Canales populares

Desde los 12 años que le gusta la fiesta (+ fotos)

El primer tatuaje que se hizo, de los cuatro que lleva en su cuerpo, es el que se ve en la foto: su nombre con una rúbrica y los labios de una mujer...



¿Por qué los labios?

Porque mis besos no se olvidan fácilmente. Al menos eso percibo que sienten los hombres. Nací así, que le voy a hacer.



¿Te animas a contarnos la técnica que utilizas?

No hay una técnica. Me salen de adentro, no es algo preparado.



¿Cómo son?

Dulces, cariñosos.



Dejemos los besos y pasemos a lo laboral. ¿Desde cuándo bailas?

Soy bolichera desde chiquita. A los 12 o 13 años empecé a ir a bailar. Hasta que un día, hace cinco meses, se me acercó Pedro Bertolotti y me dijo que quería representarme. Le respondí que sí y desde entonces bailo en la tarima de distintos boliches.



¿Por qué no te decidiste antes?

Porque nadie me lo proponía, pero me anoté en cuánto concurso de colas, de belleza o de baile me enteraba que se iba a realizar. Sumale a eso que era menor y que tenía un novio muy celoso, que no me dejaba trabajar.

¿Ahora a qué apuntas?

Me gustaría ser vedette o actriz, trabajar en teatro. Y seguir con las gráficas.

¿Te gustaría parecerte a alguien?

No. Tengo una personalidad propia, no me quiero parecer a nadie.

¿Tenés novio?

Salí de los 12 a los 18 con un chico, llegué a comprometerme con él. Después estuve seis meses con otro. Soy muy estricta, quiero que todo sea perfecto, y cuando algo falla no me dan ganas de seguir. Con esto no quiero echar culpas. Una relación empieza y termina de a dos. Todo es compartido, virtudes y defectos.

Una fantasía...

Hacer el amor con alguien de quien esté enamorada realmente, en un lugar que me deslumbre. No importa si es en el mar, en la montaña o en un campo; sólo que me deslumbre.
0No hay comentarios