastante hasta terminar.
Tiene problemas para reconocer ciertos touchpads de los portátiles, así que conviene conectar un ratón a la hora de instalarlo en esos dispositivos.
Es una distribución un tanto exigente a nivel de gráficos, así que puede dar algunos pequeños errores si vuestra placa de vídeo es algo antigua. Sobre una Mobility Radeon HD2600 a veces le costaba un poco refrescar, pero nada importante que afecte a la experiencia de usuario.
En la última versión, la 2014, no muestra la portada en la tienda de aplicaciones, siendo esto un bug.

Conclusión

Deepin es una demostración de que Linux también puede ser atractivo si la gente que está detrás se lo proponen.

Estamos ante una distribución que tiene un propósito bien claro, llegar al usuario final con una propuesta atractiva a la vista y sencilla de usar, tomando como inspiración distintos sistemas operativos que hemos ido mencionando a lo largo del reportaje. Sin embargo también tiene algunos errores propios de estas distribuciones pequeñas, que no tienen medios para dejar sus sistemas tan refinados como los gigantes de Ubuntu u openSUSE.

Para terminar, cabe mencionar el cada vez mayor peso de China en el mundo de Linux, porque aparte de esta espectacular distribución son poseedores de la supercomputadora más rápida del mundo, que funciona con otro derivado de Ubuntu de origen chino, Kylin Linux.
0No comments yet
      GIF